Tres estadounidenses podrían estar entre las víctimas de narcofosas en México

Univision.com y Agencias | Apr 16, 2011 | 12:02 PM

Viajaban en autobús

MÉXICO - Al menos tres ciudadanos estadounidenses desaparecidos podrían estar entre los 145 cadáveres encontrados este mes en el pueblo mexicano de San Fernando, Tamaulipas (noreste), informó el sábado una autoridad consular.
Este domingo, el periodista Jorge Ramos tendrá en Al Punto un amplio reportaje sobre las narcofosas en Tamaulipas, que tienen conmocionado a México.
"Tenemos un millón de ciudadanos en este país y se han dado algunos reportes de desaparecidos en algunos estados" pero en "el caso de San Fernando estamos buscando únicamente a tres personas", afirmó el cónsul estadounidense en la fronteriza Matamoros, Tamaulipas, Michael Barkin, al diario El Universal.
Este consulado había informado hasta ahora de la búsqueda de un estadounidense, que fue secuestrado por un comando armado en las últimas semanas junto al resto de pasajeros de sexo masculino de un autobús que circulaba por Tamaulipas.
Familiares de otros dos estadounidenses denunciaron su desaparición en similares circunstancias, uno de ellos cuando viajaba en autobús por la carretera que une San Fernando y Matamoros y el otro por la que enlaza a San Fernando y la también fronteriza Reynosa (Tamaulipas), detalló Barkin.
"Tenemos información de que fueron obligados a bajar (del autobús) y no se sabe nada más de ellos", afirmó el funcionario al diario.
Cayó presunto responsable
La versión digital de El Universal informó de la detención de Omar Martín Estrada Luna "El Kilo" o "Comandante Kilo", presunto autor de la masacre en Tamaulipas, y junto a él habrían sido capturados otros cinco miembros del cártel de "Los Zetas".
De estos cinco hombres, las autoridades no brindaron mayores detalles.
Alertaron de riesgos de Tamaulipas
El consulado en Matamoros recomendó la semana pasada a los estadounidenses tomar en cuenta los riesgos de viajar por carretera en Tamaulipas.
Autoridades mexicanas continúan los trabajos de identificación de los 145 cadáveres encontrados desde el primero de abril en fosas clandestinas en San Fernando, a 160 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, y hasta el momento únicamente se ha localizado a una víctima extranjera originaria de Guatemala.
Autoridades mexicanas creen que entre los fallecidos se encuentran emigrantes que iban camino de Estados Unidos y que fueron secuestrados en autobuses por el cártel narcotraficante de Los Zetas.
Tres más fueron arraigados
En tanto, un juez federal autorizó someter a prisión preventiva a tres personas más involucradas en las fosas clandestinas en el estado norteño de Tamaulipas en un hecho descrito por el presidente Felipe Calderón como de una "barbarie extrema".
La Procuraduría General de la República informó que los tres hombres permanecerán al menos 40 días en prisión preventiva mientras se amplían las investigaciones por su probable responsabilidad de los delitos de secuestro, homicidio y crimen organizado.
Los tres son parte de las 17 presuntos miembros del cartel de las drogas de Los Zetas detenidos hasta ahora por los homicidios de las personas que se cree eran pasajeros de autobuses que fueron plagiados y luego asesinados. Los otros 14 arrestados ya estaban sometidos a prisión preventiva.
Ofrecieron recompensas
La PGR publicó el viernes en el Diario Oficial el ofrecimiento de hasta 15 millones de pesos (unos $1.2 millones) a quien dé información que permita la captura de otros cuatro presuntos miembros de Los Zetas vinculados con los crímenes.
La procuradora Marisela Morales ya había adelantado esta semana las recompensas.
Autoridades continúan la búsqueda de más cuerpos en San Fernando, la municipalidad de Tamaulipas donde se han encontrado hasta ahora 26 fosas con al menos 145 cadáveres.
La Procuraduría de Justicia de Tamaulipas informó el jueves que 23 de las víctimas habrían sido asesinadas al menos un mes antes de que se iniciaran los secuestros de pasajeros en las inmediaciones de San Fernando.
Las autoridades también han detenido a 16 policías municipales por presuntamente encubrir a los miembros de Los Zetas.
Guatemala, El Salvador y Honduras, preocupados
El subsecretario para América Latina de la cancillería, Rubén Beltrán, informó el viernes que se realizó una reunión con embajadores de Centroamérica para informales sobre el caso. Dijo que en particular Guatemala, El Salvador y Honduras han expresado su preocupación.
Entre las víctimas sólo se ha identificado hasta ahora sólo a un guatemalteco, quien llevaba consigo un acta de nacimiento.
San Fernando, cerca de la frontera con Texas, fue escenario en agosto de 2010 de una masacre de 72 migrantes que también ha sido atribuida a Los Zetas.
Presidente manifestó consternación
El presidente Felipe Calderón dijo que los homicidios en San Fernando han "enlutado" a México y aseguró que su gobierno capturará hasta el último de los responsables.
"Estos asesinatos son actos de barbarie extrema que nos muestran la bajeza, la crueldad que han alcanzado estos criminales, con tal de sacar ganancias a costa de las personas honestas", dijo el mandatario durante una reunión con transportistas.
Dijo que ha dado instrucciones para aumentar la presencia de fuerzas federales en Tamaulipas y en general en el noreste del país que ha visto un repunte de la violencia del narcotráfico en los últimos meses.
Las maletas llegaron; no así los pasajeros
La mañana de 25 de marzo, 12 pasajeros procedentes de Morelia, Michoacán, jamás llegaron a Reynosa Tamaulipas, su destino, a pesar de viajar en un bus de la línea Ómnibus de México, aunque sus maletas sí hayan llegado.
La historia, relatada por la versión digital de El Universal, cuenta que las víctimas fueron obligadas a bajar del bus justo en la entrada de San Fernando, Tamaulipas, de acuerdo al testimonio del conductor del vehículo.
Entre las víctimas, se hallaban Reyna y Misael, una pareja de tres días de casados, de 25 y 24 años y que se dirigía a Houston en compañía de algunos familiares.
Miguel Angel de 19 años y hermano de Reyna, Augusto de 22 años y primo de Misael, así como Pedro y Humberto, amigos de la pareja de 20 años, tampoco llegaron nunca a su destino.
“El chofer nos dijo que eran como las siete de la mañana cuando le tocó pasar por la oficina de San Fernando, cosa que nos relató, no quería. Y que cuando iba entrando a ese pueblo unas camionetas frises le cerraron al paso y bajaron a todos”, citó el medio a Jesús, padrastro de Augusto y tío de Misael.
En El Limón de Papatzindán, la comunidad de donde los jóvenes son originarios, los familiares reclaman respuestas sobre el destino de las víctimas y que las autoridades los acompañen en el proceso.
En la última semana también han sido localizados varios cuerpos en fosas clandestinas en Sinaloa y Sonora, estados del noroeste de México, al otro extremo de Tamaulipas y sin relación con los hechos de San Fernando.
En Durango se encontraron 10 cuerpos completos, tres sin cabeza y cuatro cráneos, en Sinaloa 13 cadáveres y en Sonora cuatro más.
©Univision.com y Agencias
Comentarios