Maryland aguarda promulgación del Dream Act

Univision.com* | Apr 15, 2011 | 1:30 PM

Activistas no pierden las esperanzas en la reforma migratoria

La aprobación de una ley que otorga beneficios a cientos de estudiantes indocumentados en Maryland despertó sueños, pero mantuvo intactas las preocupaciones sobre la posibilidad de ser detenidos y deportados de Estados Unidos por no tener papeles de estadía legal.
“Estamos felices porque la Asamblea aprobó una ley que permitirá a estudiantes indocumentados pagar cuotas como cualquier otro alumno que reside en el estado”, dijo Kimberley Propiack, directora de comunicaciones de Casa Maryland. “No sabemos cuándo la firmará el gobernador, tal vez el 25 de abril. Todavía hay muchas inquietudes y estamos claros que no soluciona el problema de la estadía legal en Estados Unidos”.
El Dream Act de Maryland fue aprobado por la Cámara el 11 de abril por 74 votos a favor y 65 en contra. El Senado había aprobado previamente una versión similar.
“Falta la firma del gobernador (Martin) O'Malley”, dijo Propiak. “Una de las fechas probables es el 25 de abril. Su oficina pautó cuatro fechas para promulgar leyes. Esa es la más próxima y todo indica que lo hará en esa ocasión”.
Los demócratas han reiterado que la ley SB 167 abre una oportunidad para las personas que han estado en Maryland durante años y han pagado impuestos al estado. "Ls da una oportunidad para convertirse en integrantes productivos de nuestra sociedad y creo que eso es lo que todos queremos", dijo el día de de la votación la congresista Aisha Braveboy. "Existen posibilidades ilimitadas en el futuro y me gustaría que todos los chicos las tuvieran".
Cientos de llamadas
Tras la aprobación de la SB 167 la planta telefónica de Casa Maryland no para de funcionar. “Estamos recibiendo muchas llamadas de jóvenes agradecidos que expresan su felicidad por medida, y luego preguntan cuáles son los requisitos”, detalló Propiak.
Mientras una comisión armoniza detalles entre ambas versiones y dejar lista la ley para la firma de O'Malley, los republicanos consideran que el Dream Act de Maryland recompensará un acto ilegal a costillas de los contribuyentes, además de que llenará las instituciones de educación superior que bien podrían estar ocupadas por los ciudadanos estadounidenses que no pueden encontrar empleos con el estado actual de la economía.
"No me parece que ningún estadounidense debería competir con alguien que se encuentra ilegalmente en el país por un empleo, y no creo que deberíamos ofrecer un atractivo a nadie para que venga ilegalmente, pero eso es exactamente lo que estamos haciendo", dijo el delegado republicano Herb McMillan a The Associated Press.
Los beneficiarios del SB 167 deberán completar dos años de educación en una escuela técnica y mostrar que sus padres pagaron impuestos estatales a los ingresos durante los tres años anteriores a su inscripción en una escuela.
Estadía sin papeles
Pero la alegría en Maryland no es plena. Los cientos de estudiantes indocumentados que se favorecerán podrán pagar las mismas tarifas que el resto de residentes permanentes en el estado, pero seguirán siendo indocumentados expuestos a ser arrestados y deportados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).
“La SB 167 no soluciona el problema de estadía”, dijo Propiak. “Pero por lo menos ayuda. Mientras tanto, nosotros seguimos batallando en Washington DC para que el Congreso debata y apruebe una reforma migratoria comprensiva que incluya el Dream Act y permita que miles de estudiantes legalicen sus permanencias”.
El pasado 18 de diciembre el Senado debatió si éxito una propuesta presentada por un grupo de legisladores demócratas encabezados por líder de la mayoría Harry Reid (Nevada). Una semana antes la Cámara había aprobado una versión modificada que hubiese permitido la legalización de 850 mil estudiantes.
Propiak dijo que pese a la derrota, las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes no se rinden y que seguirán trabajando juntos hasta que el Congreso “escuche y decida votar a favor de un cambio favorable a las leyes de inmigración”.
La versión nacional
La última versión del Dream Act, aprobada por la Cámara de Representantes el 9 de diciembre pero rechazada el día 18 del mismo mes por el Senado, creaba el estado de no-inmigrante condicional durante 10 años para estudiantes que ingresaron a Estados Unidos siendo niños, seguido de tres años de residencia legal permanente antes de la aplicación para la naturalización.
Los beneficiarios, además, iban a recibir una autorización de empleo y un permiso de viaje para salidas y reingresos a Estados Unidos sin afectar el trámite de la residencia temporal.
Los inmigrantes también iban a poder inscribirse en una universidad como estudiantes no extranjeros y pagar las mismas cuotas que un alumno residente o ciudadano.
Advertía que los inmigrantes acusados de fraude electoral, fraude de matrimonio, si padece un mal que sea un riesgo para la salud pública, si constituía un riesgo de convertirse en carga pública, o si abusó de su visa de estudiante, cometió poligamia o evadió impuestos, no calificaría para regularizar su estado de permanencia en Estados Unidos.
Edad máxima
El tope máximo de edad para calificar era de 30 años y los candidatos, primero a la residencia temporal, deberían presentar datos biométricos de identidad, someterse a una verificación de antecedentes y un examen médico.
Por razones de seguridad nacional, los datos de identificación de los postulantes no serían confidenciales y los candidatos, además de estar registrados en el Servicio Selectivo, tendrían un año de plazo para postular una vez entrara en vigor la ley.
Los jóvenes beneficiarios del Dream Act “son líderes en sus comunidades, involucrados en sus escuelas, atletas destacados, y artistas, muchas veces graduándose con honores”, dijo el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la principal organización hispana de Estados Unidos.
“No hemos abandonado la batalla para lograr que el proyecto finalmente sea aprobado en Washington”, concluyó Propiak.
©Univision.com*
Commentarios