Se abre paso plan antiinmigrante en Florida

Univision.com* | Apr 14, 2011 | 10:00 PM

Comité de la Cámara de Representantes aprobó criminalizar la estadía indocumentada

MIAMI - La tristeza y la desolación de apoderaron del estado de Florida el jueves tras la aprobación, en un comité de la Cámara de la Legislatura, de un proyecto antiinmigrante similar a la polémica SB 1070 de Arizona. "Los políticos que impulsaron esto ignoraron la voz del pueblo y optaron por seguir la recomendación de su partido", dijo Juan Pablo Chávez, un organizador estatal de la Florida Immigrant Coalition. "Nos están crucificando".
Mientras, en Georgia, el Congreso estatal aprobó también el jueves una medida parecida que castiga severamente la inmigración indocumentada en ese estado del sur.
La iniciativa de ley HB 7089 de Florida fue promovida por representantes republicanos con el objetivo de poner freno a la inmigración indocumentada en el estado. Entre otras recomendaciones, otorga poderes extraordinarios a las policías para averiguar el estado migratorio de los individuos que sean detenidos bajo cualquier otra ley vigente, ordena a los empleadores verificar el estado migratorio de sus trabajadores y criminaliza la estadía indocumentada, un acto que en otros 48 estados –con la excepción de Arizona- se trata de una falta de carácter civil no criminal.
También prohíbe a las agencias estatales y municipales celebrar contratos con empleadores que no estén inscritos en el programa federal E-Verify, permite detenciones sin orden judicial y aumenta los castigos penales a los extranjeros por el sólo hecho de permanecer indocumentados en el territorio del estado.
"No escucharon (los políticos) a muchísima gente del pueblo que les pidió no votar la medida (HB 7089). Ignoraron los pedidos de los agricultores, de la cámara de comercio, de los industriales de Florida quienes les advirtieron que la propuesta es sinónimo de pérdidas, de desempleo, de estancamiento económico", dijo Chávez. "Con esta iniciativa están crucificando a miles de niños estadounidenses hijos de padres indocumentados. Los volvieron criminales (a los progenitores) en un santiamén".
Malos presagios
Tras un agitado debate el jueves, los miembros del Comité de Asuntos Económicos de la Cámara aprobó por 11 votos a favor y seis en contra la HB 7089. "Es una copia directa de la Ley de Arizona", señaló Subhash Kateel, de la Coalición de Inmigrantes de la Florida durante una intervención ante el Comité poco antes de la votación.
En Florida viven entre 1.2 y 1.8 millones de inmigrantes indocumentados quienes, en caso de ser promulgada la HB 7089, se convertirán automáticamente en criminales. Y las policías tendrán carta abierta para cuestionar el estatus migratorio de cualquier persona que sea "razonablemente sospechosa" de estar indocumentada en el estado.
Nora Sándigo, directora de la Fraternidad Americana, opinó que la aprobación de la polémica propuesta "fue una decisión injusta" que provocó "tristeza en las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes. Es frustrante y abre las puertas para una cacería aterradora de personas que aguardan una oportunidad para legalizar sus permanencias en el país".
"Ya puede uno figurarse lo que sentirá cada inmigrante sin documentos en Florida. Si antes tenían pánico, ahora es obvio que será peor. Nadie va a querer llamar a la policía si es vejado o sus derechos sean violentados. Se quedarán callados porque saben que los van a arrestar y se los van a llevar. En las calles va a haber desolación, angustia. Y con ello el único que pierde es el estado", precisó.
Los pasos previos
La HB 7089 ya había sido aprobada en marzo por el Comité Judicial de la Cámara y estaba pendiente la decisión del Comité de Asuntos Económicos antes de ser llevada a la votación del pleno.
"Pienso que los daños que causará a nuestro estado serán graves. La economía está mala y se va a poner peor si el pleno da su voto favorable y el gobernador la promulga. Florida es la Puerta de las Américas, pero con este tipo de medidas estamos luciendo muy mal. Y los promotores aseguran que la medida protege a los trabajadores estadounidenses porque los inmigrantes le están quitando los puestos laborales. Pero realmente ningún americano quiere ir a cortar tomates al campo, ninguno quiere hacer el trabajo de la mano de obra que hacen los hispanos de florida", añadió Sándigo.
"Con la HB 7089 no sólo va a perder nuestra gente; perderán también los políticos insensatos que no conocen su estado, ni las necesidades de los habitantes de su estado", sentenció.
Poco antes de la votación, algunos republicanos dijeron estar preocupados que la puesta en vigor de la HB 7089 ponga en peligro las libertades civiles.
Dinero en juego
Un reciente informe publicado por Perryman Group indicó que si todos los indocumentados fueran deportados de Florida, el estado perdería unos $43 mil millones por concepto de actividad económica, además de 262,436 trabajos.
"Perderán tanto o más que las pérdidas registradas en Arizona", dijo Raquel Terán, del movimiento Pro América en Phoenix. "Lo que estamos viendo en Florida es similar a lo que nosotros estamos viendo desde el 23 de abril del año pasado. Arizona fue afectado por la SB 1070 y se siguen registrando daños. Lo mismo sucederá en Florida si la HB 7089 entra en vigor".
El 23 de abril de 2010 la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, promulgó la SB 1070 que, entre otras recomendaciones, criminalizó la estadía indocumentada convirtiéndose en el primer estado en tener este tipo de legislación. "No midieron las consecuencias sociales. Ni tampoco consideraron que se pelearía en las cortes, que perderían las demandas y gastarían miles de dólares de los contribuyentes", añadió.
Fallos desfavorables
El 28 de julio del año pasado, un día antes de entrar en vigor, la jueza federal Susan Bolton dejó en suspendo temporalmente las partes más polémicas de la SB 1070 mientras continúa en curso una demanda interpuesta por el Departamento de Justicia, que argumenta que la inmigración es competencia federal y no de los estados, y que la ley de Arizona pone en riesgo los derechos civiles.
El lunes, la Novena Corte Federal de Apelaciones ratificó el fallo de la jueza Bolton propinándole otro duro revés a las pretensiones de Arizona de ganar la batalla legal al gobierno federal y seguir adelante con su guerra contra la inmigración indocumentada.
"Lo que estamos viendo en Florida es lo mismo que ya vimos en Arizona, que los representantes no ven lo mejor para el estado. Este tipo de leyes no están solucionando los problemas. Son leyes inconstitucionales que no van a poder entrar en vigor. ¿Para qué aprobarlas entonces? Los políticos deberían enfocarse en crear soluciones y no gastar tiempo en este tipo de iniciativas", dijo Terán.
El mismo sufrimiento
Para Carlos Pereira, director ejecutivo del Centro de Orientación del Inmigrante, la votación del jueves en Tallahassee, capital del estado, "fue decepcionante. Tanto que peleamos por Arizona el año pasado y ahora nosotros estamos sufriendo exactamente lo mismo".
Pese al sentimiento de tristeza, no pierde las esperanzas. "Hay plazo para que reflexionen. El 7 de mayo es la fecha en que deben votar o desechar la iniciativa. Creo que al fin de cuentas van a escuchar a la comunidad, se detendrán y analizarán lo que están haciendo. Saben que la situación es delicada y que si van a las Cortes es muy probable que no ganen. Y deben darse cuenta que esto no es un negocio que deba manejar el estado, sino el gobierno federal. Y que la solución no pasa por este tipo de leyes, sino por una reforma migratoria comprensiva y justa".
Al ser preguntado sobre las posibilidades reales de una reforma migratoria, el activista dijo que "el Presidente Barack Obama está perdiendo demasiado terreno. No cumplió su promesa de empujar la reforma en el primer año de su mandato, tampoco está saliendo a dar una decisión en firme. Y si no da una respuesta en el corto plazo, será muy difícil que en noviembre de 2012 cuente con el voto latino para ganar nuevamente la presidencia".
En los comicios presidenciales de 2008 Obama recibió 6.7 millones de los 10.2 millones de hispanos que acudieron a las urnas. El mandatario había prometido que en el primer año de gestión en la Casa Blanca empujaría una reforma migratoria, pero la promesa que se quedó inconclusa, perdida entre los interminables debates del Congreso.
Menos de un mes
El futuro de la HB 7089 es incierto. "El 7 de mayo finaliza la sesión legislativa", explicó Natalia Jaramillo, de la Coalición de Inmigrantes de Florida. "En esa fecha tienen que aprobar todo. Pudieran botarla en cualquier momento de la próxima semana, pero nada está claro. No hay planes. Y tampoco está segura la versión del Senado. Y en caso que ambas cámaras voten y aprueben medidas antiinmigrantes, luego deberán armonizar los proyectos. En concreto, nadie conoce el futuro de la ley de Florida", concluyó.
Mientras en Florida miles de indocumentados de preparan para el peor escenario, en el vecino Georgia el Congreso estatal aprobó una medida que incluye partes de la ley de Arizona, entre ellas los poderes extraordinarios concedidos a las policías locales para exigir papeles de estadía legal a los sospechosos de haber cometido un delito, castigar a quien transporte a un indocumentado y obloigar a las empresas a verificar el estado migratorio de sus trabajadores.
La oficina del gobernador Nathan Deal (republicanmo) dijo no saber si promulgará la polémica medida.
Hasta finales de marzo, legisladores en 30 estados barajaron al menos 52 propuestas basadas en la SB 1070, y en 41 estados republicanos amenazaron con presentar iniciativas para cambiar la Enmienda 14 de la Constitución y negar la ciudadanía automática a los hijos de indocumentados que nacen en territorio estadounidense.
"Si los republicanos piensan que con atacarnos conseguirán más votos en noviembre de 2012”, dijo Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato de Empleados y Servicios (SEIU), “están equivocados. Y los demócratas no deberían sentirse tan seguros si no escuchan nuestras demandas, sobre todo la petición de una reforma migratoria comprensiva", aseguró.
©Univision.com*
Commentarios