Republicanos quieren más soldados de la Guardia Nacional en la frontera

EFE | Apr 14, 2011 | 12:46 PM

También más agentes fronterizos

Los senadores republicanos de Arizona, John McCain y Jon Kyl, presentaron un plan de 10 puntos para resguardar la seguridad en la frontera con México, que incluye el despliegue de hasta 6,000 soldados de la Guardia Nacional y de otros 5,000 de la Patrulla Fronteriza para 2016.
El despliegue de la Guardia Nacional y de más agentes fronterizos forma parte del proyecto de ley que presentaron ambos senadores para combatir la inmigración ilegal, el contrabando de drogas y personas, y la violencia a lo largo de la frontera del suroeste de Estados Unidos.
En la actualidad, los 1,200 soldados de la Guardia Nacional desplazados de forma escalonada en la frontera sur, concluirán su misión en septiembre próximo.
Según un desglosado, la medida incrementa los fondos para las operaciones de vigilancia en la frontera y para la construcción de un doble muro en varios tramos de la zona, e incrementa el número de sistemas de vigilancia de alta tecnología portátiles.
También estipula el envío de más helicópteros y aviones a la frontera entre EU y México, y pide que se explore la posibilidad de crear otro sector de vigilancia de la Patrulla Fronteriza en Arizona.
McCain y Kyl explicaron en un comunicado conjunto este miércoles que la medida se hace necesaria debido a la "poderosa amenaza de la violencia mortífera que existe hoy como resultado de la lucha de México contra los carteles de la droga".
McCain dijo que si bien ha habido progreso en la seguridad fronteriza, éste no equivale a un "éxito" y el Gobierno debe continuar sus esfuerzos por resguardar la frontera.
Por su parte, Kyl criticó las declaraciones de la Administración Obama de que la frontera "está más segura que nunca" porque, según señaló, "decenas de miles de personas cruzan ilegalmente la frontera todos los años" y aún existe una cifra "récord" de contrabando de drogas y de la violencia que eso conlleva.
El comunicado de ambos senadores no menciona, sin embargo, la cifra récord de deportaciones bajo la Administración Obama y las auditorías contra centenares de empresas que continúan contratando a inmigrantes indocumentados.
En 2010, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) deportó a más de 400,000 indocumentados, cerca de un 10% más que el número registrado en 2008, bajo la Administración Bush, y un 25% más que en 2007.
©EFE
Commentarios