El presidente Barack Obama afirmó que desea comenzar el debate migratorio este año

AFP | May 05, 2010 | 9:20 PM

Sistema "roto"

WASHINGTON- El presidente estadounidense, Barack Obama, reiteró el miércoles que quiere empezar a trabajar en una reforma migratoria integral este año, durante una recepción con motivo del 5 de mayo mexicano en la Casa Blanca."Quiero empezar a trabajar este año, y quiero que los demócratas y republicanos trabajen conmigo, porque tenemos que ser fieles a lo que somos, una nación de leyes y una nación de inmigrantes", dijo Obama en la tradicional recepción con líderes de la comunidad hispana.El sistema migratorio estadounidense "está roto" y debe ser reparado con una propuesta que integre seguridad y alternativas para la legalización de los indocumentados (unos 10.8 millones según cifras oficiales), añadió Obama.Aunque reconoció que algunos estados sufren una ola de inmigración ilegal, dijo que las personas no deben ser individualizadas por su apariencia, en su crítica más severa a la nueva ley de Arizona, acusada de promover el racismo al permitir a los policías detener y exigir documentos a cualquiera que les parezca extranjero, aunque no sea sospechoso de ninguna actividad ilegal.Varios cónsules latinoamericanos calificaron de racista la Ley de Arizona.Legalización de indocumentados"Socavar los principios fundamentales que nos definen como nación" no es la solución, advirtió.Un esbozo de reforma migratoria, aún sin forma de texto legislativo pero con principios detallados para abrir el debate, fue presentada hace una semana por líderes demócratas en el Senado.Esa propuesta, que promete una vía a la legalización de los indocumentados que paguen una multa, aprendan inglés y se pongan a la cola de las demandas oficiales, no fue sin embargo apoyada por los republicanos.Obama ha contactado a senadores republicanos para apoyar esos esfuerzos, pero la principal figura que encabezó la negociación para sacar adelante esa propuesta no legislativa, el senador Lindsay Graham, replicó que el presidente no está haciendo lo mismo con demócratas."Creo que hay como mínimo un número de dos cifras de senadores demócratas que no apoyarían una reforma integral con una vía para la ciudadanía en la actualidad", declaró Graham en un comunicado."Seamos claros, la falta de apoyo no es un problema republicano, es un problema institucional", añadió Graham.A la fiesta del 5 de mayo en la Casa Blanca asistió entre otros el ministro de Gobernación mexicano, Fernando Gómez-Mont.El presidente mexicano, Felipe Calderón, realizará una visita de Estado a Washington el próximo 18 de mayo.
©AFP
Commentarios