Aguacero en Cuba, dos muertos

EFE | May 27, 2007 | 4:07 PM

Ahogados por la corriente

LA HABANA, Cuba - El temporal de lluvias que provocó inundaciones y riadas en la ciudad oriental cubana de Camagüey el viernes último dejó dos personas fallecidas por ahogamiento, más de 2 mil evacuadas y 150 viviendas afectadas, 23 de ellas por derrumbe total, según informó el domingo una fuente oficial.Algunas personas permanecen aún evacuadas debido a los daños que sufrieron sus viviendas y dos personas fallecieron ahogadas, un joven y un adulto, al lanzarse a nadar en la fuerte corriente del río Hatibonico, el de mayor caudal de Camagüey, según la Agencia de Información Nacional (AIN).De acuerdo con informes del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos citados por medios locales, en apenas tres horas cayeron 8 pulgadas de agua el pasado viernes, lo que provocó el desborde del río Hatibonico que atraviesa la ciudad.Asimismo indicó que Camagüey, tercera ciudad en importancia del país situada 354 millas al este de La Habana, retorna a la normalidad en medio de la recuperación decretada por la Defensa Civil Provincial.Hasta ahora se cuantifican 158 viviendas afectadas, 23 de estas con derrumbe total y el resto parcial, de acuerdo con un reporte preliminar de los daños de la Defensa Civil.El peligro no ha pasadoLa agencia estatal cubana dijo que la Defensa Civil y otras instituciones y organismos asisten a los damnificados en el suministro de alimentos, la reparación de los techos de las viviendas dañadas, y se ocupan de la limpieza e higienización y otras tareas de la recuperación.Pero ante la advertencia de los meteorólogos que han señalado la posibilidad de que continúen las intensas lluvias en esa zona de la isla los próximos días, se mantienen activados los dispositivos preparados para actuar en estos casos climatológicos.La semana anterior se desarrolló en la isla el ejercicio "Meteoro 2007" dedicado a comprobar la capacidad de respuesta en la protección de vidas humanas, recursos económicos y la reducción de los daños ante la proximidad de la temporada de ciclones que comienza oficialmente el 1 de junio y concluye el 30 de noviembre.La maniobra comprobatoria de las medidas dispuestas para enfrentar casos de catástrofes naturales como huracanes y sismos, o accidentes tecnológicos y sanitarios, involucró a miles de personas convocadas por la Defensa Civil, incluida la población, las instituciones militares y los organismos estatales.
©EFE
Comentarios