Informe reveló que EU viola derechos de indocumentados detenidos por el ICE

Univision.com y Agencias | Jul 28, 2009 | 2:35 PM

Sin acceso a una defensa

LOS ANGELES - Mientras el Congreso se alista para recibir –probablemente a comienzos de septiembre- un proyecto de reforma migratoria, defensores de los derechos de los indocumentados revelaron que el gobierno federal de Estados Unidos ha violado sus propias normas en la detención de inmigrantes sin papeles al dificultar tanto su defensa en las Cortes como sus esfuerzos para permanecer en el país, reportó The Associated Press.
Un informe del Centro Jurídico Nacional de Inmigración difundido el martes en Los Angeles indicó que los detenidos por dependencias del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tienen poco acceso a los teléfonos, el correo y las bibliotecas jurídicas, en violación de las pautas federales.Informes similares han sido publicados en 2007 y 2008 por organizaciones internacionales de derechos humanos, denunciando las delicadas condiciones en las que viven miles de indocumentados detenidos en Estados Unidos.Las conclusiones del nuevo estudio se basan en más de 18,000 páginas de documentos, según los cuales las cárceles del país limitan el acceso de los detenidos a los materiales jurídicos y los transfieren sin la debida notificación.La verdad siempre asoma"Nuestro temor deriva de la profunda confianza en que, dentro del sistema de justicia estadounidense, tarde o temprano se sabrá la verdad y los individuos que tienen casos meritorios se verán beneficiados", dijo Karen Tumlin, abogada del Centro Jurídico Nacional de Inmigración y coautora del informe."No podemos tener fe en que esa afirmación se verificará en el monstruoso sistema de inmigración", agregó.El estudio se basó en las actas de inspección de decenas de prisiones por parte de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, una de las 23 dependencias del DHS), el Colegio de Abogados de Estados Unidos y el Alto Comisionado de la ONU para Refugiados entre 2001 y 2005.Abogados defensores de los indocumentados han denunciado durante años que la atención médica en las cárceles es deficiente y que la transferencia frecuente de sus clientes dificulta su defensa.Gobierno responde cautelosoDora Schriro, asesora especial de la secretaria de Seguridad Interior, Janey Napolitano, sobre detención y traslado, dijo que el estudio era exhaustivo, pero que estaba desactualizado en vista de la reforma de las pautas de detención y los procedimientos de inspección del gobierno (adoptadas a partir del 20 de enero del año en curso)."Es una prueba contundente de mejoras en marcha, al mirar atrás y reconocer que estos problemas y el gobierno no son estáticos y que las cosas cambian", dijo Schriro, quien se negó a opinar sobre hechos anteriores a su gestión.The Associated Press dijo además que la detención ha aumentado en los últimos años y el gobierno federal tiene en sus cárceles unos 32 mil detenidos en promedio, en un momento dado.¿Qué opina del informe, que vuelve a señalar que los derechos de los indocumentados son violados en las cárceles del ICE? Comente aquí.

Algunos datos del informe

En los últimos cuatro años, el presupuesto para indocumentados presos se ha duplicado a $1,700 millones, según ICE.Algunas conclusiones del informe, que estudió las condiciones en cárceles donde se aloja el 67% de los indocumentados presos, son las siguientes:Diecinueve de las 138 prisiones estudiadas por la ICE en 2004 y 2005 no tenían recreación al aire libre.Trece de esas prisiones violaban las normas que permiten llamar a cortes, abogados y consulados.Veinticuatro de esas prisiones carecían de biblioteca jurídica.
Los autores recomendaron que las pautas de detención debieran ser de cumplimiento obligatorio. Exhortaron además al gobierno a publicar los informes de inspección y facilitar a familiares y abogados el conocimiento del paradero de los presos.Las denuncias de marzoEl informe del Centro Jurídico Nacional de Inmigración se suma a las denuncias hechas en marzo por el Human Rights Watch (HRW) y el Centro para la Defensa de Inmigrantes en Florida (FIAC), quienes calificaron el servicio de salud en los centros de detención de Inmigración de Estados Unidos como "peligrosamente inadecuado".Poco antes, la Unión de Libertades Civiles (ACLU) había denunciado las pésimas condiciones en los centros carcelarios administrados por ICE y exigió al gobierno cambiar la política de detenciones para garantizar los derechos de los inmigrantes indocumentados.Ambos informes documentaron numerosos casos en los que ICE demoró o denegó atención médica, lo que ocasionó sufrimiento e, incluso, muertes de inmigrantes.Demoras considerablesEl reporte de 88 páginas de Human Rights Watch, titulado "Detenidas y descartadas: Las luchas de las mujeres para obtener cuidados de salud en la detención inmigratoria", expuso casos en los que personal médico del ICE no respondió a los problemas de salud de las detenidas o lo hizo sólo después de demoras considerables.La organización recogió casos como en los que se obligó a mujeres embarazadas a llevar grilletes, se negó atención prenatal o suministros básicos como toallas sanitarias o extractores de leche para madres lactantes.También denunciaron demoras inexplicables en el tratamiento o denegación injustificada de pruebas de Papanicolau, violación de la confidencialidad y mecanismos ineficaces para presentar quejas.

Peligro de muerte

"Se supone que me debían hacer una prueba (de Papanicolaou) cada seis meses. Le pedí a mi hija que enviara el historial. Lo recibí y se lo llevé al personal médico para que vieran que no estaba mintiendo. He pedido muchas veces… Es terrible, porque sientes que tienes algo que te puede provocar la muerte… y no recibes ayuda", dijo a los investigadores Lucía C., de Nueva Jersey, a quien no se le realizó ninguna prueba de Papanicolaou durante más de 16 meses que estuvo detenida.Las mujeres constituyen aproximadamente el 10 por ciento de la población bajo detención migratoria."En vista de que la detención inmigratoria es la forma de encarcelamiento de más rápido crecimiento en Estados Unidos, estos abusos son especialmente peligros. En gran medida permanecen ocultos del escrutinio público y de una supervisión eficaz", dijo en un comunicado Meghan Rhoad, investigadora de la División de Derechos de las Mujeres de Human Rights Watch, en marzo.Enfermeras que diagnostican erróneamente problemas de vesícula como depresión, inmigrantes acusados de fingir sus enfermedades, parapléjicos sin acceso a instalaciones sanitarias y abusos hacia los extranjeros, son otros de los casos que fueron denunciados por HRW y FIAC.Mala practica médicaEn tanto, el informe del FIAC, titulado "Muriendo por falta de atención digna: Mala medicina en la custodia inmigratoria", identificó fallas como falta de supervisión independiente para asegurar la calidad y eficacia de la atención médica.También, insuficiencia de personal cualificado, cuidado inapropiado de pacientes con enfermedades mentales y discapacidades físicas, falta de intérpretes competentes, conducta cruel por parte de algunos miembros del personal clínico y penitenciario y centros insalubres y hacinados, entre otros.El informe del FIAC recogió entrevistas, conversaciones telefónicas y correspondencia con personas detenidas y funcionarios penitenciarios y migratorios."Es una humillación diaria y sistemática; lo más notable es la crueldad innecesaria, crueldad gratuita", manifestó en una rueda de prensa para presentar los informes Marianne Mollmann, directora de campañas de la división de derechos de las mujeres de HRW.

Nueve centros observados

El de Human Rights Watch se basó en visitas a nueve centros de detención en Florida, Texas y Arizona, así como entrevistas a 48 mujeres detenidas o recientemente liberadas, a personal de los centros de detención y proveedores de cuidados de salud, funcionarios de inmigración, abogados y activistas.Más de 300 mil personas estuvieron bajo custodia de las autoridades de Inmigración en el último año. La mayoría, en cárceles estatales y municipales contratadas por ICE con una permanencia promedio de 38 días, aunque algunas personas se les retiene durante meses e, incluso, años.Cheryl Little, directora ejecutiva del FIAC, explicó que los detenidos del ICE "son especialmente vulnerables a abusos" porque "la mayoría carece de acceso a abogados". Si tienen problemas médicos, señaló, "son tratados como criminales, esposados camino al hospital, las familias no pueden visitarlos e incluso a los abogados se les niega el acceso" a ellos.Ambas organizaciones exhortaron en marzo al Gobierno de Barack Obama a considerar alternativas a la detención para enfermos, mujeres lactantes y embarazadas y prohibir que a éstas se les coloque grilletes.Presionan por nuevas reglasTambién sugirieron que se emitan regulaciones federales a fin de que las personas detenidas y sus defensores puedan recurrir a los tribunales para remediar las deficiencias en los cuidados de salud y revisar las políticas que limitan el acceso a servicios no urgentes."Sólo un escrutinio independiente y externo de la atención médica para personas detenidas asegurará que el Departamento de Seguridad Nacional y el ICE cumplan con su responsabilidad moral y legal de velar por la salud y seguridad de las personas detenidas encomendadas a su cargo", aseguró por su parte Susana Barciela, directora de políticas del FIAC.La secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, ha reconocido a importancia de garantizar que todos los detenidos del ICE reciban un tratamiento médico apropiado".Mónica Ramírez, abogada del Proyecto Derechos de los Inmigrantes de ACLU en California, dijo a Univision.com que desde 2003, cuando fue creado el Departamento de Seguridad Interior (DHS), ministerio que tiene bajo su cargo los centros de detención, han muerto 90 inmigrantes en distintas cárceles."De ellos siete eran mujeres y 17 se trataba de inmigrantes cubanos. No conocemos todas las causas de estos fallecimientos, el gobierno no aporta información y muchas veces nos enteramos de lo que ocurrió por versión de familiares. El secretismo predomina", apuntó.
©Univision.com y Agencias
Comentarios