Después que le aprueban la I-130

Univision.com* | Sep 23, 2010 | 2:54 PM

Cuestión de cuotas

Si el servicio de inmigración le envía una carta para notificarle que su petición familiar (Formulario I-130) fue aprobada, eso no significa que el beneficiario estará en Estados Unidos la semana próxima o dentro de los siguientes 30 días. Todavía tiene que dar algunos pasos antes de recibir la visa definitiva (tarjeta verde o green card).
Una cosa es que "aprueben" la petición familiar y otra distinta es "tramitar" la residencia, explicó el abogado Jorge Rivera, quien participa en el Chat de Univision Online los lunes cada 15 días a partir de las 7 p.m. (hora del Este). "La confusión no sólo genera preguntas, sino que a muchos les ha costado, incluso su permanencia legal en Estados Unidos.
La petición familiar es un paso legal que debe hacer un residente o un ciudadano para que el servicio de inmigración autorice que un familiar directo -por ejemplo cónyuge o hijo- reciba una visa de inmigrante (o de residencia permanente) por derecho.
Pero es necesaria esa autorización antes de pedir la residencia (o green card).
Si el primer trámite (petición) es aprobado, surge entonces la pregunta: ¿Cuándo me darán la residencia?
Rivera responde: "Todo depende de lo que disponga el Departamento de Estado, cada mes, cuando publica el Boletín de Visas".
Cuota anual
Estados Unidos distribuye cada año 200 mil visas de residencia, documentos que el Departamento de Estado, por medio de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), entrega de acuerdo con el grado de preferencia del familiar anotado en la petición.
El grado de parentesco, explica el Departamento de Estado, va en orden descendiente: por ejemplo cónyuges, hijos menores de edad e hijos mayores de edad. Y la fecha de prioridad se asigna de acuerdo con la fecha en que fue sometida la petición.
En algunos casos, tal como por ejemplo una esposa de nacionalidad mexicana, puede demorar 10 años o más en recibir la visa. La enorme espera se debe al gran número de peticiones aprobadas y la cuota anual de visas asignada a México por el Departamento de Estado.
Dónde está el familiar
La segunda interrogante que debe plantearse, una vez aprobada la petición, es saber dónde está el familiar, si dentro o fuera de Estados Unidos.
Si el beneficiario está fuera de Estados Unidos, tiene que dar los siguientes pasos (una vez que le informan que la petición familiar fue aprobada):
 - El Centro Nacional de Visas, ubicado en Kentucky (y que funciona bajo el mando de la cancillería estadounidense), le proporcionará documentación del Departamento de Estado. Esa información indica qué hacer, los formularios que debe comenzar a llenar y el tiempo que debe esperar hasta que le den la fecha para una cita.
- Una vez que cumpla con los requisitos, ellos (el Departamento de Estado) enviaran la documentación al Centro Nacional de Visas.
 - Cuando los documentos sean revisados y aprobados, el Centro Nacional de Visas remitirá nuevas instrucciones a la embajada.
 - Cuando le den la fecha para la cita (por medio de una carta que despachará la embajada), le informarán las tarifas de los formularios que debe enviar.
 - Cuando exista un cupo de visa disponible (de acuerdo con el Boletín de Visas), le comunicarán una fecha para una cita con un oficial consular. En esa reunión usted debe presentar exámenes médicos, récord de policía y otra serie de documentos exigidos por el gobierno de Estados Unidos.
Recuerde que usted deberá presentar originales, no se aceptan copias.
Si está dentro del país
Si el beneficiario está dentro del territorio de Estados Unidos, debe dar los siguientes pasos:
 - Puede solicitar su residencia la oficina local del  servicio de inmigración de la ciudad donde usted vive, siempre y cuando se encuentre legal en el país.
 - Si no está legal pero califica por la Sección 245(i) de la Ley de Inmigración, deberá pagar una multa de $1,000. Esposas e hijos menores de edad de ciudadanos no tienen que pagar la multa siempre y cuando hayan entrado legal a Estados Unidos.
 - Deberá esperar a que le den una fecha de entrevista en el servicio de inmigración, de acuerdo con los tiempos de espera en la oficina local de inmigración adonde aplicó o envió los documentos.
Rivera advirtió que si la persona entró ilegal a Estados Unidos y no califica por la Sección 245(i), sólo puede hacer una petición familiar para ir adelantando el proceso en el caso que el Congreso, en el futuro, extienda esta sección de la Ley.
De qué se trata
La Sección 245(i) permite que ciertos indocumentados sean pedidos para obtener la residencia por medio de una petición familiar o una certificación laboral.
La última vez que el Congreso la puso en vigor fue entre el 21 de diciembre de 2000 y el 30 de abril de 2001 y benefició al menos a 640 mil inmigrantes, según datos del servicio de inmigración. Y la mayoría provienen de México.
"Pero tenga en mente que esa entrevista puede demorar hasta 10 años, dependiendo del cupo disponible y la nacionalidad del beneficiario", apuntó Rivera.
Cuidado: ¡No salga del país!El mayor error que cometen muchas personas sin estatus de permanencia legal cuando les notifican que su caso fue aprobado, es salir del país. Si lo hacen, les cae encima la Ley del Castigo.
La Ley del Castigo fue aprobada por el Congreso en 1996 y forma parte de las reformas hechas ese año a la ley de inmigración estadounidense.
Los extranjeros que han permanecido por seis meses o más como indocumentados en Estados Unidos, son castigados con 3 años fuera del país sin derecho a entrar, y aquellos que permanecen por un año o más sin estatus, deben permanecer fuera durante 10 años.
Trámite separado
Otro error frecuente es creer que cuando se presenta una petición familiar se encuentra implícita la petición de residencia.
"Es un fallo común", dijo Rivera. Una vez que se aprueba la petición familiar es entonces cuando recién comienza a prepararse la petición de residencia. Y con este segundo paso, la toma de huellas digitales y el permiso de trabajo, destacó.
"Pero si sólo se queda con la petición aprobada, nunca se hará residente", concluyó.
Los precios
El costo de una petición familiar por medio de un formulario I-130, es de $355.
El costo de un formulario de ajuste de estado a residente permanente, I-485, es de $930.
El costo de la toma de huellas digitales biométricas y fotografía –para la base de datos del departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés)- es de $80.
Estas tarifas no incluyen costos de asesoría legal ni posibles apelaciones durante un proceso para la obtención de la residencia legal.
En el caso de apelar un fallo emitido por la USCIS, a partir del 30 de julio la tarifa es de $585 y el trámite se hace por medio del Formulario I-290B.
©Univision.com*
Commentarios