Humala gana en primera vuelta; Fujimori sube al segundo lugar

AFP | Apr 11, 2011 | 10:03 AM
LIMA - El ex militar de izquierda Ollanta Humala es el virtual ganador de la primera vuelta en Perú con 28,8% de los votos y la congresista de derecha Keiko Fujimori pasaba al segundo lugar con 22,6%, cuando se había escrutado el 68,7 de los votos para el balotaje del 5 de junio.
El ex ministro conservador Pedro Pablo Kuczynski, que durante la noche del domingo sorprendió al colocarse en segundo lugar desafiando los sondeos a boca de urna y las proyecciones sobre resultados de las encuestadoras, le pisaba los talones a Fujimori con 21,6%.
El ex presidente Alejandro Toledo, que ya reconoció su derrota, obtenía el 15,1%.
Un conteo rápido de la prestigiosa encuestadora Ipsos-Apoyo sobre una muestra del 60% de 1.500 mesas electorales de las 40.000 con que cuenta el país, proyectó para Humala 31,8% de los votos, 22,8% para Fujimori y 19,6% para Kuczynski.
"Fujimori tiene la primera opción para pasar a la segunda vuelta", según el director de Ipsos-Apoyo, Alfredo Torres.
La directora de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Magdalena Chu, señaló que la discrepancia con el escrutinio oficial se explica porque los votos se cuentan de acuerdo a como van llegando y "llegan primero los de las ciudades" y en particular los de Lima, que favorecen más a Kuczynski.
Llamado a la unidad
Humala, 48 años, que promete redistribuir la renta en Perú, proclamó en la noche del domingo su pasaje a la segunda vuelta e hizo un "llamado a la unidad para todos los que quieran una gran transformación".
Keiko, 35 años, que reivindica el legado de su padre, el ex presidente Alberto Fujimori, condenado a 25 años de cárcel por violaciones de los derechos humanos, también reivindicó su pasaje a la segunda vuelta.
"Puedo decir con tranquilidad y serenidad, y con firmeza y alegría que estamos ya en la segunda vuelta, queridos amigos", gritó frente a sus seguidores.
Kuczynski, 72 años, un economista millonario y ex ministro portavoz de las élites peruanas, sostuvo por su parte que "no hay que escuchar a las encuestas sino a la ONPE", pero pidió cautela a sus seguidores, diciendo que respetará el resultado oficial.
Al reconocer su derrota, el ex presidente Toledo señaló que "el Perú ha expresado su enojo y su descontento por un crecimiento económico sin una verdadera distribución de los beneficios".
Humala -con un gran apoyo en los sectores andinos del sur del país donde se concentra la población más pobre- prometió convocar una Asamblea Constituyente que instaure, entre otras medidas, la revocabilidad de los mandatos electorales incluido el del presidente, y nacionalizar empresas, lo que recuerda al modelo instaurado por el presidente Hugo Chávez en Venezuela y seguido en países como Bolivia, Ecuador o Nicaragua.
Durante la campaña, Humala, que participó en una rebelión militar contra el ex presidente Fujimori, tomó distancia de Chávez, de quien dijo no compartir "el modelo que quiere aplicar en su país", y expresó que Brasil es "el modelo a seguir".
Fujimori en nombre de su padre
Keiko Fujimori, que goza del apoyo de los nostálgicos del régimen de su padre, quien derrotó a la guerrilla de Sendero Luminoso y a la hiperinflación, podría indultarlo y sumir al país en la inestabilidad, según los analistas.
Kuczynski, ex ministro de economía y ex primer ministro de Toledo, promete continuidad con las políticas económicas de la última década que brindaron a Perú un récord de crecimiento económico en relación a sus vecinos, pero que no lograron extraer a un tercio de los peruanos de la pobreza.
El presidente peruano Alan García se mostró convencido de que cualquiera que sea el resultado de las urnas, se hará "una transición pacífica, ordenada y sistemática para que el país siga avanzando".
El Premio Nobel de literatura 2010, Mario Vargas Llosa, se mostró sombrío ante el panorama que se dibuja para la segunda vuelta en su país, en declaraciones al diario La Vanguardia de Barcelona.
Humala es "Chávez con un lenguaje abrasileñado; la catástrofe". "Con Keiko, los criminales y los asesinos pasarían de la cárcel al gobierno".
Vargas Llosa, que fue derrotado por Alberto Fujimori en el balotaje de las elecciones de 1990, esperaba no obstante un milagro, el pasaje de Kuczynski a la segunda vuelta.
©AFP
Commentarios