Iglesia guatemalteca condena redadas en EU

Univision.com* | Apr 08, 2011 | 10:47 PM

Casi un millón de indocumentados han sido expulsados durante gobierno de Obama

La Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG) condenó el viernes las redadas y deportaciones de miles de inmigrantes guatemaltecos de Estados Unidos y dijo que las expulsiones "rompen la unidad familiar y provocan serios efectos psicológicos".
Los obispos católicos agregaron que expresaban una "firme condena a las políticas xenofóbicas y racistas contra los refugiados e inmigrantes” que se ejecutan bajo la administración del Presidente Barack Obama.
“Pedimos a los gobiernos no ser indiferentes con el dolor de niños y adolescentes que son los más vulnerables", declaró a la prensa el sacerdote Mauro Verzeletti, de la Pastoral de Movilidad Humana, de acuerdo con un reporte de la Agencia Francesa de Noticias (AFP).
Las declaraciones del religioso se produjeron en el marco de la celebración del "Via Crucis del Migrante", actividad que se realiza año con año durante la época de Cuaresma para recrear el sufrimiento de las personas que luchan por un mejor futuro en otros países.
Condena a los abusos
"De un modo indirecto, pero real, las autoridades norteamericanas son responsables de estos efectos, porque en lugar de impulsar una reforma migratoria integral recurren a la aplicación de un sistema legal que justifica y ampara prácticas migratorias injustas y violatorias del derecho humano", dijo Verzeletti.
El evento, celebrado en la Plaza de la Constitución (centro, a un costado del Palacio Nacional y frente a la Catedral Metropolitana), la iglesia también condenó los abusos contra los inmigrantes, cometidos por las propias autoridades, así como por grupos del crimen organizado, específicamente en territorio mexicano.
Para la CEG es "preocupante que los Estados no protejan los derechos humanos de los inmigrantes que, debido a la pobreza en sus respectivos países, se ven forzados a buscan mejores condiciones de vida en el extranjero".
Reforma migratoria
Los participantes en el "Via Crucis del Migrante" pidieron a las autoridades estadounidenses la aprobación de una reforma migratoria integral y un trato humano para los indocumentados que residen en ese país.
"No tiene sentido gastarse unos $4,500 millones anuales para deportar a los trabajadores", concluyó Verzeletti.
Registros de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dan cuenta que alrededor de 1.2 millones de guatemaltecos residen en Estados Unidos, la mayoría de ellos indocumentados.
El Pew Hispanic Center, grupo que estudia el movimiento migratorio en Estados Unidos, cifró en 11 millones el número de indocumentados que vive en el país, la mayoría de ellos de origen latinoamericano.
Un millón durante Obama
Esta semana organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos denunciaron que en los dos últimos años (desde que Obama asumió el poder el 20 de enero de 2009) el número de deportados bordea el millón, cifra que constituye un récord.
Agregaron que siete de cada diez expulsados no tenía antecedentes penales, y que la cifra “sigue aumentando de manera alarmante”, según dijo a Univision.com Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de The Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles –CHIRLA-).
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reveló que durante el año fiscal 2010 fueron deportados poco más de 392 mil inmigrantes y de ellos 195 mil (49.5%) tenía antecedentes criminales. La cifra de expulsados fue la mayor en la historia, según reconoció la administración.
“Nosotros revisamos las cifras y llegamos a la conclusión que el número de deportados es mayor y que el porcentaje de personas que no ha cometido delitos graves bordea el 70%”, apuntó Cabrera. “Varias organizaciones de la costa oeste participamos en esta recopilación de cifras y la semana pasada la debatimos con la Secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano, pero ella solo nos confirmó que continuaban de manera muy activa deteniendo a individuos que ellos consideran son criminales”.
El activista añadió que organizaciones nacionales entregaron al DHS “ejemplos individualizados de personas, padres de familia, niños, trabajadores que han sido literalmente ‘cazados’ en esta especie de guerra por el ‘enforzamiento’ de las leyes de inmigración, pero el departamento no aceptó los datos que les entregamos”.
Informe lapidario
La denuncia sobre el número de deportados en lo que va de la administración Obama ocurre tres semanas después de la publicación en Washington de un severo informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el que se denuncian las criticas condiciones en las que viven inmigrantes detenidos en cárceles de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE), y el deterioro del debido proceso a los extranjeros durante el proceso de encarcelamiento y deportación de Estados Unidos.
El documento señaló que el gobierno de Obama mejoró el trato a los inmigrantes indocumentados –en comparación con lo actuado por la administración republicana de George W. Bush (2001-2009)-, pero denunció que  el avance no fue lo suficiente, y que éstos (los extranjeros sin papeles de estadía legal) siguen sujetos a vejaciones.
El informe de la OEA da cuenta de condiciones precarias de inmigrantes detenidos, falta de acceso a abogados y capturas discriminatorias basadas en la raza. "Hemos visto una cierta evolución con respecto al tratamiento de migrantes bajo la actual administración, pero nos parece que es todavía claramente insuficiente", dijo en teleconferencia el presidente de la CIDH, Felipe González.
En otra parte del informe se lee que la Comisión considera preocupante el impacto que tiene la detención en el debido proceso, principalmente en el derecho a acceder a un abogado, y por tanto, en la posibilidad de ser liberado.
©Univision.com*
Comentarios