Sismo dejó a cientos de miles a oscuras en Japón

Univision.com y Agencias | Apr 08, 2011 | 12:37 PM

Zona de desastre se vio seriamente afectada por réplica del jueves

SENDAI - Casi medio millón de viviendas estaban el viernes sin energía eléctrica en el noreste de Japón debido a la fuerte réplica de 7.1 grados del jueves que dejó tres muertos y exacerbó las penurias en una región a la que devastó en marzo un tsunami o maremoto.
La costa nororiental todavía no se recupera de la destrucción que le causó el 11 de marzo un movimiento telúrico de magnitud 9 grados que interrumpió el suministro de energía eléctrica y de agua potable a decenas de miles de viviendas.
La réplica del jueves causó estropicios en otras zonas y anuló los avances que habían logrado algunas comunidades.
Se volvió a presentar escasez de gasolina y había largas filas de personas en las estaciones de venta de combustible.
Escasez de suministros
Las tiendas reabastecieron sus existencias, pero para el viernes estaban agotados artículos básicos y los establecimientos se vieron obligados a racionar algunos productos.
El sismo más reciente causó muchísimo menos daño, no desató un tsunami ni propició daños en las plantas nucleares de la región.
Se fugó agua poco radiactiva en una planta, pero el complejo Dai-ichi de Fukushima no tuvo más problemas a pesar de las averías que le causó el tsunami anterior.
Matsuko Ito, quien vive desde el tsunami en un albergue de la pequeña ciudad de Natori, en el noreste de Japón, dijo que no se acostumbra al terror de que lo despierte un movimiento telúrico. Dijo que lloró y gritó cuando ocurrió el sismo a las 23:30 horas.
"Ya basta", dijo Ito, de 64 años, mientras fumaba un cigarrillo en el exterior. "Algo ha cambiado. El mundo parece extraño ahora. Incluso no está bien cómo se mueven las nubes".
La réplica del jueves
El sismo más reciente, el más poderosos desde el ocurrido el día del tsunami, dejó sin electricidad a un número mayor de viviendas, aunque a muchas les fue restablecida de inmediato.
Más de 450,000 hogares continuaban sin electricidad la noche del viernes, dijo Souta Nozu, portavoz de Tohoku Electric Power Co., que suministra energía al norte de Japón. La firma abarca viviendas en las prefecturas del noroeste de Japón que no fueron afectadas en el primer sismo.
Seis plantas convencionales en la zona dejaron de funcionar, aunque tres fueron reactivadas y las restantes lo harán en las próximas horas, dijo Nozu.
Sin embargo, debido a los daños a las líneas eléctricas en la zona, se desconoce si será posible la reanudación de las operaciones, agregó.
Comercios cerrados
En Ichinoseki había largas filas de personas afuera de un supermercado que abrió el viernes por la mañana. Un empleado con una lámpara acompañaba a cada cliente por la tienda para iluminar los precios de las etiquetas.
La mayoría de los establecimientos cerraron en la ciudad, ubicada a 390 kilómetros (240 millas) al noreste de Tokio. El dueño de un restaurante, Suzuki Koya, compró una pequeña estufa de gas y preparó en una olla grande comida que distribuyó de manera gratuita.
"Vi la carne en el supermercado y pensé: 'hay que preparar un estofado'", dijo Koya, de 47 años. "Es buena la calidez en tiempos como éstos".
En varias plantas nucleares la generación de electricidad cambió por un breve periodo a máquinas de diesel y fueron reconectadas a la red la tarde del viernes. Una planta en el norte de Sendai perdió por un breve período su capacidad de enfriar sus estanques pero la recuperó casi de inmediato.
En otra planta, en Onagawa, agua radiactiva a la que agitó el sismo se salió de los estanques pero no del complejo, dijo Tohoku Electric.
Zona de desastre
El potente sismo de 7.1 grados registrado el jueves tuvo lugar a las 23:23 horas locales (14:23 GMT) y fue sentido hasta en Tokio, a 400 km más al sur, donde los edificios y las casas temblaron durante varias decenas de segundos.
La prefectura de Miyagi ya había sido afectada el 11 de marzo por un sismo de magnitud 9, el más poderoso jamás registrado en Japón, seguido de un tsunami de más de diez metros que devastó todo a su paso. La catástrofe causó más de 28,000 muertos y desaparecidos.
Los técnicos que luchan para controlar los reactores accidentados de la central nuclear japonesa de Fukushima Daiichi (Nº 1), situada al sur del lugar del nuevo sismo, fueron evacuados temporalmente por precaución, informó la empresa gestora de la planta, Tokyo Electric Power (TEPCO).
Un portavoz de la compañía dijo más tarde que el trabajo continuaba sin problemas en la central nuclear y que "no hay información inmediata que indique anormalidades en la central de Fukushima Daiichi".
"La alerta de tsunami fue levantada a las 00:55" del viernes (15:55 GMT del jueves), anunció por su parte la agencia meteorológica en su página web.
A su vez, el servicio de geofísica de Estados Unidos (USGS) precisó que el sismo tuvo su epicentro a 66 km al este de Sendai y a una profundidad de 25,6 km.
Trabajos de enfriamiento
Antes de la evacuación temporal de la central nuclear de Fukushima, el jueves, los técnicos habían comenzado a inyectar nitrógeno para prevenir una explosión en un reactor averiado y el gobierno planteaba ampliar la zona de evacuación en torno al sitio.
El nitrógeno es regularmente utilizado en las zonas de depósito sensibles para bajar la proporción de oxígeno en el aire y reducir el riesgo de explosión del hidrógeno liberado por el reactor.
Esta operación debería durar seis días para inyectar un total de 6,000 m3 de nitrógeno, según TEPCO, que plantea aplicarla también a los reactores 2 y 3 en los próximos días.
El gobierno plantea ahora ampliar la zona de evacuación actualmente fijada en un radio de 20 km alrededor de la central.
Las operaciones de vertido voluntario al mar de 11,500 toneladas de agua ligeramente radiactiva, según TEPCO, continuaba por cuarta jornada consecutiva, frente a la central.
El agua contaminada contiene especialmente yodo 131, cuya radiactividad se reduce de mitad cada ocho días, y en especial cesio 137, que sigue activo durante dos décadas.
Tareas de búsqueda
Por otro lado, la búsqueda de víctimas en la zona situada en torno a 20 km de la central, considerada hasta ahora muy peligrosa, pudo comenzar cerca de un mes después de la tragedia.
Unos 300 policías, entre ellos 250 provenientes de Tokio, equipados de vestimentas blancas, máscaras y lentes, fueron mostrados por la televisión NHK revisando los escombros en busca de unas 2.453 personas dadas por desaparecidas desde el 11 de marzo en la región vaciada de sus habitantes.
Más al norte, miles de soldados estadounidenses participaban en las operaciones de rescate junto a las Fuerzas de Autodefensa japonesas para ayudar a los afectados y remover 25 millones de toneladas de escombros.
La secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton es esperada en Tokio a fines de la semana próxima para expresar la solidaridad de Estados Unidos respecto a su aliado japonés, luego de esta serie de catástrofes sin precedentes.
©Univision.com y Agencias
Commentarios