Suman 72 cuerpos en narcofosas de Tamaulipas

Univision.com y Agencias | Apr 08, 2011 | 10:22 AM

Hacen investigaciones

MATAMOROS, Tamaulipas  -  Los primeros indicios de las investigaciones en torno al hallazgo de 72 personas masacradas en fosas localizadas en Tamaulipas, apuntan a que eran mexicanos víctimas del crimen organizado, informó el secretario general de Gobierno del estado, Morelos Jaime Canseco Gómez
"Son, desde luego, investigaciones en proceso que debemos ser muy cuidadosos, sobre todo en no generar alarma entre la población que está atenta al paradero de su ser o seres queridos, pero sí podemos deducir que, lamentablemente, se trata de compatriotas mexicanos", dijo el funcionario.
Las autoridades estatales y locales anunciaron el hallazgo de 13 cuerpos más en fosas clandestinas ubicadas en el municipio de San Fernando, Tamaulipas. Con este descubrimiento ya suman 72 los cuerpos encontrados, donde previamente se habían encontrado 59 cadáveres en ocho narcofosas.
Hasta ahora la versión de las autoridades es que estas personas asesinadas serían víctimas del cártel de los Zetas, que se negaron a ser reclutados al servicio de la organización criminal.
"Este es un descubrimiento de apenas ayer en la tarde-noche. Los 13 cuerpos serán trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) en Matamoros y ya nos permitirá establecer con todo detalle las causas de la muerte y la identificación de quienes fueron privados de la vida" , indicó.
Identificación está en proceso
Canseco Gómez pidió prudencia en el caso, ya que todavía las víctimas están en proceso de identificación en dependencias forenses de esa ciudad vecina a Brownsville, EU.
"Eso estamos deduciendo por las características antropomórficas de las personas" y "por la ausencia de tatuajes, que en ocasiones son frecuentes en personas de otras regiones de nuestro continente" , expresó el funcionario.
El secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré dijo la víspera que se había logrado la detención de 14 presuntos delincuentes vinculados con este crimen.
Acerca del temor expresado por algunos países centroamericanos, como Honduras y El Salvador, porque pudiera haber entre las víctimas migrantes originarios suyos, se mostró comprensivo.
"Están alarmados y preocupados por los hechos y lamentablemente hay un precedente que llenó de luto y ensombreció a familias centroamericanas" , comentó en referencia al hallazgo en agosto de 2010 de 72 migrantes asesinados en el municipio de San Fernando, el mismo que esta vez.
Familias mexicanas buscan a desaparecidos
Los familiares de personas que desaparecieron en México en la guerra del narcotráfico acudieron a un depósito de cadáveres en los que se examinan los restos de las personas tras ser sacadas de una fosa común en un estado limítrofe con Estados Unidos.
Los familiares buscan a sus seres queridos que no ven desde hace un par de semanas, otros desde hace unos cuantos meses y algunos incluso desde hace tres años.
Las autoridades siguen sin saber qué tipo de víctimas fueron enterradas en fosas separadas localizadas por las fuerzas de seguridad esta semana, pero sospechan que por lo menos algunas de ellas fueron secuestradas cuando viajaban en autobús por hombres armados desde el 25 de marzo.
Sin señales de vida
Un hombre que aguardaba frente al depósito de cadáveres en esta ciudad fronteriza -y que se negó a ser identificado por temor a las represalias- dijo que su tío y un primo abandonaron su casa en Ciudad Valles, en el estado central de San Luis Potosí el 25 de marzo. Viajaban en autobús a Río Bravo, en el estado de Tamaulipas, pero no dieron señales de vida desde entonces.
Dijo que deberían haber llegado a Río Bravo el 26 de marzo para un trabajo de dos semanas regando sembrados de sorgo.
"Nunca llegaron", indicó, y agregó que temía decir más. "Aquí uno teme hablar, aquí no hablamos de lo sucedido, pero estamos desesperados por saber qué les pasó".
Temen lo peor
La mayoría de los congregados frente a la morgue buscaban desesperadamente cualquier indicio, aun si fuere una confirmación de sus peores temores.
"Sólo quiero saber si está muerto para que pueda tener paz", dijo Flor Medellín, con los ojos llenos de lágrimas mientras aguardaba con su esposo.
Amnistía Internacional pidió a México investigar el origen de estos asesinatos.
Medellín dijo que su hermano, de 43 años, se puso en contacto por última vez con su familia en septiembre mientras transportaba ganado en el vecino estado de Nuevo León, que al igual que Tamaulipas, es un estado fronterizo azotado por la violencia del narcotráfico.
El  Salvador lamenta masacre
La cancillería de El Salvador "lamentó" la nueva masacre descubierta por las autoridades de México en el estado de Tamaulipas, en el noreste del país, y adelantó que recaba información sobre las víctimas que no han sido identificadas.
"El Ministerio de Relaciones Exteriores lamenta el asesinato masivo de personas perpetrado en el municipio de San Fernando, Estado de Tamaulipas, y traslada sus condolencias a las familias de las víctimas", consignó en un comunicado la cancillería.
El miércoles las autoridades mexicanas encontraron los 59 cadáveres en el ejido de La Joya, en jurisdicción de San Fernando --estado de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos--, en una operación en la que 11 personas fueron detenidas y cinco secuestrados fueron liberados.
San Fernando es el mismo poblado donde, en agosto de 2010, se hallaron 72 cadáveres de emigrantes de Centro y Sudamérica, que fueron asesinados por narcotraficantes, según autoridades. Catorce de las víctimas eran de El Salvador.
Las autoridades de la cancillería salvadoreña indicaron que "siguen con preocupación" el caso y se mantendrán alertas ante cualquier información que el gobierno de México pueda proporcionar al respecto.
"De momento se desconoce las nacionalidades de las víctimas, por lo que la Embajada de El Salvador en México y el consulado en Monterrey se encuentran recabando información sobre estos sucesos y estarán vigilantes de lo que ocurra", subraya el comunicado.
©Univision.com y Agencias
Commentarios