AI urge a México a investigar las fosas con 59 cadáveres en Tamaulipas

Univision.com y Agencias | Apr 07, 2011 | 12:31 PM

Ocho fosas clandestinas

LONDRES - Amnistía Internacional urgió este jueves a las autoridades de México a llevar a cabo una investigación "completa y eficaz" sobre los 59 cadáveres hallados en un rancho del estado de Tamaulipas, una de las principales rutas para los emigrantes que intentan llegar a Estados Unidos.
Los cuerpos se encontraban en ocho fosas clandestinas descubiertas en las inmediaciones del pueblo de San Fernando durante una operación lanzada tras el secuestro de los pasajeros de varios autobuses, según informó el miércoles la fiscalía de ese estado del noreste de México.
"Las fosas comunes halladas ayer demuestran una vez más el fracaso del gobierno en la gestión de la crisis de seguridad pública del país y en la reducción de la violencia criminal que hace que muchas personas sean vulnerables a a ataques, secuestros y asesinatos", dijo Rupert Knox, especialista en México de la organización establecida en Londres.
Knox estimó que "demasiado a menudo estos crímenes de derechos humanos han quedado impunes, lo que deja a las bandas criminales y a las autoridades que actúan en connivencia con ellas libres para atentar contra comunidades vulnerables, como los migrantes ilegales".
'Medidas urgentes'
El estado de Tamaulipas, limítrofe con Texas, es una de las rutas más frecuentadas por los emigrantes en busca de un mejor futuro en Estados Unidos.
En la misma región, las autoridades hallaron en agosto de 2010 los cadáveres de 72 emigrantes de Centro y Sudamérica presuntamente asesinados por narcotraficantes.
"El gobierno mexicano debe tomar medidas urgentes para identificar a las víctimas de estos últimos asesinatos masivos y llevar a los responsables ante la justicia", afirmó Knox.
"Es vital que todas las medidas que tomen las autoridades sean estrictamente legales y garanticen la protección de los derechos humanos. Esa es la única manera de proteger eficazmente a la población y garantizar la justicia en México", concluyó.
Investigaban secuestro, hallaron cadáveres
Agentes de las fuerzas de seguridad buscaban a los pasajeros de un autobús secuestrado a fines de marzo en un estado del norte mexicano plagado de violencia, cuando encontraron las ocho fosas comunes.
Las fuerzas de seguridad, que investigaban versiones del plagio, realizaron una incursión, capturaron a 11 sospechosos de secuestro y liberaron a cinco víctimas cautivas. A continuación hicieron el macabro hallazgo, en un total de ocho fosas, que contenían un total de 59 cadáveres. Una de las fosas tenía 43 víctimas.
El gobierno de Tamaulipas informó que el hallazgo se realizó el miércoles, y que fueron detenidos 11 sospechosos, pero la Secretaría de Gobernación federal (ministerio del interior) señaló que la primera fosa fue encontrada el sábado y que cinco sospechosos fueron detenidos por los soldados.
Pronunciamiento de la presidencia
La oficina del presidente Felipe Calderón emitió una declaración indicando que el hallazgo "destaca la cobardía y la carencia total de escrúpulos de las organizaciones criminales que causan la violencia en nuestro país".
Mientras no exista confirmación inmediata de que una pandilla de narcotraficantes perpetró la matanza, los funcionarios se refieren a ellos como "organizaciones criminales".
En el comunicado el presidente Calderón dijo que ha ordenado que las autoridades federales ayuden en la investigación y en particular se dediquen a identificar a las víctimas.
Los cadáveres eran examinados a fin de determinar si eran pasajeros del autobús cuya desaparición se reportó el 25 de marzo, dijo el gobierno estatal de Tamaulipas en una declaración en que "condenaba enérgicamente" el crimen.
La declaración no señala a qué pandilla de narcotraficantes, si acaso, pertenecían los 11 detenidos, ni por qué secuestraron el autobús.
Las investigaciones continúan para determinar el número exacto y la identidad de los occisos, dijo el vocero Rubén Darío.
Tamaulipas es uno de los estados mexicanos que más ha resentido la violencia relacionada con el narcotráfico en los últimos años.
La fosa común fue hallada en la localidad rural de La Joya en la comunidad de San Fernando, el mismo lugar donde el 24 de agosto fueron encontrados los cadáveres de 72 migrantes, en su mayoría de Centroamérica que fueron muertos a tiros. Se encuentra a unos 130 kilómetros (80 millas) de la frontera con la ciudad estadounidense de Brownsville en el estado de Texas.
©Univision.com y Agencias
Commentarios