Redada de ICE en una escuela de Detroit

Univision.com* | Apr 07, 2011 | 9:10 AM

Comunidad hispana indignada por operativo policíaco

DETROIT, Michigan - Agentes federales del servicio de inmigración llevaron a cabo una redada en las inmediaciones de una escuela primaria en el suroeste de Detroit, Michigan, procedimiento que causó la indignación de líderes de la comunidad hispana.
El pasado 31 de marzo un grupo integrado por al menos seis agentes de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) realizó una batida en las afueras de una escuela y detuvo al menos a un inmigrantes presuntamente por no tener papeles de estadía legal en Estados Unidos.
El noticiero Univision reportó que padres de familia fueron seguidos desde sus casas y detenidos sin razón aparente después de dejar a sus hijos en el establecimiento educativo.
Agregó que los agentes federales de ICE no siguieron las reglas de arrestar a personas en los centros de educación y culto, una norma impuesta por las propias agencias federales.
Detalles de la redada
Padres de familia testigos de la operación aseguraron que fueron perseguidos por los agentes a la entrada de la escuela. “Yo llegué aquí (al establecimiento), me estacioné y (…) ya estaba aquí otra patrulla del ICE en la esquina. Entonces yo le dije a mi esposa: sabes que, hay que bajarnos, hay que meternos en la escuela, porque a lo mejor nos quieren agarrar. No sé”, dijo José Luis Ruiz, un apoderado de la escuela.
Una mujer, visiblemente afectada por la batida, relató que el 31 de marzo los agentes federales se llevaron a su esposo. “Vimos las patrullas, dejamos a los niños y ahí en el semáforo (en una de las esquinas de la entrada principal de la escuela primaria) nos pararon y no le enseñaron nada, ni foto ni papeles ni nada, y lo bajaron. De ahí lo esposaron y se lo llevaron”.
Otra testigo, identificada como Margarita Ángeles, pidió justicia para los padres de familia indocumentados con hijos ciudadanos estadounidenses y declaró que “me da mucho miedo de que un día lleguen y me deporten o que se lleven a mi esposo. Y los niños… Yo no sé qué va a pasar con ellos, porque yo prácticamente no tengo familia aquí (en Detroit).
Clima de terror
En medio de la indignación y enojo por la batida, el director del plantel educativo, Al Abdel, aseguró que los agentes de ICE causaron traumas entre los estudiantes “Ellos no se pueden concentrar porque temen que si uno de sus padres es apartado de ellos, se preguntan si sus hermanos y sus padres estarán aquí el día de mañana con ellos”.
La periodista Viviana Ávila reportó que en la redada del 31 de marzo participaron seis agentes de ICE, de acuerdo con versiones de testigos de la batida.
Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes indicaron que la agencia violó su código de ética al llevar a cabo redadas en inmediaciones de escuelas, y que por ese motivo tienen listas varias demandas en contra de ICE.
“Necesitamos una investigación para saber quién es responsable por estos abusos, y necesitamos que los agentes que lideran el ICE sean responsables”, dijo Rayan Bates, de la Alliance for Immigration Rights of Michigan.
Promesa de Obama
La semana pasada, durante un diálogo con la comunidad hispana desarrollado en Washington DC y transmitido por la cadena Univision, el presidente Barack Obama afirmó que su política de arresto de indocumentados no se detendría, pero que su administración estaba enfocada sólo en aquellos extranjeros con antecedentes criminales.
Un argumento similar fue señalado en octubre del año pasado por la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Janet Napolitano, en una conferencia telefónica con periodistas de medios hispanos. Aseguró que la prioridad de ICE son aquellos indocumentados que han infringido la ley, tienen antecedentes y constituyen una amenaza para la sociedad.
Pero Brian Hale, portavoz de ICE, dijo en un comunicado que "aunque un análisis preliminar sugiere que se siguieron ciertos requisitos, algunos elementos de la operación parecen haber sido contradictorios con nuestras normas, prioridades y política".
Enojo en Los Ángeles
La redada de Michigan es cuestionada también en otros estados. "ICE está fuera de control y el presidente Obama y la secretaria Napolitano deben controlar pronto la agencia, por el bien de todas las familias, pero sobre todo por respeto de la ley y el debido proceso”, dijo Angélica Salas, directora de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA).
“Todo el mundo sabe que las escuelas públicas son uno de los últimos santuarios para la comunidad”, agregó. “ICE ignoró este hecho y convirtió el territorio de las escuelas primarias en un lugar inseguro, amenazador y poco fiable para los padres de familia y sus hijos”.
Salas dijo además que el incidente de Detroit “convirtió en una burla las prioridades de la Administración Obama y de ICE”, en referencia a las declaraciones que Obama hizo en el evento de Washington DC, donde se reunió con decenas de estudiantes hispanos.
CHIRLA, al igual que las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes en Michigan, exigió a Napolitano una investigación para determinar qué sucedió y quiénes son los responsables de la redada.
Daños irreparables
En octubre de 2008 y luego de varios meses de estudio en tres comunidades donde el DHS llevó a cabo redadas en centros de trabajo (Greenley, Colorado; Grand Island, Nebraska; y New Bredford, Massachussets), el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y The Urban Institute elaboraron un amplio informe que mostró el daño causado a cientos de niños estadounidenses y el riesgo que corren otros 3 o 4 millones, hijos de inmigrantes indocumentados.
El objetivo del estudio titulado ‘Pagando el Precio: El Impacto de las Redadas de Inmigración Sobre los Niños en Estados Unidos’ fue mostrar el drama humano detrás de cada detención y evaluar el impacto real de las redadas, sobre todo en los niños con padres indocumentados.
La Raza dijo que el estudio se centró en los menores “porque la sociedad debe velar por ellos, especialmente cuando son ciudadanos estadounidenses y Estados Unidos es su hogar”.
Ellos, los niños afectados por las detenciones, merecen toda la atención de la sociedad, sobre todo su estabilidad emocional, financiera y indicó el documento.
Daños irreparables
Los investigadores que elaboraron el estudio subrayaron que después de la detención o desaparición de sus padres, los niños afectados por las redadas de ICE experimentan sentimientos de abandono y muestran síntomas de traumas emocionales, coacción psicológica y problemas de salud mental.
Las familias afectadas por las batidas y el arresto de alguno de sus integrantes continúan ocultándose y temen ser detenidos si salen a la calle. El aumento de aislamiento social crece a lo largo del tiempo.
Las comunidades de inmigrantes se enfrentan al temor de futuras redadas por ser indocumentados o por ser etiquetados bajo el estigma de ser indocumentados.
La combinación de miedo, aislamiento y las dificultades económicas acarrean problemas de salud mental tales como la depresión, el trastorno de la separación, la ansiedad, el trastorno del estrés post traumático y pensamientos suicidas.
Conclusiones y recomendaciones
Los niños son los miembros más vulnerables de la sociedad; por lo tanto, Estados Unidos, al igual que la mayoría de las demás naciones, ha desarrollado sistemas para protegerlos.
Estos sistemas están diseñados para satisfacer las necesidades básicas de los niños tales como alimentación, vivienda y la atención de la salud, y que sean protegidos de todo tipo de daños físicos y psicológicos. Sin embargo, estos sistemas no pueden reemplazar a los padres cuando ellos son separados de sus hijos.
La política de inmigración de Estados Unidos facilita la emisión de órdenes de detención de padres indocumentados y, por extensión, constituye la principal causa de separación de los padres de sus hijos.
El gobierno de Estados Unidos ha guardado silencio acerca de los efectos de estas incursiones en los niños (las redadas) y la ICE aún no ha reconocido plenamente que las redadas y las largas detenciones son perjudiciales con severas consecuencias para las familias.
Un reciente informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reveló que los derechos de los inmigrantes durante el gobierno de Obama siguen siendo lesionados, y que el debido proceso es violentado.
Las organizaciones que velan por los derechos de los inmigrantes insisten en que la salida al problema de los 11 millones de indocumentados pasa por la aprobación en el Congreso de una reforma migratoria comprensiva que incluya una vía regulada de legalización.
En los últimos seis años el debate en el Congreso se ha visto truncado por falta de respaldo bipartidista.
©Univision.com*
Commentarios