El voto hispano está más asimilado

EFE | Oct 15, 2004 | 11:52 AM

Un electorado estable

La mayoría de votantes hispanos muestra poco interés en las políticas migratorias de los candidatos presidenciales, y más bien comparte con el electorado sus anhelos sobre economía, educación y salud, según un análisis del Centro para Estudios de Inmigración.
Expertos del Centro (CIS, en inglés), debatieron hoy la influencia del voto latino en las elecciones del 2 de noviembre próximo, sobre la base del estudio: "Perdiendo Terreno o empatados?. Republicanos y el juego político del Voto Latino".
La investigación, efectuada por James Gimpel, profesor de Gobierno de la Universidad de Maryland, señala que la proposición del presidente George W. Bush de crear programas de trabajadores huéspedes para inmigrantes indocumentados no ha tenido un impacto significativo entre los votantes latinos.
Durante la discusión, Gimpel dijo que los latinos registrados para ejercer el sufragio -calculados en cerca de siete millones, según cifras no oficiales-, permanecen sorprendentemente estables en sus puntos de vista políticos, prefiriendo a los demócratas sobre los republicanos.
Esa preferencia se da en un margen de dos a uno a nivel nacional y en la mayoría de los estados, explicó el catedrático.
Añadió que un alto porcentaje de los latinos inscritos para las elecciones generales de noviembre viven en estados que no son cruciales en la lucha por la presidencia estadounidense.
Otro de los participantes en el análisis, William Frey, destacó que los hispanos, que con más de 40 millones de personas constituyen el 13.8 por ciento de la población total de Estados Unidos, cuentan con un 12.1 por ciento de miembros en edad de votar.
En los estados y condados clave para el triunfo electoral del demócrata John Kerry, o del republicano, George W. Bush, que pretende su reelección, los hispanos constituyen el 5.2 por ciento de los votantes, mientras que los anglosajones son el 86.3 por ciento.
Los afroamericanos son el 6 por ciento de la fuerza electoral en esas áreas; los asiáticos el 1.1 por ciento y otros grupos forman el 1.3 por ciento.

Educación, economía y empleo

Para Frey, los latinos son una fuerza de peso principalmente en estados como Florida y Nuevo México, a los que siguen en importancia Arizona, Nevada, Virginia, Delaware, Carolina del Sur, Luisiana, Georgia, Alabama e Illinois.
El estudio de Gimpel resalta que generalmente la persuasión de parte de los candidatos falla porque los ciudadanos con derecho al voto no prestan suficiente atención a los políticos durante la campaña electoral.
Explica que los votantes desarrollan una vaga impresión de los candidatos y de los partidos.
Como otros ciudadanos, sólo una fracción de los hispanos que acudieron a las urnas en las elecciones del 2000 participó en los comicios de 2002 para miembros del Congreso, y que vivían en pequeñas ciudades, según el estudio.
Gimpel dijo que el 73 por ciento de los latinos votó a favor de los demócratas en las grandes ciudades durante el 2000, pero esa proporción bajó a 68 por ciento en las elecciones legislativas de 2002.
Tanto la investigación realizada por Gimpel, como otra del Centro Hispano Pew, indican que las reformas sobre inmigración sugeridas por el presidente Bush figuran como la número 11 entre las prioridades de los votantes latinos inscritos.
Las principales preocupaciones de los hispanos son la educación, economía y la creación de puestos de trabajo, además de los programas de salud.
Gimpel puso de relieve que cerca del 60 por ciento de todos los latinos inscritos para votar vive en California, Texas y Nueva York, que no son considerados clave para la victoria en las próximas elecciones.
©EFE
Commentarios