Alabama aprobó ley antiinmigrante similar a la SB1070 de Arizona

Univision.com* | Apr 06, 2011 | 11:19 AM

Policías tendrían poderes extraordinarios para actuar como agentes federales de inmigración

El miedo se propagó el martes entre los inmigrantes del estado de Alabama después de que el Congreso estatal aprobara la ley HB56, una propuesta similar a la SB1070 de Arizona cuyo objetivo es poner fin a la población indocumentada.
El proyecto otorga poderes extraordinarios a las policías locales (estatal y municipal) para que sus agentes arresten a cualquier individuo que no pueda probar que se encuentra legalmente en Estados Unidos.
De ser promulgada, sería el segundo estado, después de Arizona, que criminaliza la estadía sin papeles, una acción que en los otros 48 estados sigue siendo una falta de carácter civil no criminal.
Amplia mayoría
El proyecto antiinmigrante de Alabama, respaldado por republicanos ultraconservadores, fue aprobado con 73 votos a favor y 28 en contra. Entre sus artículos contempla castigos –pérdida de licencias o permisos de operación- a los empleadores que, a sabiendas, contratan trabajadores indocumentados.
El promotor de la iniciativa, el Micky Hammon, dijo que la medida fue planeada " para dificultar a los inmigrantes ilegales vivir en Alabama”.
Mientras los patrocinadores del proyecto argumentan que la iniciativa favorecerá a los habitantes del estado con un mayor número de empleos, los demócratas –que se oponen a la iniciativa- advirtieron que de ser puesta en vigor motivará el perfil racial.
Condena generalizada
Helen Hamilton Rivas, una activista que defiende los derechos de los inmigrantes en Alabama, dijo que “me queda claro que quienes apoyan el proyecto de ley HB56 saben que no tienen buena base constitucional para defenderlo”, y que los autores de la iniciativa “pudieran tener problemas para proveer datos confiables y defenderla”.
Agregó que el proyecto, aprobado en primera instancia por la Cámara, ahora deberá ser debatido por el Senado con la propuesta SB256 patrocinada también por republicanos, pero advirtió que el proyecto enfrenta una fuerte oposición estatal y nacional.
“Hemos recibido apoyo de todo el país por medio de llamadas telefónicas, mensajes de texto y faxes. Ojalá siga vigente esta condena”, indicó Hamilton.
Marina Padilla, quien también defiende los derechos de los inmigrantes en Collinsville, al norte de Alabama, dijo que la aprobación en la Cámara estatal de la ley HB56 “está muy mal” y que desde mucho antes del debate “la iniciativa está afectando a la población inmigrante del estado”.
“Algunos ya se han movido de sus casas, por miedo, para establecerse en otras partes. Eso nos preocupa. A los que se quedan les estamos ayudando a que adquieran formas válidas de identificación, como por ejemplo un pasaporte”, precisó.
Batalla en cortes
La polémica HB56 pudiera tener los días contados. El abogado Sigfredo Rubio, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), dijo que la ley “es inconstitucional” y anticipó que la entidad, junto con otras organizaciones estatales y nacionales, demandará judicialmente la iniciativa en el caso que sea promulgada.
“No será aprobada por las Cortes. La ley propuesta es lo mismo que trataron de pasar en Arizona, que alienta a las policías locales a detener personas determinados por el perfil racial, por las características físicas de los individuos. La Corte ya sentó un precedente”.
Un día antes que la SB1070 de Arizona entrara en vigor, la Corte federal del Noveno Circuito frenó temporalmente algunos de los principales artículos conflictivos de la medida, sobre todo aquellos relacionados con los poderes otorgados a las policías para detener a personas sobre las que se sospechara que se trataba de indocumentados.
“Pienso que la Ley de Alabama ataca a las personas latinas pero no es lo suficientemente dura respecto a los empleadores estadounidenses que están contratando a trabajadores latinos”, añadió Rubio. “Cuando firmada por el gobernador la vamos a demandar y confiamos en que será detenida”.
Según datos de la oficina del Censo, en Alabama viven poco más de 187 mil latinos. “Pero obviamente esacifra está por debajo del 30% del número real”, indicó Rubio.
"No se aterroricen"
Respecto a qué pueden hacer los indocumentados de Alabama mientras continúa el debate en el Congreso, Rubio aconsejó “conocer sus derechos en Estados Unidos” y recalcó que incluso los indocumentados están protegidos por la ley y la Constitución.
“Pero lo primero es que nadie se aterrorice”. Y pidió a la comunidad hispana de Alabama “que empecemos a documentar los arrestos, las alegaciones de discriminación, que nos empecemos a informar sobre nuestros derechos, de quiénes comandan las jefaturas de policías, de los nombres de los policías y de testigos que nos puedan ayudar en futuras demandas por abusos en la ejecución de la ley”.
“Necesitamos casos muy específicos para batallar en las Cortes. Y para lograrlo debemos vencer el temor”, subrayó Rubio.
En cuanto a la decisión de irse o no del estado, el abogado dijo que “Esa es una decisión muy personal” y que por ahora “no hay razón legal por la cual hacerlo”.
Agregó que en el estado y en el resto del país “hay muchos residentes permanentes que reúnen los requisitos para pedir la ciudadanía. Háganse ciudadanos, inscríbanse para votar y participen en los procesos electorales. Así tendremos autoridades que nos vean y aprueben leyes que ayuden a nuestra comunidad”.
Radiografía de la HB56
La iniciativa HB56 de Alabama incluye las siguientes prohibiciones y exigencias:
Obliga a los empleadores suscribirse al programa federal E-Verify y verificar el estado migratorio de todos sus empleados. De comprobarse la contrata ilegal a sabiendas, el empleador será sancionado.
Exige prueba de ciudadanía o residencia legal permanente para acceder a beneficios del gobierno estatal.
Niega el derecho de alquiler a personas que permanezcan indocumentadas en el estado. Los arrendatarios están obligados a verificar el estado migratorio antes de la firma de un contrato.
Establece sanciones a los arrendatarios que a sabiendas alquilar propiedades a indocumentados.
Incluye sanciones severas al tráfico y uso de documentos falsos de identidad.
Advierte a empleados públicos que no pueden limitar o restringir la ejecución de la ley federal de inmigración.
Los agentes de policía están facultados para arrestar a individuos si existe sospecha razonable que se trata de un extranjero no autorizado para permanecer en territorio del estado de Alabama.
Cualquier persona detenida por las autoridades de policía deberá presentar prueba de permanencia legal en el país.
Identificación obligatoria
Será obligatorio llevar consigo pruebas válidas de identidad y de permanencia legal en el país. Los documentos de identidad aceptados son: licencia de conducir válida emitida por los estados de Alabama y Georgia; tarjeta válida de inscripción tribal u otra forma de identificación tribal; cualquier identificación emitida por el gobierno federal de Estados Unidos o un gobierno estatal, pasaporte válido y el documento federal I-94.
La HB56 estipula que los extranjeros que no puedan probar un estatus migratorio legal en el país serán entregados a la custodia de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE).
La ley de Alabama, al igual que la SB1070 de Arizona, prohíbe la contratación de jornaleros y declara ilegal que estos trabajadores ingresen a un vehículo que se detenga en la calle para ofrecerles un trabajo. Incluso considera delito el gesto o movimiento de cabeza que haga un conductor a un jornalero y que esto suponga una forma de contrato.
También castiga el transporte o intento de transporte o traslado no autorizado de personas que no tengan estatus de permanencia legal en Estados Unidos, o el ocultar a un indocumentado.
©Univision.com*
Commentarios