Cárteles mexicanos hacen temblar a más de cien países en el mundo

Univision.com y Agencias | Apr 05, 2011 | 6:33 PM

Expansión y largo alcance

CANCUN, México - Más de una centena de países se encuentran preocupados por el "largo alcance" que muestran los carteles mexicanos de las drogas y la expansión hacia Centroamérica.
En el marco de la 28 Conferencia Internacional para el Control de Drogas, en que participan representantes de más de 120 países reunidos en el balneario mexicano de Cancún, la administradora de la oficina antidrogas estadounidense (DEA), Michelle Leonhart, dijo que está particularmente preocupada por la expansión del cartel de Los Zetas, uno de los grupos que ha sido responsabilizado de buena parte de la violencia del crimen organizado que afecta a México.
"Nosotros siempre estamos preocupados por los carteles mexicanos de las drogas y la influencia que tienen", agregó. La responsable de la DEA dijo que los países del mundo enfrentan muchos de los mismos desafíos, que incluyen la sofisticación y aumento de las capacidades de los narcotraficantes.
Por su parte, el director de la Policía Nacional de Colombia, Óscar Naranjo, aseguro, que los narcotraficantes mexicanos son vistos por su país como "altamente agresivos, atravesando por un momento muy difícil".
"Los narcotraficantes cuando están tranquilos, cuando han corrompido al Estado y permeado a las instituciones, disminuyen los niveles de violencia; cuando se sienten perseguidos, acorralados y rechazados, tienden a hacer violencia para no perder ese espacio", afirmó el funcionario citado por la versión digital de El Universal.
Los Zetas, el mejor ejemplo
La responsable de la DEA, quien organiza la Conferencia junto a la Secretaría de Seguridad Pública mexicana, hizo énfasis en la peligrosidad particularmente de "Los Zetas".
"Siempre nos ha preocupado el poder de los cárteles mexicanos y hacemos todo lo posible para desarticular ese poder, pero la preocupación con los Zetas tiene que ver con la violencia que están generando en México y su extensión hacia Centroamérica", continuó la funcionaria estadounidense Leonhart.
La funcionaria agregó que se han encontrado "puentes de contacto" entre los Zetas y otros carteles mexicanos para llevar droga hacia Europa, a través de rutas nuevas entre ellas utilizando países africanos.
Al realizar junto al secretario de seguridad pública de México Genaro García Luna la apertura del evento, que sesionará hasta el jueves, Leonhart destacó la necesidad de crear un frente común contra el narcotráfico y su violencia creciente.
"Enfrentamos los mismos retos: un incremento en las capacidades y sofisticación de los traficantes globales, (y las) conexiones peligrosas entre traficantes y redes globales de terrorismo", manifestó la funcionaria estadounidense.
La creciente sofisticación
Refirió como un ejemplo la localización y decomiso en julio del 2010 en Ecuador de un submarino con capacidad para transportar hasta 14 toneladas de droga. El hallazgo lo realizaron autoridades ecuatorianas con información de Colombia y Estados Unidos.
Consideró que "ese decomiso prueba la creciente sofisticación" de las organizaciones del narcotráfico, pero también cómo el intercambio de información permite golpearlas.
Aseguró que además de manifestar su preocupación, los países que asisten a la XXVIII Conferencia Internacional para el Control de las Drogas buscan manifestar su apoyo y elogios al gobierno del presidente Felipe Calderón contra el crimen organizado.
Leonhart dijo estar optimista sobre los esfuerzos que hace México para enfrentar las organizaciones del crimen organizado.
La administradora de la DEA aseguró que el mando y control del tráfico de drogas en Estados Unidos permanece en los carteles de las drogas mexicanos, que contratan pandillas locales en territorio estadounidense para la distribución de enervantes.
Dijo que el control que han alcanzado los carteles mexicanos en la distribución de enervantes en Estados Unidos ha hecho que casi desaparezcan los intermediarios en su territorio.
Relación sin precedentes
Leonhart aseguró que la relación bilateral entre México y Estados Unidos en materia de seguridad pública e intercambio de información se encuentra en niveles sin precedentes, a pesar de que en las últimas semanas se divulgó información que generó fricciones diplomáticas, como la filtración de cables diplomáticos filtrados por Wikileaks en los que la embajada de Estados Unidos criticó la estrategia antidrogas del presidente Calderón.
También se reveló recientemente el uso de aviones no tripulados de Estados Unidos para apoyar la lucha mexicana antidrogas, lo cual molestó a legisladores mexicanos, y un presunto tráfico de cientos de armas al país avalado presuntamente por una agencia estadounidense.
La filtración de los cables de Wikileaks llevó al propio presidente Calderón a lanzar críticas contra los embajadores estadounidenses.
En los últimos días, Carlos Pascual anunció su renuncia como embajador de Estados Unidos en México, aunque el gobierno del presidente Barack Obama informó que permanecerá en el país mientras se nombra un sustituto.
Pascual participó también en la conferencia en Cancún, donde dijo que si bien en Estados Unidos hay un mayor consumo de drogas y una importante presencia de armas, la violencia no se compara con la que hay en México.
Consideró que esa diferencia se explica por el sistema de justicia que en Estados Unidos garantiza que los criminales tendrán que pagar un costo por sus actividades delictivas.
Violencia, señal positiva
Leonhart empero se dijo optimista sobre los esfuerzos que hace el gobierno mexicano para enfrentar las organizaciones del crimen organizado y consideró que el aumento en la violencia de los carteles es un síntoma de debilidad.
"Aunque parezca lo contrario, el nivel de violencia en México es una señal de que se está teniendo éxito", manifestó Leonhart.
Según cifras oficiales, 34,200 personas murieron en México entre diciembre de 2006 y el mismo mes de 2010 como resultado de una ofensiva contra los carteles apoyada en el uso de la fuerza militar. Este año las víctimas llegan al menos a tres mil personas, según un balance coincidente de diarios.
La conferencia internacional, que concluye el jueves, tiene como tema principal la necesidad de crear un frente común contra la delincuencia organizada.
©Univision.com y Agencias
Commentarios