Se desconoce vía de fuga radiactiva de Fukushima

Univision.com y Agencias | Apr 05, 2011 | 2:32 PM

Expertos advierten daños por contaminación a largo plazo

TOKIO - Trabajadores utilizaron un reactivo de color blanco como la leche mientras buscaban frenéticamente dar seguimiento al agua con alto nivel radiactivo que se filtraba de una planta nuclear averiada por el maremoto y que descendía hacia el océano por la costa nororiental de Japón.
Una grieta en una fosa de mantenimiento fue hallada el fin de semana, la confirmación más reciente de que la radiactividad se sigue escapando al medio ambiente.
Esta fuga es un síntoma de los problemas primarios que afronta el complejo de Fukushima Dai-ichi: que el agua radiactiva se está acumulando alrededor de la planta y está impidiendo a los empleados encender los sistemas de enfriamiento que estabilizaría a los reactores, que están recalentados.
Funcionarios gubernamentales admitieron el domingo que probablemente pasarán varios meses antes que los sistemas de enfriamiento sean restaurados completamente y aún si eso ocurre, se necesitarán años de trabajo para limpiar el área alrededor del complejo y buscarán descubrir qué hacer con todo ese desecho tóxico.
Carrera contra el tiempo
Por lo pronto, hasta que todas las fosas de agua contaminada sean bombeadas hacia tanques de almacenamiento y el sistema de enfriamiento sea restaurado, los métodos improvisados de bombear agua al interior de los reactores y permitirles la salida mientras se pueda sean la única manera de enfriar las temperaturas y la presión de las partes centrales de los reactores, será la única manera de mantener el control de los reactores donde sus rodillos de combustible nuclear siguen produciendo cantidades enormes de calor aún cuando las reacciones nucleares han parado.
"Debemos seguir enviando agua al interior de los reactores para enfriarlos y evitar un mayor daño aun cuando exista un efecto colateral, que es la fuga", informo Hidehiko Nishiyama, un vocero de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial.
"Queremos deshacernos del agua estancada y descontaminar el lugar para que podamos regresar a nuestra tarea primaria de restaurar el sistema sostenible de enfriamiento lo más pronto posible.
Este sistema improvisado también complica a la empresa Tokyo Electric Power Co. (TEPCO) para alcanzar otra meta: la de contener la expansión radiactiva.
La planta ha liberado radiactividad desde el 11 de marzo, cuando un terremoto de nueve grados de magnitud generó un potente tsunami que destruyó amplios sectores de la costa noreste de Japón.
Hasta 25.000 personas habrían muerto en el desastre y decenas de miles perdieron sus casas. Miles de personas se vieron obligadas a alejarse a un radio de más de 20 kilómetros (12 millas) alrededor de la planta debido a la radiación.
Alimentos controlados
Japón impuso por primera vez pautas de seguridad nuclear para los frutos de mar comestibles después que el agua del Pacífico cercana a la usina atómica devastada por el tsunami muestra un nivel de contaminación radiactiva que supera el límite legal en millones de veces.
El operador de la planta reiteró que la radiación se dispersará rápidamente y no es peligrosa en lo inmediato, pero un especialista dijo que la exposición a los niveles altamente concentrados cerca de la usina Fukushima Dai-ichi podría causar lesiones y que podría quedar una contaminación residual del mar como resultado de las filtraciones.
Al conocer los nuevos niveles, sumados a los informes sobre la radiación acumulada en pescados, el gobierno resolvió imponer por primera vez un nivel aceptable de radiación para el producto. Algunos pescados capturados el viernes en las aguas costeras superarían el nuevo límite provisional.
"Aunque el gobierno dice que el pescado es apto para consumo, la gente no quiere comprar frutos de mar provenientes de Fukushima", dijo Ichiro Yamagata, un pescador que vivía cerca de la usina nuclear, pero que se encontraba en un refugio en Tokio.
"Probablemente no podremos pescar allí por muchos años", añadió.
Industria afectada
Las zonas costeras invadidas por el tsunami del 11 de marzo constituyen la quinta parte de la enorme industria pesquera japonesa, pero el miedo a la radiación podría afectar a todo el sector.
Aunque Japón importa mucho más de lo que exporta, el año pasado envió al mundo frutos de mar por valor de 2.300 millones de dólares. Adicionalmente, el miedo a la contaminación sería un golpe duro para la patria del sushi.
La radiación se está filtrando en el Pacífico cerca de la planta en la costa nororiental de Japón desde que un terremoto de magnitud 9 generó un tsunami colosal que inundó las instalaciones. Durante el fin de semana, operarios de la planta descubrieron una grieta a través de la cual el agua muy contaminada se derramaba directamente al océano.
El tsunami arrasó unos 400 kilómetros de costa con sus poblaciones y dejó unos 25.000 muertos. Decenas de miles perdieron sus hogares y el miedo a la radiación obligó a evacuar a los pobladores de la zona de la usina.
Anuncian compensación
La operadora de la planta, Tokyo Electric Power Co. _cuyo valor de mercado cayó al nivel más bajo en sus 60 años de historia_, dijo el martes que dará a cada población afectada 20 millones de yenes ($240,000) por encima de cualquier compensación ordenada por la justicia.
TEPCO anunció asimismo que las muestras de agua de mar tomadas cerca de uno de los reactores superaba el límite legal de yodo radiactivo en 7,5 millones de veces el 2 de abril y 5 millones de veces dos días después.
La compañía dijo en un comunicado que a pesar de las cifras, la radiación no tendría "impacto inmediato" sobre el medio ambiente, pero que se esforzaba por detener las filtraciones lo antes posible.
Pero muestra de la cólera creciente del público con respecto a la empresa propietaria de la planta, una de las municipalidades rechazó la donación.
Una portavoz de la ciudad de Namie declaró que la oferta de TEPCO había sido rechazada, "lo que nos deja libres de criticar a la sociedad".
"La población local supera los 20,000 habitantes, por lo tanto cada residente habría recibido menos de 1.000 yenes (poco más de $11). Esto no permite vivir a los damnificados".
Miles de evacuados
Unas 80,000 personas residentes en un perímetro de 20 km alrededor de la central accidentada por el sismo y el tsunami del 11 de marzo, se vieron obligados a evacuar la zona, dejando todo tras ellos.
Por otra parte, muchos agricultores de la prefectura de Fukushima debieron suspender la comercialización de verduras y de leche debido al índice demasiado elevado de radiactividad emanado por cuatro de los reactores dañados.
Más de tres semanas después del paso de un maremoto de 14 metros, la situación en la central de Fukushima Daiichi (N°1) sigue siendo un problema, en tanto los circuitos de enfriamiento del combustible nuclear no hayan sido reparados.
Los reactores siguen emanando radiaciones hacia el aire, el mar y la tierra, amenazando contaminar toda la cadena de alimentación y el agua potable.
El ministro de Industria, Banri Kaieda, declaró el martes a la prensa que había ordenado a TEPCO prepararse para pagar indemnizaciones a las poblaciones más afectadas.
Por otra parte, según la agencia de prensa Kyodo, la sociedad debe calcular con el gobierno las enormes indemnizaciones que deberá pagar a las empresas, agricultores y pescadores afectados por el accidente nuclear.
El martes, la acción de TEPCO perdió 18,10%, cayendo a 362 yenes, su nivel más bajo en 60 años.
©Univision.com y Agencias
Commentarios