Revive la Ley del Sueño

Univision.com* | Jul 20, 2007 | 9:03 AM

Hacen falta 60 votos

La falta de consenso en el Senado frenó el jueves el debate sobre el proyecto Dream Act, que de ser aprobado otorgaría cada año residencia temporal a unos 65 mil estudiantes indocumentados sobresalientes que se gradúan de la escuela secundaria en Estados Unidos.
El proyecto, patrocinado por un grupo bipartidista encabezado por los legisladores republicanos Chuck Hagel (Nebraska) y Richard Lugar (Indiana), junto al demócrata Richard Durbin (Illinois), formaba parte de un proyecto de reforma migratoria que el Senado abortó el 28 de julio, también por falta de apoyo por parte de demócratas y republicanos.
La iniciativa había sido agregada a un proyecto de ley de fondos para el Departamento de Defensa, pero fue retirada porque no contaba con un mínimo de 60 votos a favor de los 100 asientos que integran el Senado.
Líderes del Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), la principal organización hispana de Estados Unidos, y la Liga de Ciudadanos de Latinoamericanos Unidos (LULAC) anticiparon que el proyecto de ley "así como otras oportunidades legislativas" para debatir el Dream Act "serán mucho más viables" en el Senado en septiembre.
La Raza prevé que para esa fecha "un voto a favor del Dream Act pueda ocurrir" y el proyecto sea entonces enviado a la Cámara de Representantes para su debate y aprobación.
La ley del Sueño
Conocido como Ley del Sueño (Development, Relief and Education for Alien Minors Act -Dream Act) fue presentado por primera vez al Congreso en septiembre de 2003 por los senadores Orrin Hatch (republicano de Utah) y Richard Durbin (demócrata de Illinois).
En marzo de 2007 fue reintroducido a la Cámara Baja por los representantes Howard Berman (demócrata de California), Lucille Roybal-Allard (demócrata de California) y Lincoln Diaz-Balart (republicano de Florida).
Dos meses más tarde (el 21 de mayo), el lenguaje de la propuesta fue agregado al proyecto tripartita de reforma migratoria redactado por negociadores demócratas, republicanos y de la Casa Blanca y que comenzó a debatir el Senado.
Las discusiones finalizaron el 28 de junio por falta de apoyo de los mismos partidos que lo redactaron.
Sin embargo y pese a que el Senado dijo que no volvería a tratar el tema migratorio, la semana pasada  el Centro Nacional para las Leyes Migratorias (NILC) pidió a la comunidad inmigrante que se movilice en apoyo del Dream Act, que sería nuevamente tratado en el Senado.
NILC dijo que el proyecto de ley sobrevivirá si la comunidad inmigrante escribe o llama a los senadores para apoyar su iniciativa.

De qué se trata

El Dream Act permitirá que estudiantes inmigrantes que fueron criados en Estados Unidos y se graduaron de secundarias estadounidenses "tengan la oportunidad de realizar sus estudios superiores y tener un camino hacia la ciudadanía", detalló el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), el principal grupo hispano de Estados Unidos.
"Desde que el Dream Act fue presentado por primera vez, más de 390 mil de los mejores estudiantes en este país se han graduado de la secundaria con ninguna esperanza de realizar sus estudios superiores", advirtió.
"No podemos dejar que este talento continúe siendo malgastado. Ahora es la hora para que el Congreso la apruebe y permita que el tremendo potencial que estos estudiantes tienen pueda ser aprovechado por nuestras comunidades y nuestro país", enfatizó Janet Murguía, presidenta de NCLR.
Premio a los mejores
Tal y como fue redactado en 2003, el Dream Act beneficiará a unos 65 mil estudiantes cada año, pero exige que los favorecidos posean, entre otras características, buen carácter moral, demostrar buen comportamiento y no tener antecedentes criminales.
Los estudiantes elegibles, explica, ganarían la residencia sólo si obtienen un título universitario y si durante el paso por la universidad mantienen el mismo nivel de calificaciones obtenido durante la secundaria.
"Estos estudiantes son estadounidenses en cada aspecto menos uno. Sencillamente no pueden aprovechar la oportunidad de educarse y superarse en la vida cuando hay tantos otros estadounidenses que no valoran este hecho", dijo Murguía.
El Dream Act "permitirá que estos jóvenes puedan convertirse en el tipo de ciudadanos que este país necesita, ciudadanos productivos y responsables que pagan sus impuestos", apuntó.
El proyecto es respaldado, además de la NCLR, por The American Federation of Labor-Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO), el sindicato más grande del país, así como por decenas de entidades que defienden los derechos de los inmigrantes.
©Univision.com*
Commentarios