Récord de muertes, arrestos y deportados

Univision.com* | Dec 15, 2004 | 10:59 AM

Aumentaron los muertos

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos detuvo a más de 480 mil mexicanos indocumentados en la frontera de Arizona durante el año fiscal 2004, mientras que por la frontera de Nuevo Laredo, Texas, deportó a 64 mil en el mismo período.
Las autoridades migratorias dijeron que en 2004 se registraron 171 muertes en Arizona. En el año fiscal 2003 el número de fallecidos llegó a 168.
En ambos períodos, la mayoría de los decesos ocurrió en el sector de Tucson. Este año 141 personas perdieron la vida en esa zona cuando intentaban llegar a Estados Unidos, dijo la Patrulla.
En cuanto a los arrestos, la Patrulla precisó que en 2004 la cifra aumentó 40 por ciento en comparación con el año pasado. En el sector de Tucson arrestaron a 487.491 inmigrantes. Durante 2003 en el mismo sector fueron detenidos 343.543 indocumentados.
El aumento en el número de detenidos se debe "en gran parte" al Arizona Border Control (ABC), un operativo de vigilancia activado en mayo por el gobierno de Washington, dijo Andy Adames, portavoz de la Patrulla en Arizona.
El ABC incluye el uso de 6 helicópteros y sofisticadas miniavionetas sin pilotos (Unmanned Aerial Vehicles, UAV's), naves que tienen un costo de 4 millones de dólares cada una.
Los deportados por Texas
Otro sector que registró una intensa actividad durante 2004 fue Texas, por donde 64 mil mexicanos fueron deportados en 2004.
Las autoridades de Nuevo Laredo dijeron que en 2003 el número de expulsiones por esa zona alcanzó los 54 mil.
Según explicó Rafael Sandoval, titular de Protección Civil de esa localidad fronteriza, al finalizar diciembre de 2004 la cifra pudiera alcanzar 70 mil mexicanos deportados de Estados Unidos por el puesto fronterizo de Nuevo Laredo.
Sandoval detalló que en algunas ocasiones la cifra de mexicanos deportados "llega hasta 200 por día, pero ahora lo que llama la atención es que, a pesar de la temporada de fin de año, los números no han bajado".
Versiones de prensa indican que cada año más de 300 mil inmigrantes mexicanos sin papeles intentan cruzar la frontera en busca de trabajo.
Alfonso Aguilar, director de la Oficina de Ciudadanía del servicio de inmigración, dijo la semana pasada en Miami que en Estados Unidos viven entre 8 y 10 millones de indocumentados. De ellos, al menos 4.5 millones serían mexicanos.

Los deportados del PLR

Entre el 12 de julio y el 20 de septiembre, el gobierno de Estados Unidos deportó 14.071 mexicanos en el marco del Programa de Repatriación Lateral (PLR), plan ideado por el gobierno de Washington para detener el tráfico y la muerte de inmigrantes en la frontera de Arizona.
Ambos países reconocieron, al término del ciclo de expulsiones, que un grupo binacional revisará los resultados de las repatriaciones voluntarias y una eventual reactivación del proyecto costeado por Estados Unidos.
El departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS) aseguró que en las 14 semanas que duró el PLR sólo fueron deportados inmigrantes mexicanos indocumentados, y que los extranjeros detenidos fuera del área de Arizona fueron enviados a una corte de inmigración o deportados inmediatamente a través de puestos fronterizos.
Durante las primeras cinco semanas los expulsados fueron trasladados en vuelos de la línea aérea Mexicana de Aviación desde Tucson hasta la Ciudad de México y Guadalajara.
"Pero después del 15 de agosto fueron llevados sólo hasta el Distrito Federal y de ahí en autobuses hasta sus pueblos", explicó Alfonso Nieto, vocero de la Embajada de México en Washington.
El plan de Estados Unidos era deportar un promedio de 300 mexicanos diarios, pero la cifra se mantuvo por debajo de las proyecciones.
No todos están de acuerdo
Mientras el gobierno federal menciona los éxitos alcanzados en los operativos para frenar la inmigración indocumentada, defensores de los derechos de los inmigrantes criticaron las medidas.
"Desde hace más de una década que la frontera entre Estados Unidos y México ha visto un crecimiento en la infraestructura y la militarización de la franja fronteriza", dijo a la Agencia Española de Noticias (EFE) Isabel García, abogada y presidenta de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona.
"Pero este último año creo que ha sido peor que otros, con un incremento adicional de recursos especialmente en Arizona", enfatizó la activista.
La dirigente aseguró que en Arizona se vive un clima antiinmigrante, antimexicano que se excusa con el pretexto de proteger al país de un posible ataque terrorista.
A su vez, Claudia Smith, directora del del Proyecto Fronterizo de San Diego, dijo que el incremento en el número de muertes en la frontera está directamente relacionado con el incremento en las medidas de seguridad.
"Han obligado a los inmigrantes a utilizar rutas cada vez más peligrosas y menos vigiladas", dijo la activista. "Cuando se presenta una emergencia la ayuda no llega a tiempo. El inmigrante muere".
El sacerdote católico Filiberto Luviano, de Nuevo Laredo,  indicó que "nosotros tenemos más de 10 años ofreciendo alimentos gratis todos los días. En especial los meses de diciembre observamos una baja en el número de inmigrantes, pero este año la cifra no ha disminuido", advirtió.
Al igual que Fluviano, religiosos de varias otras creencias religiosas han desarrollado proyectos de asistencia a inmigrantes en ambos lados de la frontera.
©Univision.com*
Commentarios