The New York Times acusó al Papa de encubrir casos de abusos ocurridos en Wisconsin

Univision.com y Agencias | Mar 25, 2010 | 9:44 AM

La respuesta oficial

CIUDAD DEL VATICANO - El Vaticano salió este jueves en defensa del Papa Benedicto XVI -acusado por el diario The New York Times de haber encubierto en el pasado los abusos de un sacerdote estadounidense pedófilo- porque no tuvo conocimiento de los hechos hasta muy tarde, cuando el cura era viejo y estaba enfermo.
Según The New York Times, Joseph Ratzinger, cardenal prefecto de la Congregación para la Fe en los años 1990, se abstuvo de iniciar trámites contra un sacerdote acusado de haber maltratado a unos 200 niños sordos en una escuela de Wisconsin (norte de Estados Unidos) entre 1950 y 1972.En su respuesta al diario, hecha pública el jueves por la mañana en El Vaticano, su portavoz, el padre Federico Lombardi, recalca que se recurrió a la Congregación "por primera vez" a "finales de los años 90, cuando ya habían transcurrido más de dos décadas" desde que los abusos fueron denunciados a los responsables de la diócesis y a la policía.El padre Lombardi recuerda que las autoridades civiles estadounidenses investigaron al padre Murphy en los años 70, a raíz de acusaciones de las víctimas, pero acabaron abandonando las pesquisas.Castigo de mano blanda"Es importante recalcar que el asunto canónico presentado a la Congregación no tenía relación alguna con ningún procedimiento civil o penal contra el padre Murphy", recalca el texto.En él se especifica que el caso llegó al Vaticano por una "violación del sacramento de la penitencia", debido a que algunos abusos se cometieron en un confesionario."Como el padre Murphy era viejo, tenía mala salud, vivía recluido y no había habido ninguna información sobre eventuales abusos durante los últimos 20 años, la Congregación para la Doctrina de la Fe sugirió al arzobispo de Milwaukee que restringiera las actividades religiosas del padre Murphy y pidiera al religioso que aceptara la plena responsabilidad por la gravedad de sus actos", añade El Vaticano.Qué denunció el diarioSegún la página digital de The New York Times, El Vaticano no hizo nada contra el padre Murphyun y tampoco el entonces cardenal Ratzinger -actual Papa- hizo algo, a pesar de que varios obispos estadounidenses advirtieron que los hechos podían llevar a la Iglesia a una situación embarazosa.Un artículo publicado el jueves en el sitio web del diario español El Mundo, detalla que el periódico estadounidense se basó en documentos que obtuvo de abogados que representan a demandantes contra el arzobispado de Milwaukee, estado de Wisconsin.De ahí se desprende que representantes de la Iglesia analizaron la posibilidad de alejar al sacerdote de su cargo. Pero la protección de la Iglesia ante un escándalo tuvo prioridad.

El legado del padre Murphy

El sindicado de los abusos, Lawrence Murphy, murió en 1998. Entre los años 1950 y 1974, dijo The New York Times, trabajó en una conocida escuela para niños sordos.Aseguró la denuncia del NYT que en 1996, el entonces cardenal Ratzinger no respondió a dos cartas del entonces arzobispo de Milwaukee, Rembert G. Weakland, con respecto al caso.Ocho meses después, el cardenal Taricisio Bertone, de la Congregación para la Doctrina de la Fe, pidió a los obispos en Wisconsin que iniciaron un proceso secreto interno con la intención de alejar a Murphy del cargo, se lee en la nota de El Mundo.Decisión cuestionadaAgrega el reporte de prensa que poco después el cardenal Bertone detuvo el proceso, luego de que el padre Murphy protestara en contra por escrito ante el cardenal alemán Ratzinger. Al parecer, Murphy argumentó que se había arrepentido, que estaba enfermo y que el caso había prescripto, según las leyes de la Iglesia. En los documentos en su poder, no aparece ninguna respuesta de Ratzinger, aseguró The New York Times, escribió El Mundo.Murphy fue trasladado a una escuela y a un centro de menores.Según el diario estadounidense, en total tres arzobispos seguidos de Wisconsin fueron informados del supuesto abusador, pero ninguno de ellos comunicó a las autoridades. De esta manera, Murphy nunca fue juzgado por un tribunal estadounidense.Detalles adicionalesEl Mundo explicó además, basado en el reportaje de The New York Times, que el arzobispo Weakland hizo investigar las acusaciones contra Murphy en 1993 por un trabajador social especialmente entrenado. Murphy declaró que abusó de 200 niños y no mostró arrepentimiento alguno, según este relato.Agregó que en 1974, Murphy fue trasladado en silencio a una diócesis en el norte de Wisonsin y que en ese lugar tuvo trato con niños y adolescentes hasta su muerte en comunidades, escuelas y un centro penitenciario juvenil, según la acusación.Lombardi reaccionó diciendo que se trató de un "caso trágico". La Santa Sede explicó que se enteró de los hechos en 1996 y que las autoridades estadounidenses investigaron el caso pero no tomaron medidas.
©Univision.com y Agencias
Comentarios