The New York Times elogió fallo de la Corte Suprema sobre castigos por robo de identidad

Univision.com y Agencias | May 06, 2009 | 10:02 AM

Castigo ajustado al delito

NUEVA YORK - El diario The New York Times elogió el miércoles un fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos el lunes, según el cual no se puede acusar de robo de identidad a los inmigrantes indocumentados que usan números de seguro social falsos al solicitar empleo. El dictamen fue unánime y fue aplaudido por organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes.
"Uno de los principios básicos de las leyes en Estados Unidos es que el castigo se ajuste al delito", dijo el influyente diario en un comentario editorial."La Corte Suprema defendió ese principio al insistir en que a los indocumentados que usan papeles falsos para buscar empleo se les acuse sólo por lo que hicieron", agregó.La Corte Suprema de Justicia por unanimidad -nueve a cero- falló en el caso del inmigrante mexicano Ignacio Flores Figueroa, que usó su propio nombre pero con un número de seguro social de otra persona para solicitar trabajo.Cuando se le detuvo durante una redada del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), no sólo se le acusó de violar leyes de inmigración, sino también de robo de identidad, lo cual conlleva una pena de dos años de cárcel.Fiscales deben demostrarloThe New York Times coincidió con el máximo tribunal en que el cargo de robo de identidad debe aplicarse sólo para casos en que una persona usa intencionalmente los datos de otra persona específica.El juez Stephen Breyer escribió en su decisión que la intención es a menudo fácil de determinar cuando se trata de un caso que tipificó como clásico robo de identidad.En los casos en que "el acusado se valió de información de otra persona para acceder a la cuenta bancaria de esa persona, el gobierno puede probar conocimiento previo con poca dificultad", destacó Breyer.Sin embargo, tal como se vio en el caso decidido el lunes, los fiscales habían aplicado la ley contra trabajadores que necesitaban documentos falsos para obtener empleo."El fallo es fiel a la ley y a la intención del Congreso al aprobarla", apuntó el diario neoyorquino. "Esa ley busca castigar a criminales que se roban la identidad de una persona en particular y no alguien que usa números al azar".Una herramienta favoritaLa ley, añadió The New York Times, "se había convertido en una herramienta favorita de fiscales excesivamente agresivos".Durante el año fiscal 2008 el ICE ejecutó más de 1,200 redadas en centros de trabajo y arrestó a más de 32 mil extranjeros indocumentados, la mayoría bajo el argumento de robo de identidad.En el mismo período deportó a casi 350 mil inmigrantes indocumentados, quienes habían sido arrestados por violar los términos de sus permisos de estadía, por tener órdenes de deportación vigentes y también por robo de identidad.El inmigrante mexicano Ignacio Carlos Flores Figueroa trabajaba en una fábrica de acero en Illinois, viajó a Chicago y compró números de identificación a alguien que traficaba con carnés de identidad falsos.Los números pertenecían a gente real.¿Qué opina del elogio emitido por The New York Times al reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre el freno a los castigos por robo de identidad? Comente aquí.

La historia de Flores

Ignacio Flores Figueroa había trabajado en la fábrica durante seis años con un nombre falso.En su caso no se puede probar que usó los números de la Seguridad Social y una tarjeta de residencia estadounidense, a sabiendas que pertenecían a una persona real.El acusado admitió haber usado documentos falsos pero no el delito de robo de identidad.La fiscalía no presentó pruebas de que el acusado sabía que se trataba de documentos legítimos y no simplemente inventados.La decisión de la Corte Suprema de Justicia se suma a la reciente decisión del Gobierno del presidente Barack Obama de perseguir a las empresas que, a sabiendas, contratan a inmigrantes indocumentados.Ley aprobada en el 2004La ley de robo de identidad que utiliza el ICE para procesar a los detenidos en redadas fue aprobada por el Congreso en 2004 e impone una pena máxima de dos años en prisión. Una vez cumplida la pena el inmigrante es deportado de Estados Unidos.La legislación fue aprobada para combatir a quienes utilizan la información de otras personas para extraer dinero de sus cuentas bancarias o para hacer una racha de compras con tarjetas de crédito.Entre 2004 y 2009 la ley ha sido un arma que han utilizado las autoridades para obligar a los inmigrantes indocumentados a que acepten su deportación voluntaria ante el riesgo de pasar dos años en una prisión y luego ser expulsados del país.El uso de esa ley no ha sido por azar: normalmente, un proceso de deportación tarda meses, especialmente si el inmigrante no tiene antecedentes criminales. Pero baste añadir una condena por un delito grave para agilizar el proceso de expulsión.El dictamen anteriorEl fallo del lunes del máximo tribunal de justicia se suma a otro también favorable emitido en abril y que permite que indocumentados con orden de deportación reabran sus casos si cambiaron las condiciones de elegibilidad o lograron reunir nuevas evidencias que justifiquen su permanencia legal en Estados Unidos.Antes del dictamen, al menos ocho criterios eran utilizados por las cortes federales de distrito para resolver demandas de apelación interpuestas por inmigrantes que pedían dejar sin efecto una orden de deportación."La Corte se inclinó por el criterio más humano", señaló Lilia Velázquez, una abogada de inmigración de la Unión de Libertades Civiles (ACLU) en San Diego, California. "Iban de la postura más rígida, de interpretar la ley de manera severa, hasta interpretar razones humanitarias que inclinaran el fallo a favor del inmigrante".El dictamen beneficia a miles de inmigrantes indocumentados que tienen una orden de deportación vigente, pero que sus condiciones de elegibilidad cambiaron mientras sus casos todavía estaban pendientes de una resolución final.Según datos del ICE, unos 540 mil inmigrantes indocumentados tienen orden de deportación, como Sosa, y están siendo buscados a nivel nacional por más de 100 grupos especiales de agentes federales que operan con apoyo de policías municipales y estatales.
©Univision.com y Agencias
Commentarios