Banco de comida ayuda a familias hispanas afectadas por la crisis económica

EFE | Mar 12, 2009 | 2:50 PM

Unos 500 comensales diarios

TUCSON, Arizona - Cada vez más familias acuden al Banco de Comida Comunitario de Tucson debido a la crisis económica y más de un tercio de ellas es de origen hispano."Me dedicaba a la limpieza de casas, pero desde hace dos meses que no hay trabajo", dijo a Efe Amalia Ruiz, inmigrante mexicana originaria del estado de Sonora.Como Ruiz y su hijo de dos años, más de 500 personas acuden diariamente a las instalaciones del banco de comida para solicitar una caja con víveres.Embarazada y próxima a dar a luz, la inmigrante dijo que aunque es poca la comida que recibe por lo menos le sirve para dos o tres días."La situación está muy difícil. El mes pasado vine a solicitar una caja, ahora estoy aquí nuevamente y posiblemente tenga que regresar el próximo mes otra vez", reconoció.Crecimiento exorbitanteLa fila de personas que solicitan alimentos de forma gratuita es constante y sus historias muy similares: han perdido sus empleos y debido a la crisis económica que se vive en Estados Unidos no han podido encontrar otro."Tenemos personas que nunca antes habían venido al banco de comida, pero que ahora no tienen otra opción", dijo en entrevista con Efe Joy Tucker, vicepresidenta del departamento de administración del Banco de Comida Comunitario de Tucson.Aseguró que el número de solicitantes de cajas con alimentos se ha incrementado "de forma exorbitante".En febrero de 2008 el banco de comida entregó 28.464 cajas, mientras que en febrero de 2009 esta cifra se elevó a 35.218, es decir, un 24 por ciento."Pero si se comparan cifras del 2007 y del 2008 el incremento ha sido de un 42 por ciento", precisó Tucker.Este aumento obligó al centro a tomar la decisión de reducir la entrega a una caja de emergencia al mes por cada dirección. Anteriormente se podía solicitar hasta dos cajas mensuales."Cuando estas familias vienen a pedir ayuda, también los informamos sobre otros programas que existen como el WIC, Food Plus y las estampillas de comida", explicó la administradora."Sabemos que lo que les podemos dar aquí es muy poco, que les servirá solamente para tres o cinco días, siempre y cuando sean muy creativos para preparar sus alimentos", añadió.

¿Quiénes pueden beneficiarse?

Para solicitar la ayuda, las personas solamente tienen que presentar una identificación y un comprobante de dirección por cada miembro de la familia.Si se trata de una o dos personas recibirán una bolsa con víveres, si son más entonces se les entregará una caja.Además de las cajas de emergencia de comida que se entregan los martes, miércoles y jueves, el banco ofrece alimentos a bajos costo con descuentos de un 30 a 50 por ciento frente a otras tiendas."Calculamos que un tercio de nuestros solicitantes son de origen hispano, pero este número podría ser más alto debido a que este segmento de la población se ha visto fuertemente afectado por la pérdida de empleos en sectores como la construcción, hoteles y restaurantes", sostuvo Tucker.Personas como Rosa López, una hispana residente de Tucson que hace seis meses perdió su empleo en un restaurante local.Sopa, arroz, frutas...Este fue un buen día para ella, ya que recibió una caja de comida con sopa, vegetales, arroz, fríjol, frutas, jugos, lechuga, limones y seis barras de pan."Esto es para mi familia, somos tres personas en total y la ayuda que recibimos nos sirve de mucho", afirmó.Otros que también recibieron ayuda fueron Lupe Romero, quien trabaja como voluntaria en el banco comunitario y su padre Manuel Durano, residente de Tucson y jubilado."Son muchas familias que están necesitando ayuda y cada vez son más", dijo Romero.Aunque la ayuda de la comunidad de Tucson ha sido muy grande, Tucker mencionó que el banco de comida continúa requiriendo donaciones, ya que algunos de sus programas se han visto afectados por los recortes presupuestarios que enfrenta el estado.El Banco de Comida Comunitario de la Ciudad de Tucson, que tiene más de 30 años de operación, se mantiene con donativos privados y fondos otorgados por la ciudad, el condado, el estado y el Gobierno federal.
©EFE
Comentarios