A seis años de la partida de Juan Pablo II

Univision.com y Agencias | Apr 02, 2011 | 4:22 PM

Se acerca más a los altares

El 2 de abril de 2005 se terminó de escribir la historia y el pontificado de un hombre que está cada vez más cerca de convertirse en beato; ese día murió Farol Wojtyla, el primer Papa polaco de la historia.
Tras una prolongada disminución física, su luz se apagó a las 21:37 hora local de Italia. El encargado de dar la dolorosa noticia fue Monseñor Leonardo Sandri, ante cuya notificación se soltaron en llanto las personas reunidas en la Plaza de San Pedro y los millones que seguían la noticia alrededor del mundo.
Aún no es un santo, pero…
A seis años de su muerte, el papa Juan Pablo II no es un santo todavía, pero los objetos donados por su ex secretario de antemano están siendo venerados como reliquias en su tierra natal.
El piloto polaco de Fórmula 1 Robert Kubica tiene un medallón que contiene un fragmento de una vestidura del Pontífice y una gota de la sangre de Juan Pablo que le fue entregado por el arzobispo de Cracovia, Stanislaw Dziwisz, después de sufrir un accidente en una carrera en Italia.
En la iglesia del Divino Socorro en Cracovia, un nuevo altar incluirá un frasco con la sangre del Papa polaco donado por su secretario y amigo.
Las reliquias son tan sólo una muestra de la devoción de los polacos por su compatriota, quien fungió como Pontífice por 27 años y fue llevado por la vía rápida de la santidad luego que los gritos de "Santo Subito" _o "Santidad de inmediato"_ surgieron durante la misa de su funeral en la Plaza de San Pedro en Roma.
Si bien la beatificación, el último paso importante antes de una posible santidad, está a seis semanas de distancia, el 1 de mayo, muchos polacos católicos de antemano lo veneran por su devoción religiosa y como un héroe nacional que ayudó a derribar el comunismo.
Opiniones encontradas
Pero algunos críticos rechazan la veneración de reliquias al considerar que guarda algo de las prácticas medievales o paganas. Otros dicen que al incluir las reliquias al culto público de Juan Pablo II, el arzobispo Dziwisz reduce la memoria de una figura compleja y multidimensional en recuerdos simplistas.
"Las reliquias eran necesarias en tiempos en que la gente no sabía leer ni escribir", dijo el reverendo Krzysztof Madel, un sacerdote jesuita en Nowy Sacz, cerca de Cracovia, que se ha manifestado en contra de la promoción de las reliquias. Al colocar un frasco con la sangre de Juan Pablo II en el altar de una iglesia en Cracovia, argumenta, "regresaremos a la Edad Media y al catolicismo basado en la magia".
La cuenta regresiva
Hoy, Juan Pablo II –el papa viajero—está cada vez más cerca de los altares.
El Vaticano inició esta semana la cuenta regresiva para la beatificación del papa Juan Pablo II, colocando un video en YouTube de su famoso primer discurso papal, cuando el pontífice de origen polaco le pidió a la multitud romana en la plaza de San Pedro que le corrigiese si cometía errores en italiano.
El video fue uno de varios de los años iniciales del pontificado de Juan Pablo II colocados en el canal del Vaticano en YouTube y enlazados su nueva página en Facebook antes de la beatificación del 1 de mayo.
Un recorrido por su historia
El primer video muestra al entonces cardenal Karol Wojtyla entrando al Vaticano en su ropaje púrpura de cardenal para el cónclave de 1978, en el que se eligió al nuevo papa. Luego que humo blanco se eleva de la chimenea de la Capilla Sixtina, se ve a Juan Pablo emerger a la logia de la Basílica de San Pedro como Papa.
Relativamente desconocido antes del cónclave _ no había habido un Papa no italiano durante 455 años _ Juan Pablo la dijo a la concurrencia que los cardenales habían elegido a un nuevo pontífice de "un país lejano" que no obstante estaba cercano en la fe.
Luego de una pausa, como para absorber la enormidad de su elección, Juan Pablo continuó con un comentario que pareció ganarle la estima de la muchedumbre.
"Aunque no puedo expresarme en vuestro idioma", dijo en italiano, "si cometo errores, corríjanme".
Juan Pablo fue uno de los papas más queridos por los fieles, un incansable viajero que falleció en el 2005 luego de un pontificado de 27 años.
El papa Benedicto XVI puso a Juan Pablo en un proceso acelerado para una posible canonización luego de que gritos de "¡Santo subito!" (¡Santidad inmediata!) brotasen durante su misa funeraria. En enero, Benedicto aprobó el milagro necesario para la beatificación y fijó la fecha para la ceremonia.
Asistencia multitudinaria
Cerca de 300 mil peregrinos asistirán a la beatificación en el Vaticano del papa Juan Pablo II, prevista para el próximo 1 de mayo, indicaron este martes fuentes de la Obra Romana Peregrinaje (OPR), que organiza visitas religiosas.
"Esperamos a unas 300 mil personas", aseguró el padre Cesare Atuire, responsable de la OPR, quien coordina con las autoridades religiosas y locales de Roma la llegada de los peregrinos a la capital.
Es una cifra menor a la anunciada por el cardenal José Saraiva Martins y la alcaldía de Roma, que calculaban unos dos millones de personas, debido a que ese día se celebran en Roma varios eventos multitudinarios por la fiesta del trabajo.
Además, numerosos japoneses han anulado su visita a Roma para esa temporada debido al sismo del pasado 11 de marzo en su país, así como estadounidenses que temen problemas por el conflicto en Libia.
La sepultura definitiva
La ceremonia de beatificación de Juan Pablo II se celebrará el domingo 1 de mayo en la plaza de San Pedro y será presidida por Benedicto XVI.
Varias misas y actos religiosos han sido programados con ocasión de la beatificación de uno de los pontífices más populares de la historia reciente, quien reinó 27 años.
La víspera, el 30 de abril, una misa de preparación será celebrada en el Circo Máximo, en el centro de Roma, mientras el 2 de mayo, será oficiada una misa de acción de gracias en la Plaza de San Pedro, presidida por el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado.
La sepultura definitiva de los restos de Juan Pablo II se realizará sucesivamente en la basílica de San Pedro, en la capilla de San Sebastián, al lado de la capilla en donde se encuentra la célebre estatua La Piedad de Miguel Angel, en el ala derecha del templo, y se realizará de forma privada.
El primer papa eslavo de la historia falleció el 2 de abril del 2005 y será beatificado en el plazo récord de seis años y un mes.
Un segundo milagro deberá ser comprobado para llegar a ser canonizado.
©Univision.com y Agencias
Comentarios