Jesuitas pagarán por abusos

EFE | Nov 20, 2007 | 12:25 PM

Aún siguen negociaciones

WASHINGTON, DC - La orden de los Jesuitas en EU pagará 50 millones de dólares a 110 esquimales que, presuntamente, sufrieron abusos a manos de miembros de la congregación, según los abogados de las víctimas, aunque la orden no confirmó hoy el pacto.Si se materializa, se tratará de la mayor cantidad a ser abonada por una orden religiosa en el país por abusos, aunque es inferior a la pagada por diócesis como la de Los Ángeles, San Diego y Orange, en California.
El padre John Whitney, superior de la provincia de Oregon de los jesuitas, que incluye Alaska, donde ocurrieron los presuntos abusos, aclaró en un comunicado que "existen aún bastantes asuntos que tienen que concluirse antes de que sea apropiado hacer un anuncio oficial sobre un acuerdo".
En cambio, los abogados de las víctimas han dado por hecho el pacto, según el cual los demandantes abandonarán sus acciones legales contra los jesuitas.
Mantendrán, sin embargo, sus demandas contra la diócesis de Fairbanks, en Alaska, que posee las iglesias en las localidades esquimales en las que trabajaron los sacerdotes, diáconos y misioneros laicos de los jesuitas.
"En algunos pueblos, es difícil encontrar un adulto que no fuera sometido a abusos sexuales por hombres que usaron la religión y el poder para violar, avergonzar y silenciar a los niños esquimales", afirmó Ken Roosa, uno de los abogados.
Roosa acusó a los jesuitas de usar Alaska como el lugar donde poder enviar a sacerdotes "con problemas".
Por su parte, Whitney señaló que las declaraciones de los abogados de las víctimas son "prematuras y perjudican el empeño por curar" las heridas.
"Las palabras poco meditadas no ayudan a la reconciliación", añadió.
El acuerdo no obliga a la orden a reconocer que obró de forma errónea o ilegal, según Roosa, y ninguno de sus miembros afronta cargos criminales.
Los abusos presuntamente tuvieron lugar entre 1961 y 1987, a manos de unos 13 o 14 hombres, dijo el abogado.
"Es difícil imaginar a menores más aislados y desamparados que los que viven en pueblos remotos de Alaska", señaló, por su parte, Barbar Dorris, de la organización "Red de Sobrevivientes de Abusos por parte de Sacerdotes".
Esos pueblos permanecían sin contacto con el exterior durante los meses de invierno.
El acuerdo más voluminoso entre la iglesia católica de Estados Unidos y víctimas de abusos se cerró en julio, cuando la Archidiócesis de Los Ángeles, la más grande del país, accedió a pagar 660 millones de dólares a más de 500 demandantes.
De esa cifra, 60 millones de dólares serán abonados por órdenes religiosas.
©EFE
Comentarios