Las madres de la nueva era

Univision.com | May 09, 2007 | 8:00 PM

Madre sólo hay una

CIUDAD DE MÉXICO – María Teresa Porras se levanta todos los días a las 5 de la mañana, prepara el baño a sus hijos, el desayuno, a las 7 ya está en el colegio dejándolos luego se dirige al corporativo donde trabaja como administradora.
A las 3 de la tarde, que es su hora de comida, va por sus dos pequeños a la escuela y  los deja en casa de su madre, come con ellos y regresa a su oficina. Aproximadamente a las 8 de la noche los recoge y les revisa las tareas, prepara los pendientes para el otro día, atiende a su esposo, lleva a los niños a la cama y a veces se pone a planchar o hace el aseo de la casa.
Como María Teresa hay millones de mujeres mexicanas que se parten en 20 para atender no sólo su hogar, sino también su vida profesional y conyugal.  Así son las madres del nuevo siglo.
Los tiempos en los que las mujeres se quedaban en casa a la espera de que llegue cada uno de los integrantes de la familia están desapareciendo.
Las madres mexicanas que celebran este 10 de mayo su día, trabajan, estudian, comparten con sus hijos, mantienen el orden en el hogar y también aprovechan el tiempo que les sobra para divertirse.
“Las mujeres están asumiendo mayores roles, diferentes en muchos sentidos a los roles tradicionales. Son mujeres que trabajan fuera, que aportan en el ingreso familiar pero también siguen manteniendo todo lo que es el trabajo dentro de casa, la atención a la familia y eso se traduce en doble carga de trabajo”, explicó a Univision.com Atene Durán González, subdirectora de desarrollo social del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).
Hasta hace dos décadas era una realidad que no se veía.
“Ha cambiado el ejercicio y la concepción de la maternidad. Cada vez se va mitificando más esa idea de la madre abnegada y dedicada a sus hijos completamente y que ese era su único horizonte y perspectiva en la vida. Cada vez tenemos madres que hacemos muchísimas cosas al mismo tiempo, que nos movemos en el ámbito laboral, que nos movemos también en nuestra vida académica, que al mismo tiempo nos dedicamos a nuestros hijos e hijas, todas las actividades con la pareja, etc”, dijo a Univision.com Lina Rosa Berrio, miembro de Kinal Antzetik, organización en pro de lo derechos de la mujer.
Y es que las madres mexicanas están terminando con ese estigma que las distinguía por el privilegio de la maternidad. 
Según un estudio de mercado elaborado por la empresa de Mercadotecnia Integral, Eventum, que dirige Alfonso Noriega Ortiz, señala que de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) hay 22.8 millones de madres mexicanas, de las cuales 10.4 millones trabajan.
“Estamos moviéndonos en  múltiples espacios. La maternidad ya no es la única identidad que nos define mayoritariamente. Hay cambios bien importantes”, aseguró Berrio.
La brecha generacional de las madres mexicanas parece abismal. En la década de los 30 y 50’s las mujeres tenían los hijos que “Dios les mandaba”, así fueran 15 y quedaban al frente del hogar y en la espera de que su esposo fuera el sostén económico y la cabeza de la casa. Las familias de ahora son más pequeñas y las mujeres se piensan más en procrear, al menos las que viven en ciudades.
“Nuestras abuelas, la mayorías les tocó todavía esta época de tener 10  hijos en promedio, en un ámbito mucho menos urbanizado en todo el país, donde la mayoría de las mujeres, eran pocas las que estaban insertadas en el mercado laboral, eso les permitía dedicarse más a las labores domésticas”, afirmó Berrio.

Rompiendo el silencio

En la nueva era la carga doméstica del hogar la responsabilidad es compartida la  por el padre y la madre.
“Esta nueva generación está viviendo con maternidades mucho más decididas, mucho más elegidas. Por supuesto esto no es algo generalizado, hay  muchas regiones en el país e incluso muchos sectores de la Ciudad de México en las que las madres aún no lo pueden decidir del todo, pero hay un poco más de apertura”, agregó la vocera de Kinal Antzetik.
Incluso para las madres del pasado decidir sobre su maternidad no era opción.
“Era de que te casas o te buscas pareja e inmediatamente estás obligada a tener hijos porque si no se consideraba que no lograban su fin último en la vida”, aseguró la experta Berrio.
Algunos expertos y grupos de feministas afirman que el machismo en México se está diluyendo. Algunas madres están perdiendo el miedo y denuncian los actos de violencia ante las autoridades locales.
En México cada tres minutos es atacada sexualmente una mujer, y en la capital se registra una violación cada nueve minutos, informó una Organización no Gubernamental que es apoyada por la oficial Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).
Berrio argumentó que faltan políticas que las respalden pero no sólo de la violencia doméstica.
Hace años en México eran mal vistas aquéllas madres solteras, las que tenían hijos fuera del matrimonio y que se decidían a salir adelante solas y con sus hijos. La misma sociedad y el propio gobierno actual les dan las herramientas básicas para que puedan sobrevivir.
“Ya no hay una mirada tan dura sobre las madres que son solteras, se toma como una decisión personal, sin embargo las condiciones todavía no son las adecuadas”, señaló Durán.
Actualmente hay diversos programas de apoyo económico y de asistencia médica para su desarrollo, además de guarderías que sostiene el gobierno para que estas mujeres puedan trabajar.

Dos madres

Un fenómeno que está generando controversia no sólo en México sino en toda América Latina es la decisión de convertirse en  madres las mujeres que tienen preferencias sexuales por su mismo género.
“Muchas mujeres lesbianas han decidido mantener su maternidad de manera biológica o adoptando pero con su pareja mujer. Hay grandes resistencias, México es bastante conservador pero poco a poco se van abriendo paso. Estas maternidades son igual de válidas como las de una pareja heterosexual o como las de un padre soltero o una madre soltera”, afirmó Berrio.
En México la adopción de niños por parejas del mismo sexo está prohibida pero la aprobación de las Sociedades de Convivencia en la capital ha abierto esté debate.
“La maternidad no está determinada por una relación biológica sino por una relación de afecto, de cariño, de respeto y se puede dar en cualquiera de esas situaciones”, constató Berrio.
“Mujeres maravilla”
Y es que las madres de hoy son más liberales. Las relaciones con sus hijos son de mayor apertura, más comunicación y de más confianza.
“Esto se da en niveles cuando hay una mayor instrucción y esto está acompañado de una situación más activa de las mujeres, evidentemente su forma de educar se va modificando, de hecho se modifica en gran medida toda la dinámica familiar”, comentó Durán.
Sin embargo hay muchas otras que siguen apegadas a los esquemas tradicionales.
“Sólo se incorporan al trabajo asalariado porque la situación económica familiar así lo demanda. En este sentido lamentablemente todavía se conservan miradas tradicionales en el sentido en que la mujer dentro del hogar sigue siendo casi absoluta de proporcionar la atención y el bienestar a todos los integrantes. Se vuelve la mujer”, explicó Durán.
Para Eventum, la madre significa valores universales como el amor, la generosidad, la humildad, el trabajo, entre otros.
“Pero lo más importante es el rol que desempeña una madre en una familia. Son un pilar en la sociedad”, asegura el estudio.
Y es por eso que en la plenitud de su día, en México se reconocen a aquéllas grandes sin las que ninguno existiría.
“Hay más que querer que nos regalen rosas. Necesitamos del apoyo diario de todos. Sería el mejor homenaje y regalo que nos podrían hacer porque implica un cambio de perspectiva y un compromiso más fuerte con una maternidad y una paternidad compartida”, dijo Berrio.
©Univision.com
Comentarios