Combaten leyes antiinmigrantes

EFE | Mar 07, 2008 | 8:34 AM

Política de miedo

WASHINGTON - Líderes políticos y de organizaciones estadounidenses reivindicaron la necesidad de propulsar leyes progresistas para combatir las medidas antiinmigrantes en diversos estados.
En el marco de una conferencia organizada por la Red de los Estados Progresistas (PSN, por sus siglas en inglés), los diferentes representantes respaldaron "El proyecto de Inmigración Estatal 2008" anunciado por esta organización.La representante estatal de Arizona, Kyrsten Sinema (demócrata de Phoenix), cargó contra el "marketing" de diversos políticos federales y nacionales, basado en "mensajes de miedo para atraer a aquellas personas que temen a los cambios".En este sentido, el proyecto de la PSN denuncia que las políticas antiinmigrantes difunden falsas afirmaciones de odio y miedo, como la idea de que las personas indocumentadas reducen los empleos y salarios de los estadounidenses nacidos en el país.Mitos al descubiertoOtros "mitos" que, según el documento, rodean a este colectivo son que se niegan a aprender el inglés, suponen una carga pública, contribuyen a la criminalidad del país y son una amenaza para la seguridad nacional."Por suerte hay otra opción política a aquella que enfrenta a los votantes afroamericanos contra los latinos, a los inmigrantes legales contra los indocumentados y a los trabajadores nativos contra los trabajadores sin papeles", manifestó Nathan Newman, director de políticas de la PSN.Newman subrayó la importancia de que los líderes progresistas recalquen no sólo los hechos que refutan estos argumentos, sino también que identifiquen las medidas para debilitar las alianzas políticas del movimiento en contra de los inmigrantes.Plan estratégicoBajo esta filosofía, "El Proyecto de Inmigración Estatal" anima a los legisladores y defensores estatales a desafiar la creciente corriente antiinmigrante en sus territorios a lo largo de cinco puntos.El documento aborda las temáticas de la abolición de la explotación económica ilegal, la naturalización e integración de los inmigrantes, las prestaciones sociales, la reforma electoral o la relación entre inmigración y seguridad pública.En este sentido, la organización, fundada en 2005, asegura que es responsabilidad del Gobierno federal impulsar reformas integrales que protejan las fronteras del país y ofrezcan justas oportunidades a los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.Asimismo, los líderes progresistas creen que los inmigrantes han contribuido a enriquecer la historia estadounidense y son una parte importante del tejido social.Reforma sin beneficiosEl grupo hizo estas recomendaciones un día después que una decena de senadores republicanos anunciaran la presentación de 15 proyectos de ley para reforzar el sistema migratorio del país.Según el Partido Republicano, cada una de las iniciativas representa un paso específico hacia la seguridad de las fronteras estadounidenses, mediante el cumplimiento de las leyes migratorias en los sitios de trabajo o la restauración del orden en el sistema migratorio de la nación.En respuesta a estos proyectos, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, comunicó el jueves que "este enfoque de proponer piezas legislativas aisladas de inmigración, en ausencia de una reforma más amplia no es la manera correcta de recuperar el control de las fronteras y el orden a nuestro maltrecho sistema de inmigración".El senador por Nevada considera que "el enfoque exclusivo" en medidas policiales dentro de ese paquete de medidas "significa sólo más tácticas políticas, como de costumbre, para satisfacer a la base republicana".
©EFE
Commentarios