Cuidado si tiene antecedentes en Estados Unidos

Univision.com* | Mar 30, 2011 | 12:41 PM

Ni siquiera la residencia garantiza la entrada después de un viaje

El caso de la niña ciudadana estadounidense Emily Ruiz, de cuatro años de edad, deportada a Guatemala tras ser detenida junto a su abuelo en el aeropuerto de Dulles, Washington DC, acrecentó los miedos entre la comunidad inmigrante. Muchos se preguntan si con tener una visa o la green card (tarjeta verde) es suficiente garantía para reingresar a Estados Unidos después de un viaje, y si el haber tenido un antecedente o haber cometido una falta en el pasado detona un arresto y la posterior deportación.
El pasado 11 de marzo Ruiz regresaba de una estadía de cinco meses en Guatemala junto a su abuelo, Luis Dubón, en un vuelo de la línea aérea Taca proveniente del aeropuerto La Aurora con destino a Georgia, Washington DC y finalmente Nueva York.
En Dulles, durante una inspección rutinaria, un funcionario de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) verificó los documentos de viaje del abuelo de Ruiz y descubrió que tenía problemas migratorios.
El arresto destapó preguntas: ¿Qué tan seguro es enviar a los niños ciudadanos fuera de Estados Unidos con un familiar? ¿Cómo se evita una situación similar al caso de Emily Ruiz, que terminó en su deportación siendo que se trata de una ciudadana estadounidense? ¿Sabía usted que en Estados Unidos hay alrededor de 5 millones de Emilys Ruiz?
Revise los antecedentes
Para la abogada Jessica Domínguez, una experta en temas de inmigración en Los Angeles, California, el viaje de niños a otros países "es cosa frecuente en nuestra comunidad. Muchos padres inmigrantes indocumentados suelen permitir que familiares los lleven de visita a los países donde ellos nacieron, para que conozcan a sus parientes, y no tienen en cuenta si la persona que los lleva tiene la certeza de poder reingresar al país sin problemas".
"El caso Ruiz nos obliga a revisar documentos, tener certeza antes de tomar una decisión", apuntó. "Averigüe primero si el familiar tiene una visa vigente, si no tiene deudas pendientes con el servicio de inmigración o con la justicia, si no tiene una orden de arresto o una orden de deportación. Cuando realmente esté seguro que podrá volver sin inconvenientes, sólo entonces de su autorización de viaje".
Domínguez advirtió, además, que "ha habido casos en que residentes legales permanentes han tenido problemas para entrar porque tienen antecedentes penales o problemas pendientes con la ley", y recomendó que en estos casos "consulte con un abogado antes de viajar si tiene un caso cuestionable. Siempre es mejor el consejo de un experto para no tener problemas con el servicio de inmigración".
Opción discrecional
La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) advirtió que el hecho de tener una visa estampada en el pasaporte no garantiza que la persona tiene asegurada la entrada a Estados Unidos, que el permiso final de ingreso lo otorga el funcionario que recibe al pasajero por uno de los puertos de entrada y que es éste quien determina, en muchos casos, el tiempo de permanencia en Estados Unidos.
En el caso de los residentes legales permanentes, dijo que éstos deben presentar la tarjeta de residencia y un pasaporte vigente a la hora de reingresar, y que todas las personas son sujetas al proceso debido de adunas. "Si la persona es considerada inadmisible y el permiso considerado inapropiado, puede enfrentar un proceso de deportación con una posible pena de prohibición de reingresar a los Estados Unidos entre tres y 10 años", advirtió.
Explicó además que la USCIS revisa cada solicitud por individual y que dependiendo de la situación, algunas faltas pueden afectar el ingreso al país.
Al igual que Domínguez, la USCIS aconsejó que en caso de dudas, las personas "deben consultar con un abogado sobre los particulares de su situación antes de viajar y reingresar al país”.
El abogado David Sperling, quien trajo de regreso a Emily a Estados Unidos para reunirla con sus progenitores, dijo que al parecer el abuelo de Ruiz tenía en su expediente infracciones migratorias que datarían de los años 90.
Opciones extremas
Las supuestas infracciones de Dubón derivaron en su arresto el 11 de marzo. Y cuando las autoridades se enteraron que los padres de la pequeña eran indocumentados, otorgaron dos opciones: trasladar a Emily a un centro de detención de menores o deportarla con su abuelo a Guatemala.
La CBP asegura que expulsó a Ruiz junto a su abuelo por decisión del padre de la pequeña, Leonel Ruiz.
La oficina de Sperling aseguró que CBP no explicó todas las opciones disponibles para que los padres pudiesen recoger a la menor, y que quizás por temor a ser detenidos cuando se presentaran a reclamarla, prefirieron que la niña fuera enviada a Guatemala con su abuelo, en vez de que fuera a un lugar desconocido.
Las otras vías
Según dijo la abogada Jeanne Butterfield, ex directora ejecutiva de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), había otras opciones en el caso Ruiz. Dijo que éstas incluían llevar a la pequeña en un vuelo hasta su conexión final, Nueva York, con la custodia de una aeromoza; que una tercera persona (amigo o familiar) la hubiese recogido con un poder extendido por los padres, o entrar en un programa de protección de menores de forma temporal.
Durante una conferencia telefónica con periodistas, Sperling dijo que la deportación de la pequeña se trató de un caso "escandaloso" y que "la CBP no tiene derecho a deportar a una ciudadana estadounidense de cuatro años y a negarle la custodia de sus padres”.
“Lo más importante aquí era el bienestar de esta niña y no entiendo cómo CBP estimó que era necesario comprobar en la computadora el estatus legal de los padres", agregó.
Explicó que la decisión tomada por Leonel Ruiz fue por "miedo de perder a su hija, de que quizás iba a ser dada en adopción” y que “no se le dio ninguna oportunidad para reunirse con su hija. Los padres decidieron que devolverla a Guatemala era lo mejor, dadas las opciones", y que todo el proceso sucedió se desencadenó en menos de 24 hporas.
Las autoridades del CBP, sin embargo, aseguran que le dieron a Ruiz la opción de reunirse con su hija. "CBP se esfuerza por reunir a niños que son ciudadanos estadounidenses con sus padres", según detalló Lloyd Easterling, portavoz de la agencia. "En este caso, los padres tuvieron la oportunidad de recoger a su hija, pero escogieron que regresara a Guatemala con su abuelo".
5 millones como Emily
En octubre de 2008 el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la principal organización hispana de Estados Unidos, publicó un informe en el que detalló que en el país viven unos 5 millones de niños ciudadanos estadounidenses hijos de padres indocumentados, como Emily Ruiz.
Advirtió que en caso de redadas y deportaciones, todos ellos quedan expuestos a quedarse solos o sin la custodia de un adulto, situación que afecta dramáticamente a la comunidad latina.
La Raza dijo que la solución para poner fin a este “grave” problema pasa por el debate y aprobación en el Congreso de una reforma migratoria comprensiva que permita a los padres de estos niños regularizar sus permanencias y poner fin a su condición de indocumentados.
En los últimos cinco años el legislativo ha fracasado en al menos seis ocasiones la discusión de una reforma por falta de un acuerdo bipartidista. La negativa tiene a más de 11 millones de inmigrantes viviendo en las sombras.
El padre de Ruiz llegó a Estados Unidos en 1995, a la edad de 17 años. Ahora, con 32, vive junto a su esposa en Brentwood, Long Island, y trabaja como jardinero.
Domínguez dijo que la deportación de la niña fue un “paso equivocado dado por las autoridades del CBP” y reiteró que lamentablemente "miles de familias latinas están expuestas a vivir una odisea similar a menos que revisen bien si las personas con las que viajan no tienen deudas pendientes, ni con la justicia ni con el servicio de inmigración de Estados Unidos".
©Univision.com*
Commentarios