Los peligros del Internet

Univision.com | Feb 15, 2007 | 4:04 PM

Relaciones prohibidas

MIAMI, Florida – En octubre de 2006 Irán Pérez-Bello, indocumentado de 30 años, conoció una joven estudiante de 16 a través de un Chat. Luego de varios contactos virtuales empezó a visitarla en su casa en Houston (Texas) con consentimiento de sus padres, pero cuatro meses después fue denunciado y arrestado por asalto sexual a una menor.
Parece el típico guión de una 'talk show' de casos de la vida real. Muchos se pueden preguntar ¿por qué fue detenido si sus padres consintieron la relación y si, incluso, es probable que la menor haya consentido las relaciones?
A la historia quizás le faltan datos, pero le sobran explicaciones.
Los que piensan que podría estarse cometiendo una injusticia contra Pérez-Bello quizás no saben que en Estados Unidos las relaciones sexuales entre un mayor de 18 años y una menor es un delito.
Nick Pimentel, vocero de la policía del condado Miami-Dade, Florida, lo confirmó y explicó que el asalto sexual o las relaciones sexuales entre una persona mayor de 18 años y un menor de 18 años, es considerado un delito.
Aún hay más: el delito no sólo puede ser cometido de forma física "sino también de palabra".
"Una persona que trate de convencer a un niño de una cosa deplorable comete un delito", apuntó. "Si el niño es tocado o utilizado físicamente, es un delito grave".
En cuanto al consentimiento que los padres dieron a la menor para que saliera con una persona adulta, Pimentel advirtió que hicieron bien en reportar los sucesos de la relación, pues "si no lo reportan, se transforman en cómplices de la comisión de un delito", detalló.
"Estarían permitiendo que una persona mayor abuse de un niño", dijo Pimentel.
Engaño y tentación
Reportes de prensa revelaron que los padres de la menor consintieron la relación porque pensaron que Pérez-Bello tenía 23 años y no los 30 que efectivamente tenía.
Además, el indocumentado se hizo pasar por un exitoso hombre de negocios, con lo cual cometió un doble engaño.
Tras ser advertidos por la escuela de la menor que ésta registraba 17 ausencias injustificadas, la familia se enteró de que Pérez-Bello recogía a la adolescente en la escuela por la mañana y la lleva a su apartamento para tener sexo, según advirtieron las autoridades.

Niños, no adultos

El caso de la estudiante de décimo grado de la escuela de secundaria Austin, en Houston, puede ser el de muchos otros menores hispanos a lo largo del territorio estadounidense.
Por eso las autoridades enfatizaron que los detalles de este suceso deben servir, primero, para que los padres de familia revisen las medidas de seguridad adoptadas con sus hijos, y segundo, para que chequeen la manera en que ellos navegan por internet.
Pero, además, debe servir a padres e hijos para que conozcan y estudien mejor las leyes que rigen en cada estado, pues por su desconocimiento se pueden cometer errores lamentables y correr muchos peligros.
En cuanto a la mayoría de edad, Pimentel explicó que cada estado del país tiene sus propias leyes, pero que en general "a los 16 años la justicia los mira como niños, no como adultos".
Y añadió: "Aunque el niño de 16 años sea físicamente como un adulto, tenga el porte de un adulto y parezca un adulto, para la ley sigue siendo un niño".
Delito en la mayoría de estados
El abogado Jorge Rivera detalló que "en Estados Unidos no existe una ley federal que determine que una persona a los 18 años es adulta. Cada estado regula de manera diferente, pero en general se considera que una persona es mayor de edad a los 18, aunque existen varias excepciones".
En el caso específico de una edad mínima para tener relaciones sexuales, Rivera dijo que "en la mayoría de estados está permitido que una persona de 18 años o más pueda tener relaciones con una persona de 18 años o más si ambos están mental y físicamente facultados para hacerlo".
"En la mayoría de los estados es un delito", subrayó. "Incluso en muchos estados no se puede comprar licor con 18 años, necesita tener 21 y demostrarlo con una licencia o cualquier otra identificación, aunque para sufragar sólo requiera tener 18".

La seguridad en la red

Para el Child Welfare Information Gateway, el problema de la seguridad en internet es preocupante porque "cada estado proporciona sus propias definiciones de abuso y negligencia de menores basado sólo en los estándares mínimos establecidos en la Ley Federal de Prevención y Tratamiento del Abuso de Menores" (CAPTA, en inglés).
Los estándares mínimos se refieren a fallos cometidos por los padres o personas encargadas del cuidado del niño y que resulte en la muerte, daños graves físicos o emocionales, abuso sexual, o explotación del menor, o en cualquier acto que resulte en un riesgo inminente con graves consecuencias.
Pero el gobierno ha descubierto que, en la última década, el mayor invento de las generaciones actuales, la internet, está facilitando que cada día un mayor número de menores de edad sean atacados por personas mayores. Son “víctimas inocentes” lastimadas por "depredadores", según comentarios del Secretario de Justicia, Alberto Gonzales, en la Conferencia de Verano de la Asociación Nacional de Fiscales de Distrito celebrada en Santa Fe, Nuevo México, en julio de 2006.
Trabajo en equipo
"Internet proporciona elementos que los delincuentes aman: un manto de anonimato, comunicaciones veloces y acceso global a víctimas potenciales", dijo Gonzales.
Agregó que en muchos casos internet les ha brindado a estos delincuentes "salas ocultas, sombras oscuras y rutas de escape ilimitadas", y ha hecho que "resulte difícil encontrar al delincuente, pero sumamente fácil ver el delito".
Sin embargo, advirtió que las autoridades están trabajando para investigar y enjuiciar más casos en el sistema federal, coordinar mejor con las fuerzas del orden público estatales y locales, capacitar a más agentes y "realizar mejor la tarea de educar a padres e hijos sobre los peligros de la web".

Tenga siempre en cuenta

Tanto el National Center for Missing and Exploited Children (NCMEC, en inglés) como la Policía Federal de Investigaciones (FBI), recomiendan que los padres de familia o tutores legales agreguen a su lista de prioridades esta lista de consejos de seguridad y las repasen frecuentemente con sus hijos cuando usen la Red.
- Nunca revele información personal tal como dirección de su casa, número de teléfono, nombre o dirección de la escuela.- Siempre use un nombre falso o un apodo (nickname).- Si es posible, cambie el sobrenombre con frecuencia y sólo avísele a sus amigos.- Nunca acepte conocer a nadie de un foro o chat en persona.- No intercambie fotografías personales por correo electrónico ni tampoco envíe fotografías escaneadas por internet.- Nunca responda mensajes que le lleguen en tono amenazante. Si los recibe, avise de inmediato a sus  padres. También avíseles si recibe algún comentario o sostiene una charla que le provoca miedo.- Si su hijo tiene un nuevo "amigo", pídale que se lo presente en línea y converse con él.- Exíjale que cumpla con las normas que usted establece y las regulaciones del proveedor de internet. Muchos proveedores de servicio tienen reglamentaciones relacionadas con el comportamiento en línea. Si no se cumplen, el proveedor de servicios puede suspender la cuenta del usuario temporaria o permanentemente.
Aprenda a proteger a su hijo
- Si usted no sabe usar la computadora, aprenda a usarla y aprenda cómo se utilizan software de seguridad para que conozca cómo bloquear páginas censurables.- Instale la computadora de su hijo en un lugar de la casa de uso familiar. Evite habitaciones individuales. De esa forma podrá vigilar y supervisar permanentemente a sus hijos.- Comparta la dirección de correo electrónico con su hijo para poder supervisar los mensajes.- Confeccione una lista de "favoritos" con las páginas preferidas de su hijo para tener acceso directo a ellas.- Navegue con ellos, participe con ellos, dedíqueles tiempo para enseñarles a comportarse adecuadamente.- Prohíbale a su hijo que entre en foros privados; bloquéelos con las medidas de seguridad que le ofrece su ISO o OSP, con software especial de bloqueo o filtrado. Tenga presente que al enviar mensajes a un foro, su hijo comparte su dirección electrónica con otras personas.- Revise el estado de cuenta de su tarjeta de crédito y la factura de servicio telefónico para detectar gastos desconocidos. Si los hay, investigue de inmediato quién los hizo.- Averigüe qué protección en línea ofrecen la escuela, el centro de cuidado infantil después del horario escolar y las casas de los amigos de su hijo, o cualquier lugar en el que el niño pueda usar una computadora sin su supervisión.- Tome en serio a su hijo si le informa de un intercambio que le hizo sentir incómodo y busque ayuda de inmediato.- Envíe copias de mensajes obscenos o pornográficos que usted o su hijo hayan recibido a su proveedor de servicio de internet o servicio en línea.- Llame al NCMEC al teléfono 1(800) 843-5678 si se entera de la transmisión, uso o visita a sitios de pornografía infantil en línea.- Si su hijo ha recibido pornografía infantil por la internet, póngase en contacto con la estación de policía local o el FBI.
Nick Pimentel explicó a Univision Online que en Miami-Dade "no tenemos una unidad específica para investigar los sitios de internet", pero aclaró que "todas las denuncias de este tipo son investigadas por nuestros oficiales".
- Tenga presente que muchos sitios usan "cookies," dispositivos que registran información específica sobre el usuario, como por ejemplo el nombre, la dirección de correo electrónico y las preferencias de compras.- Estos dispositivos se pueden desactivar en cualquier momento. Consulte a su proveedor de servicios en línea para obtener más información.
Busque ayuda y denuncie
Magaly Mauer, psicóloga clínica, recomendó a los padres que se involucren en el trabajo de los hijos y que instalen la computadora en una zona común de la casa.
"Que no esté en un cuarto aislado, sino en un sitio común de la residencia usted puede ver qué hace su hijo y los sitios que navega", indicó.
En cuanto a medidas adicionales de seguridad, Mauer dijo que los padres "no deben olvidar que existen filtros para que los niños no accedan a cierto tipo de websites y que los padres “deben tomar ventaja de este tipo de tecnologías".
Y si un padre descubre que su hijo está expuesto a cualquier tipo de abuso "no debe tener miedo. Busque ayuda inmediatamente y haga la denuncia a las autoridades para que éstas comiencen a investigar y detener al agresor".
©Univision.com
Commentarios