Washington cuestiona ley de inteligencia

Univision.com* | Oct 20, 2004 | 2:38 PM

Preocupación en Washington

La Casa Blanca envió el martes una carta a líderes de ambas cámaras del Congreso para que modifiquen algunas recomendaciones contenidas en la ley que reestructura los servicios de inteligencia, pero los demócratas y una de las principales asociaciones de abogados respondieron que el esfuerzo "no es suficientemente fuerte".
En la misiva, dirigida a la senadora Susan Collins (republicana de Maine) y al representante Peter Hoekstra (republicano de Michigan), la administración del presidente George W. Bush expresó beneplácito por la aprobación el 8 de octubre de la Ley de Implementación de las Recomendaciones del 9/11 (H.R. 10), pero señaló inquietud en temas que podrían afectar a extranjeros.
Entre otras medidas, la H.R. 10 prohíbe el uso de las matrículas consulares, acelera las deportaciones y endurece los requisitos para pedir asilo en Estados Unidos.
El gobierno de Bush mencionó que apoya medidas que incrementan la seguridad nacional, pero advirtió que no respalda recomendaciones que pudieran crear consecuencias involuntarias adversas para los inmigrantes.
La polémica iniciativa
La H.R. 10 fue propuesta por el líder de la cámara baja, J. Dennis Hastert (republicano de Illinois).
Además de no permitir el uso de la matrícula como forma de identificación en Estados Unidos, otorgaría poderes extraordinarios al gobierno para expulsar extranjeros sin que tengan derecho a una revisión administrativa o judicial de sus casos, y autorizaría deportaciones mientras está pendiente el proceso de apelación en una corte de inmigración.
También recomienda la emisión de una licencia nacional de conducir y permite eliminar las exigencias para enviar a extranjeros a países donde podrían ser sujetos de tortura, tal el caso de personas cuyas solicitudes de asilo o protección sean rechazadas.

AILA presiona

Para la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), la carta enviada por la Casa Blanca al Congreso "todavía no es suficientemente fuerte".
"Exigimos que se retiren todas las recomendaciones antiinmigrantes de la Ley H.R.10, iniciativa que sólo debe contemplar la reestructuración de los servicios de inteligencia", dijo a Univision.com Judith Golub, directora principal de abogacía y asuntos públicos de AILA.
Entre otras cosas, "nos preocupan recomendaciones tales como permitir la deportación acelerada y negar a los inmigrantes su día en la Corte", dijo Golub.
La asociación reiteró su confianza en que el Senado no aprobará las recomendaciones aprobadas el 8 de octubre por la Cámara de Representantes.
El National Immigration Forum (Foro Nacional de Inmigración), en Washington, emitió un comunicado y señaló que al menos 177 grupos y organizaciones que apoyan a los inmigrantes en Estados Unidos denunciaron las recomendaciones aprobadas por la Cámara de Representantes.
La entidad exigió al Congreso seguir el ejemplo de bipartidismo "y olvidarse de la política y la polémica" durante las discusiones para aprobar una versión definitiva de la H.R. 10.
Advertencia demócrata
La representante Nancy Pelosi (California), líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, dijo a Univisíon Online que: "Estoy de acuerdo con el Presidente y el Vicepresidente de la Comisión Bipartidista del 11 de septiembre, de que medidas migratorias ajenas al tema (de los servicios de inteligencia) y controversiales, no deberían ser incluidas en este proyecto de ley" (H.R. 10).
"Lo único que harán (las recomendaciones) es impedir la aprobación rápida del Proyecto de Ley de Reforma de Inteligencia", advirtió.
Pelosi catalogó de "antiinmigrantes" las recomendaciones contenidas en la Ley H.R. 10 y dijo que se trata de medidas "estridentes e innecesarias que no tienen lugar en esta legislación".
Consejos previos
Un informe preliminar de la Casa Blanca recomendó al presidente Bush que se oponga a la deportación de extranjeros a países donde puedan quedar expuestos a ser sometidos a tratamiento o castigo cruel, inhumano o degradante.
En cuanto a la aprobación de una licencia de manejar única expedida por el gobierno federal, la administración estimó que antes de tomar una decisión final, es recomendable hacer consultas con los gobiernos estatales.
El documento señala que la administración está dispuesta a trabajar con el Congreso sobre maneras para interpretar algunas decisiones adoptadas por la Corte Suprema de Justicia sobre todo en cuanto a mantener detenidos y luego deportar a ciertos extranjeros que hayan cometido delitos y que no puedan ser enviados a sus países de origen.
La Casa Blanca subrayó que el país necesita "lo antes posible" una ley que sea capaz de responder a las necesidades de seguridad nacional.
©Univision.com*
Commentarios