México defiende lucha antinarco ante la CIDH

Univision.com y Agencias | Mar 28, 2011 | 10:06 PM

Aún falta

WASHINGTON - Una delegación del Gobierno mexicano defendió "la necesidad y eficacia" de la guerra contra el narcotráfico ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos(CIDH) y admitió que aún quedan "meses de lucha cruenta". El subsecretario de Asuntos Jurídicos y de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación mexicana, Felipe de Jesús Zamora, aseguró que la estrategia nacional contra la delincuencia organizada se ha aplicado "en estricto respeto a los derechos humanos", frente a las denuncias en este sentido que llevaron hoy 18 organizaciones no gubernamentales (ONGs) ante la CIDH. Este organismo independiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) celebró el lunes su segunda jornada de audiencias públicas en el marco del 141 periodo de sesiones, que comenzó el 21 de marzo y se prolongará hasta el próximo 1 de abril.
ONG' contra estado mexicano Organizaciones de defensa de los derechos humanos reprocharon hoy al Estado mexicano que la guerra contra el narcotráfico, emprendida por la Administración de Felipe Calderón, ha sido contraproducente, ya que ha "disparado la violencia, el índice de homicidios y la inseguridad ciudadana", esgrimió Carlos Karín Zazueta, de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos. Estas denuncias, junto a las de detenciones arbitrarias, torturas y hostigamientos cometidos por las fuerzas del Estado, fueron rechazadas de plano por Zamora, quien señaló que la lucha por la seguridad es en sí misma "una lucha por los derechos humanos". La delegación de México en la audiencia concentró sus esfuerzos en justificar que la guerra contra el narcotráfico era "necesaria" para frenar el avance de la delincuencia organizada, y defendió su efectividad sin discutir datos o cifras concretas. Zamora reconoció que los resultados de esta estrategia no se verán a corto plazo y que cuando se intensifica la represión aumenta la violencia "en un primer momento", pero "más tarde desciende, y descenderá", vaticinó. Se calcula que unas 35,000 personas han muerto en México desde que el actual presidente, Felipe Calderón, desplegó las fuerzas militares en 2006 en los estados más afectados por el narcotráfico.
Piden evaluar política seguridad en México
En ese marco, grupos humanitarios denunciaron ante la CIDH que las política de seguridad implementada por el presidente Felipe Calderón en México tiene un enfoque autoritario y represivo.
Marie Claire Acosta, miembro del Consejo Directivo del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), que actúa como peticionaria, dijo que la política de seguridad aplicada en México desde 2006 "arroja pocos resultados e incrementa la violencia y el crimen".
Por lo tanto, el Cejil y otras 18 organizaciones mexicanas solicitaron a la CIDH una visita de evaluación a México para que emita un informe en el que se pronuncie sobre cómo el Estado mexicano adelanta el tema de seguridad y emita recomendaciones.
Desde que asumió el poder en 2006, Calderón lanzó un combate militarizado a los carteles del narcotráfico que ha dejado al menos 35.000 muertos.
El subsecretario mexicano de asuntos jurídicos y de derechos humanos Felipe de Jesús Zamora Castro respondió a nombre del Estado que "siempre se dan prioridad a los derechos humanos, tanto de la población como de los propios servidores públicos".
Monte Alejandro Rubido, subsecretario de prevención y participación ciudadana de la Secretaría de Seguridad Pública, agregó que "habría que ver qué efectos han tenido esas quejas porque no podemos soslayar que en algunos casos puedan ser estrategia de grupos delincuenciales".
"Los datos demuestran que vamos en camino correcto. Seguirá siendo cruenta la lucha, pero no había otra alternativa", agregó.
Carlos Zazueta, del grupo Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, dijo que como consecuencia de la política de seguridad han aumentado los crímenes en los nueve estados fronterizos con Estados Unidos, donde se han reportado al menos 200 desapariciones forzadas en los últimos tres años.
"Las autoridades simulan investigar, pero no suelen pasar de algunas actuaciones y alegan que (las desapariciones) son daño colateral o que estaban vinculados al crimen organizado, como si eso supone que no hay obligación de investigar", indicó.
La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México ha documentado en varios presuntos abusos de militares que participan en acciones contra el narcotráfico, que incluyen violaciones sexuales y torturas.
©Univision.com y Agencias
Commentarios