El Vaticano publicó nuevas reglas contra la pedofilia

Univision.com y Agencias | Jul 15, 2010 | 10:49 AM

Para los casos más urgentes

CIUDAD DEL VATICANO - El Vaticano endureció el jueves las reglas contra la pedofilia en el clero católico, tras una avalancha de escándalos en numerosos países que se le acusa de haber encubierto.
Las nuevas normas prevén "procedimientos acelerados para tratar los casos más urgentes y graves, permitiendo la designación de laicos en los tribunales eclesiásticos", precisó El Vaticano en un documento titulado "Normas sobre los delitos más graves" presentado por el portavoz, el padre Federico Lombardi.La prescripción de los hechos aumenta de diez a veinte años después de que la víctima alcanza la mayoría de edad.El Vaticano decidió también equiparar a la pedofilia los abusos contra disminuidos psíquicos, con lo que extiende así sus nuevas normas a esa categoría de adultos.Asimismo, el Vaticano introduce el delito de pedopornografía.No contiene órdenes explícitasSin embargo, las nuevas normas no incluyen una "orden explícita" a las iglesias locales implicadas en investigaciones de abusos sexuales de dirigirse a la justicia civil. Precisamente ésta era una de las principales demandas de los defensores de las víctimas de pedofilia.Las nuevas normas, elaboradas por la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio), y refrendadas por el Papa Benedicto XVI, actualizan y elevan a la categoría de ley un "motu proprio" (decreto) de Juan Pablo II de abril de 2001, completado por un texto del actual pontífice, entonces al frente de la Congregación a cargo del delicado tema.El "motu proprio" del difunto Juan Pablo II tenía por objetivo la "protección de la santidad de los sacramentos" y encargaba a la Congregación para la Doctrina de la Fe de los "delitos más graves cometidos contra las costumbres o en la celebración de los sacramentos".Lista de delitosEl texto de la Congregación para la Doctrina de la Fe que completaba aquel “motu proprio” enumeraba dichos delitos: pedofilia por parte de un hombre de Iglesia, y ataque a los sacramentos de la eucaristía y la penitencia.Entre los delitos figura también la ordenación de mujeres, que implica la excomunión inmediata. El Vaticano dijo este jueves que el hecho de intentar ordenar a mujeres es un "delito grave contra la fe".Ante la multiplicación de escándalos y acusaciones de encubrimiento en los últimos años, el Vaticano se ha esforzado en ser transparente y en abril explicó en su sitio web los procedimientos aplicados en esos casos.En aquella ocasión, la Santa Sede anunció la revisión de las normas emprendida por la Congregación para la Doctrina de la Fe y publicada este jueves.¿Qué opina de las nuevas reglas anunciadas por El Vaticano para frenar y sancionar la pederastia? Comente aquí.

Gigantesca ola de escándalos

El propio Benedicto XVI se vio implicado en la ola de escándalos, al ser acusado de encubrir a sacerdotes pedófilos cuando fungió como obispo de Múnich y responsable de la Congregación para la Doctrina de la Fe durante casi 25 años.A raíz de eso, el sumo pontífice emprendió una operación de "limpieza", aceptando la dimisión de varios obispos, cuatro de ellos irlandeses. También pidió "perdón" a las víctimas, y se reunió con algunas de ellas en Estados Unidos, en 2008, y en Malta este año.Asimismo, Benedicto XVI anunció el pasado mayo la refundación de los Legionarios de Cristo y de su ala laica, el Regnum Christi, y condenó firmemente la vida "sin escrúpulos" de su difunto director, el padre mexicano Marcial Maciel, acusado de abusos sexuales a menores.Tras tomar el control de la organización, el Papa nombró el pasado 9 de julio al arzobispo Velasio De Paolis, experto en derecho y economía, comisario de los Legionarios de Cristo, para enderezar la influyente congregación.Aseguran nuevas posturasLas normas de la Congregación marcaron la primera vez que El Vaticano publica un documento importante desde que estalló el escándalo de abusos clericales a principios de año, con cientos de casos que salieron a la luz de sacerdotes pederastas, obispos que encubrieron a los curas y funcionarios de El Vaticano que se volvieron de la vista gorda durante décadas.El sistema de justicia interna de la Iglesia para enfrentar las acusaciones de abuso fue atacado a causa de los reclamos de las víctimas de que sus acusaciones fueron ignoradas durante mucho tiempo por parte de los obispos, que lucieron más preocupados por la protección de la Iglesia y por la congregación, que fue encabezada por el cardenal Joseph Ratzinger desde 1981, hasta que fue elegido Papa en 2005.En una reunión informativa con periodistas, el jueves, el Fiscal de El Vaticano para delitos sexuales, Charles Scicluna, dijo que haber incluido los delitos canónicos de abuso sexual y ordenación de mujeres en el mismo documento no los iguala, sino que se hizo sólo para codificar los delitos canónicos más graves contra los sacramentos y la moral, con los que lidia la congregación.Por ejemplo, además del abuso sexual, el documento también incluye delitos contra los sacramentos, como profanar la Eucaristía, violar el secreto de confesión y por primera vez, la apostasía, la herejía y el cisma.Víctimas refutan las reglasLa Asociación Americana de Víctimas de Abusos Sexuales Cometidos por Sacerdotes (SNAP) consideró el jueves de  insuficientes las nuevas medidas adoptadas por El Vaticano, que endureció sus reglas en materia de pedofilia en el clero católico."Las nuevas líneas directivas de El Vaticano relativas a los abusos sexuales pueden resumirse en pocas palabras: están en la Luna", declara en un comunicado Barbara Doris, una de las dirigentes de SNAP."Esas líneas directivas equivalen a atacar a un elefante con una pistola de agua cuando el elefante está fuera de alcance de disparos", agrega."En todo el mundo, las autoridades de la Iglesia optan por creer a los acusados y no a los denunciantes, rehúsan hablar (...) de estos casos (...) e ignoran las denuncias de abusos sexuales", recalca Doris."Es ese tipo de comportamientos lo que es necesario cambiar, no las líneas directivas internas de la iglesia", agrega.

La ONU denuncia atraso de 13 años

La Santa Sede no envió a las Naciones Unidas un informe sobre derechos de los niños que está demorado casi trece años, dijo el director de un panel de la ONU a la Associated Press.Al igual que todos los países que firmaron la Convención de 1989 Sobre Derechos del Niño, El Vaticano debe presentar informes periódicos sobre sus esfuerzos para resguardar los derechos de la infancia.Pero el Comité de la ONU sobe los Derechos del Niño, pese a enviar frecuentes recordatorios, no ha recibido explicación de la Santa Sede de por qué no cumplió el plazo de 1997, dijo la directora del comité Yanghee Lee.Santa Sede en la miraEn los años transcurridos desde entonces, El Vaticano ha sido objeto de intensa vigilancia debido a la manera en que encaró las denuncias de abuso de menores en el mundo y recientemente admitió que hasta uno de cada veinte sacerdotes podrían estar implicados."He tomado contacto con la Santa Sede en varias ocasiones", dijo Lee en una reciente entrevista telefónica. "No he recibido nada".Funcionarios en la misión vaticana en Ginebra no quisieron hacer declaraciones el jueves y señalaron que el enviado de El Vaticano a la ONU, Silvano Tomasi, no estaba disponible.Tomasi se negó a discutir el informe el mes pasado aduciendo que no era su autor sino "solamente el mensajero".Promesa de entregaUn representante del Vaticano dijo a la ONU el año pasado que el informe estaba a punto de ser completado inmediatamente.Ante el Consejo de la ONU sobre Derechos Humanos, Hubertus Matheus Van Megen dijo en septiembre que "un párrafo será dedicado al problema del abuso de menores por parte de clérigos católicos".El Vaticano ha enfrentado denuncias de encubrimiento de abuso sexual cometido por clérigos en el mundo, como por ejemplo no investigar las denuncias o transferir a los religiosos acusados a otras tareas sin castigarlos.Van Megen dijo al consejo con sede en Ginebra que la Iglesia estaba "muy consciente sobre la gravedad del problema" pero insistió en que los críticos no representaron adecuadamente la situación."Mientras muchos hablan del abuso infantil como pedofilia, sería más correcto hablar de efebofilia, la atracción homosexual a varones adolescentes", dijo al consejo. "De todos los sacerdotes involucrados en el abuso, del 80% al 90% pertenecen a la orientación sexual de esta minoría, que se involucra en actos sexuales con varones adolescentes de 11 a 17 años"."De las investigaciones disponibles sabemos ahora que en los últimos 50 años, entre 1,5% y 5% de los clérigos católicos han estado involucrados en casos de abuso sexual", agregó.
©Univision.com y Agencias
Commentarios