Latinoamericanos también luchan contra la crisis económica en España

EFE | Feb 20, 2009 | 10:39 AM

Se apaga la ilusión

MADRID - La crisis económica en España ha incorporado a los inmigrantes latinoamericanos a las filas del desempleo, pero pese a su difícil situación, de momento no se plantean el retorno a sus países de origen.Es el caso de Elisabeth, procedente de la República Dominicana y con dos hijos, que salió hace nueve años de su país para buscar "una vida mejor en España".Esta dominicana vivía en Guadalajara, provincia vecina de Madrid, pero decidió irse a la capital española en busca de empleo cuando perdió su trabajo de camarera en aquella ciudad el pasado septiembre, según relató a Efe a la salida de una oficina de desempleo."No me planteo volverme a la República Dominicana, pero sí que estamos pensando en volver a Guadalajara, porque al menos allí los pisos son más baratos, no podemos pagar 300 euros ($375) por una habitación aquí", asegura.El marido de Elisabeth tuvo que cerrar el bar que regentaba en Guadalajara y enviaron a su hijo, nacido en España, "a Pamplona (en el norte) con sus abuelos, que afortunadamente se encargan de él" mientras ellos encuentran un nuevo trabajo."No me preocupa el dinero, siempre sale algo", agregó.Historias de todo tipo...Lucía y Juan son un matrimonio peruano residente en Madrid, ella dejó de trabajar hace ocho meses por maternidad y no ha vuelto a encontrar otro empleo. Él cobra el subsidio de desempleo, "pero se le termina el próximo mes"."Tenemos un niño que ha nacido el cuatro de enero y estamos desesperados. A ver si conseguimos un trabajo para seguir aquí, aunque no nos planteamos volver a Perú porque allí la situación es mucho más crítica", asegura Lucía.Esta peruana, que lleva siete años en España, confiesa que están "ajustados pero tirando hacia delante y viendo las cosas positivamente porque sino -insiste- no vamos a llegar a ningún sitio".

Casi 40 mil desempleados

Los estragos de la crisis económica entre la población inmigrante, colectivo que solo en enero pasado perdió 38 mil empleos, coinciden con las denuncias de la existencia de redadas indiscriminadas por parte de la Policía española contra inmigrantes, especialmente los que están en situación irregular.
"Quizá han aumentado los controles, a mí marido le han pedido los papeles en el metro varias veces, pero no ha habido ningún problema porque tenemos todo en regla", dice Lucía.
Johanira, también dominicana, niega haber sufrido ningún tipo de control abusivo por parte de las fuerzas españolas de seguridad.
Dice que se encuentra "feliz" en España y no planea regresar a su país a corto plazo, su situación no es tan precaria como la de otros latinoamericanos.
Difícil situación
"He estado de baja por maternidad y antes tenía otro trabajo más, ahora sólo tengo uno, estoy buscando otro porque con media jornada que tengo no llego" a fin de mes, cuenta.
El marido de Johanira "tiene permiso de residencia pero no tiene permiso de trabajo", así que es ella la que tiene que sacar adelante a sus dos hijos.
Esta dominicana llegó a España hace cinco años y se acogió al plan de reagrupación familiar del Gobierno español para que su marido pudiese vivir en España, que al no poder trabajar cuida de sus dos hijos, de nacionalidad española.
"Aunque sea con la crisis estoy bien. No pienso volver por eso, en un futuro me gustaría regresar -dice- para estar en mi tierra, pero de momento la crisis la llevo, no sé, si toca fondo como dicen, ya veremos", puntualiza Johanira.
Una de las principales consecuencias de la crisis económica en España es el imparable incremento del desempleo, que el pasado mes de enero alcanzó una cifra total de 3 millones 327 mil 801 desempleados, 200 mil solo en ese mes.
©EFE
Comentarios