EU deportó a miles de niños

Univision.com y Agencias | Aug 13, 2008 | 11:03 AM

Confiados a coyotes

CIUDAD DE MÉXICO - Un informe del grupo de trabajo en materia migratoria del opositor Partido Institucional Revolucionario (PRI) de México, reveló que al menos 90 mil niños de ese país han sido deportados (y no repatriados) por las autoridades migratorias estadounidenses en lo que va de 2008, reportó la Agencia Mexicana de  Noticias (Notimex). El estudio agregó que en el mismo período (enero-julio) fueron deportados alrededor de 300 mil adultos.
La Comisión detalló que cerca del 15 por ciento de los niños (unos 13,500 de los 90 mil deportados), viven en la frontera entre México y Estados Unidos sin ningún tipo de protección gubernamental, y que en el mejor de los casos son atendidos por instituciones religiosas u organizaciones no gubernamentales.El coordinador del grupo y secretario de la Comisión de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados de México, Edmundo Ramírez Martínez (PRI), indicó que la mayoría de los niños son encargados a coyotes (traficantes de personas o polleros) para ser llevados a Estados Unidos (cruce ilegal) con sus padres, reportó La Jornada de Michoacán en su página web.Si en el intento son deportados, prácticamente son abandonados en la frontera mexicana ya que su familia, por temor a correr la misma suerte, no los reclama, agregó.El informe subraya que por cada tres adultos deportados, un niño mexicano queda abandonado en Estados Unidos, y que muchos de los menores acompañaron a sus padres en la aventura de llegar al territorio estadounidense para encontrar un trabajo, pero fueron deportados tras ser arrestados por la Patrulla Fronteriza (Border Patrol).Reacciones en EUDirigentes de organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos respondieron que las cifras "son posibles", pero no confirmaron si entre los miles de deportados este año 90 mil corresponden a niños de nacionalidad mexicana, y fueron abandonados en la frontera como indica el informe legislativo.Oscar Chacón, director ejecutivo de la Alianza de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas (NAALAC, por sus siglas en inglés), reconoció en entrevista con la Agencia Mexicana de Noticias (Notimex), que no tiene cifras actualizadas para avalar lo informado por la comisión de diputados del PRI, pero dijo que es perfectamente posible.En los primeros siete meses de 2008, al menos 90 mil niños mexicanos han sido deportados por Estados Unidos con la consecuente separación de miles de familias, apuntó el informe del grupo de trabajo en Materia Migratoria del PRI, en la Cámara de Diputados.

Política antiinmigerante

Chacón explicó que en los últimos dos años, con la proliferación de las medidas antiinmigrantes en Estados Unidos (y en los estados de California, Arizona y Nuevo México), se incrementó  la deportación de niños no sólo mexicanos, sino también de otros países.El activista recordó que las redadas se han hecho más intensas y frecuentes, e incluso organizaciones adherentes a la NAALAC han presentado diversas denuncias al respecto, sobre todo en los estados fronterizos con México.Es un tema de derechos humanos, dijo Chacón, donde lo importante es que las autoridades estadounidenses comprendan la importancia de preservar la unidad de las familias.Violación de derechosEl crítico informe legislativo también denunció que las deportaciones de niños contravienen acuerdos internacionales suscritos por ambos gobiernos, y recordó que de acuerdo con la Convención Internacional de los Derechos de los Niños, en el caso de menores no deben ser deportados sino repatriados.Se estima que sólo el 25 por ciento de los niños expulsados por el gobierno de Washington llegan directamente hasta su lugar de origen, resaltó el documento elaborado por la Comisión.Los estados mexicanos con mayor impacto por el flujo migratorio hacia Estados Unidos son Michoacán, Jalisco, Zacatecas y Guanajuato, se lee en el informe.La Comisión también lamentó que no exista un programa de apoyo por parte del gobierno de México que garantice el respeto de los derechos de los niños mexicanos detenidos en Estados Unidos, y la seguridad de ellos cuando son deportados.

Campaña a nivel nacional

Chacón recordó que la organización a su cargo promueve la campaña "Familias Unidas", que busca precisamente evitar la deportación de padres o hijos, o de ambos, y en cambio poder ofrecerles alternativas para conservar la unidad familiar.Señaló que la campaña, desplegada por todo el país, promueve la posibilidad de convenios legales para que las familias puedan vivir legalmente en Estados Unidos, sin tenerse que esconder de las autoridades.Además, se exige la agilización en los trámites para solicitar la permanencia legal, ya que actualmente los trámites en ese sentido pueden llevar hasta seis meses.También los inmigrantes demandan un criterio de unidad nacional e integración de los recién llegados a Estados Unidos, así como políticas que consideren los derechos humanos de los inmigrantes.Ya lo habían advertidoEn octubre del año pasado, los servicios consulares mexicanos advirtieron sobre el incremento en el número de niños de ese país que cruzan ilegalmente la frontera México-Texas sin la compañía de un familiar para encontrarse en Estados Unidos con sus padres.En los primeros ocho meses de 2007, las autoridades estadounidenses repatriaron un mayor número de niños que en todo 2006, la mayoría entre 8 y 12 años.Hasta el 31 de agosto de 2007, sólo en la frontera de Texas fueron detenidos 2,824 menores de edad que fueron entregados a las autoridades mexicanas en los cruces internacionales para su regreso a sus lugares de origen.En 2006 se contabilizaron 2,736; en 2005 fueron 2,852.

Riesgo demasiado alto

Los niños que cruzan solos la frontera enfrentan innumerables peligros y corren el riesgo de caer en manos de organizaciones de tráfico humano, advirtió el gobierno mexicano.La mayoría de los niños mexicanos detenidos y deportados en 2007 provenían de las localidades de Durango, Oaxaca, Guanajuato, Michoacán y Chihuahua.Los menores dejan sus tierras sin la compañía de un familiar y para ellos tiene un impacto psicológico muy grande, advirtió el Consulado de México de El Paso, Texas.Los menores que son detenidos en territorio norteamericano por agentes de la Patrulla Fronteriza son presentados ante funcionarios consulares, quienes los entrevistan para asegurarse de que no ha existido un abuso, para establecer su destino y contactar a sus familias.Cuando el personal del consulado no logra contactar a los familiares del menor, éste es entregado a la custodia del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en México, que cuenta con oficinas en las ciudades fronterizas mexicanas.En caso de repatriaciónDe acuerdo con el Instituto Nacional de Inmigración Mexicano, que recibió a los niños repatriados en 2007 por Estados Unidos por los cruces internacionales, los entregó al DIF, quien se hizo cargo de enviarlos a sus lugares de origen.El 60 por ciento de ellos estaba estudiando o había terminado la primaria, y el 20 por ciento no tenía ningún grado escolar.Este tipo de inmigrantes está considerado en "situación de riesgo", ya que durante su trayecto a Estados Unidos los niños pueden ser víctimas de ataques físicos e incluso de violencia sexual por parte de asaltantes, patrones, autoridades o compañeros de viaje.
©Univision.com y Agencias
Commentarios