Kerry y Bush se ven cara a cara en Miami

Univision.com y Agencias | Oct 01, 2004 | 2:00 PM

El primer debate presidencial

CORAL GABLES, Florida - El senador John Kerry, aspirante demócrata a la presidencia, acusó al republicano George W. Bush, de cometer un "error de juicio colosal" al invadir Irak. Pero el presidente no se quedó de brazos cruzados y replicó: "El mundo está mejor sin Saddam Hussein", al agregar que su oponente una vez dijo lo mismo.
El acalorado intercambio se llevó a cabo en la Universidad de Miami, el jueves por la noche, durante el primero de tres debates presidenciales, previos a la elección del 2 de noviembre.
Este viernes, mientras unos aseguran que el senador Kerry le ganó el primer debate al presidente Bush, otros siguen teniendo dudas el desempeño del aspirante demócrata le permitirá reducir la desventaja en las encuestas y derrotar a los republicanos.
En Estados Unidos las opiniones siguen divididas y los expertos se aventuran a señalar que, a partir de ahora, la contienda electoral se pondrá más intensa.
Durante el encuentro, el senador Kerry resumió el plan del presidente Bush para Irak con cuatro palabras -"más de lo mismo"- y, conscientemente o no, expresó la alternativa frente a los votantes: Sigan con el presidente y crean en lo nuevo.
Kerry se expresó en términos duros sobre el terrorismo. ¿Pero fue lo suficientemente duro? Moderó su tendencia a la larga oratoria. ¿Pero fue claro? Dijo que el comandante en jefe "no está realizando su tarea". ¿Pero puede él hacerlo mejor?
"No", reiteró Bush, que no perdió ocasión para recordar a los votantes que él es el presidente -"yo sé lo que significa ser el comandante en jefe"- y presentó a Kerry como una alternativa peligrosa.
"A medida que cambia la política, cambian sus posiciones", insistió Bush sobre la posición de Kerry respecto de Irak. "No es así como actúa un comandante en jefe".
Pegados a sus televisores en todo el país, millones de votantes observaron al comandante en jefe sometido a un ataque constante durante 90 minutos. Bush devolvió los golpes, a menudo con frases de eficacia demostrada por las encuestas, y no trató de ocultar su malestar- frunciendo el entrecejo y los labios, o mordiéndose la cara interna de las mejillas.
Kerry, cuatro veces senador por Massachusetts, dijo que sería más eficaz que Bush en la defensa de la nación contra un nuevo atentado del tipo del 11 de septiembre de 2001 y se comprometió a ser fuerte y resuelto en la lucha contra el terrorismo.
"Pero al mismo tiempo, debemos ser inteligentes... e inteligente significa no desviar nuestra atención de la guerra contra el terrorismo y llevarla a Irak", dijo el demócrata.
"Este presidente, yo no sé si de veras ve lo que está sucediendo allá", dijo Kerry acerca de Bush. Los dos hombres se encontraban de pie detrás de sendos podios separados por unos nueve metros, sobre un escenario en la Universidad de Miami preparado para el debate.
Bush regresó rápidamente al tema de Kerry como hombre que cambia de posición con excesiva frecuencia para ser presidente.
Kerry "votó autorizar el uso de fuerza y ahora dice que es la guerra equivocada en el momento equivocado... No creo que uno puede comandar si dice guerra equivocada, momento equivocado, lugar equivocado. ¿Qué mensaje es ese para enviar a nuestras fuerzas?", se preguntó el mandatario.

Ataque van, ataques vienen

Kerry parecía mofarse del comandante en jefe cuando dijo que su padre, el ex presidente George H. W. Bush (1989-1993), había detenido el avance de las fuerzas hacia Bagdad después de liberar Kuwait durante la Guerra del Golfo Pérsico de 199l.
Ahora, dijo, el hijo ordenó la invasión de Irak sin una estrategia para salir y bajo condiciones por las cuales Estados Unidos sufrió el 90 por ciento de las bajas y pagó el 90 por ciento del costo.
En su respuesta, Bush se burló de su adversario, afirmando que denigró a los aliados, votó contra el envío de 87 mil millones de dólares a Afganistán e Irak y envió señales confusas.
"¿Cuál será su mensaje? ¿Unanse a nosotros para una gran diversión en Irak?", dijo Bush en respuesta a la afirmación de Kerry de que reuniría mayor apoyo internacional para la guerra. "No van a seguir a alguien cuyas convicciones medulares cambian constantemente por razones políticas".
En respuesta a una pregunta, Kerry dijo que Bush había engañado al país sobre la guerra al prometer que planificaría cuidadosamente, dar todas las oportunidades para que se impusiera la diplomacia. Dijo que Osama ben Laden, el dirigente de Al Qaeda responsable por los atentados del 11 de septiembre, había usado la invasión como herramienta para reclutar terroristas.
Bush dijo que era un "argumento asombroso" y añadió que Estados Unidos, no Ben Laden, decide la estrategia estadounidense en la guerra contra el terrorismo.
Nuevamente, dijo que Kerry había cambiado de opinión sobre la guerra, pero esta vez el demócrata dijo que había mantenido una posición consecuente.
"La posición de mi oponente sólo es consecuente en ser inconsecuente", dijo Bush, ávido de tener la última palabra.
Durante el debate, que estaba limitado a temas de política exterior y terrorismo, Bush y Kerry se expresaron diferencias sobre Corea del Norte, Irán y Rusia además de Irak.
Kerry sostuvo que Corea del Norte e Irán desarrollaron sus programas de armamentismo nuclear durante el gobierno de Bush y que ambos son más peligrosos ahora. "Como presidente, jamás apartaré la vista de ese asunto", dijo.
Bush sostuvo que una iniciativa diplomática en curso podría resolver la crisis norcoreana. "Con respecto a Irán, espero que podamos hacer lo mismo", dijo el presidente.
La solución para Corea del Norte es continuar con la estrategia de negociaciones junto con China, Japón, Rusia y Corea del Sur, dijo Bush. Pero Kerry opinó que eran preferibles conversaciones bilaterales entre Washington y Pyongyang.

Las estrictas reglas del debate

En vista de lo que estaba en juego, no sorprendió que los dos bandos negociaran una serie de normas para el debate que ocuparon 32 páginas. Abarcaron desde la elección del moderador (el periodista Jim Lehrer) hasta la distancia entre los atriles (tres metros).
A último momento se produjo una controversia cuando la gente de Kerry objetó la colocación de luces en los atriles para indicar cuando se le terminaba el tiempo al orador.
El debate de 90 minutos se desarrolló a poco más de un mes de la elección y fue el primero de una serie de enfrentamientos entre el presidente y su adversario demócrata en los que es mucho lo que está en juego. Los próximos están previstos para el 8 de octubre en Saint Louis, Missouri, y el 13 de octubre en Tempe, Arizona.
El vicepresidente Dick Cheney y el compañero de fórmula de Kerry, senador John Edwards de Carolina del Norte, prevén realizar su único debate el martes en Cleveland.
Las encuestas dan una leve ventaja a Bush, con varios estados indecisos y arduamente disputados.
Los votantes reaccionan
"Me siento decepcionado por la actuación del presidente", expresó Allan Ramsey, un jubilado de 67 años que antes del debate había dicho se inclinaba por Bush. "No le encontré sentido a las respuestas del presidente".
Furioso por la situación en Irak y el estado de la economía, Ramsey dijo que estaba dispuesto a aceptar un cambio en la Casa Blanca, pero que Kerry le resultaba poco atractivo. Eso cambió el jueves. "Buscaba razones para votar por Kerry y creo que las encontré: lo que dijo sobre ir a Irak por razones equivocadas y que en realidad no tenemos una solución".
Pam Russell, jubilada de 55 años que antes del debate estaba indecisa, dijo que se inclinaba por Kerry. "Bush parecía muy nervioso", dijo. "Bush estaba enfadado. Fruncía el entrecejo".
Los profesionales de la política fueron más equilibrados en sus juicios.
El estratega demócrata Jim Duffy comentó que Bush obligó a Kerry a coincidir con él en asuntos generales como la doctrina del ataque preventivo en ciertas circunstancias y que Estados Unidos no puede salir ahora de Irak.
"Por eso tuvo que polemizar sobre asuntos menores", dijo Duffy, "y no sé cómo les cae eso a los estadounidenses".
Al igual que el presidente, Kerry repitió frases prefabricadas de eficacia probada. "Cazaré y mataré a los terroristas dondequiera que estén", dijo.
Reconoció que una vez votó a favor de los fondos para la guerra y en otra ocasión en contra -lo llamó un error retórico-, "pero el presidente se equivocó al invadir Irak. ¿Cuál es peor?"
El presidente, en un acto desusado de contrición, dijo que comprende que no todos los ciudadanos coinciden con sus decisiones, incluso las más duras, como ir a la guerra. "Pero la gente sabe cómo pienso", dijo, insinuando que la gente no sabe cómo piensa Kerry. "La gente que está escuchando sabe cuáles son mis convicciones".

Intercambio de cumplidos...

Por otro lado, Bush y Kerry intercambiaron cumplidos sobre sus familias durante el debate presidencial, detalle resaltado por un abrazo cálido que se dieron al final del foro.
Mostrando buena voluntad, el presidente Bush, su esposa Laura y sus hijas mellizas Jenna y Barbara, de 22 años, sonrieron y dieron la mano a Kerry y su esposa Teresa Heinz Kerry al final del debate.
Mientras el público aplaudía, los Kerry se pararon al lado de Laura Bush, sonriendo y saludando a sus simpatizantes.
Durante el debate, al ser interrogado sobre la personalidad de su oponente, Bush dijo que admiraba el papel de Kerry como "gran papá" y agregó que valoraba "el hecho que sus hijas han sido tan amables con mis hijas".
Las mellizas Bush, conocidas por su estilo fiestero, han participado activamente en la campaña de su padre, mientras que las hijas de Kerry, Alexandra y Vanessa, han cortejado este año el voto de ciudadanos jóvenes.
Durante la Convención Nacional Republicana, y en referencia a una serie de televisión, Jenna Bush sonrojó a los republicanos cuando dijo en broma que la ex primera dama Barbara Bush, su abuela, "pensaba que 'Sex and the City' es algo que gente casada hace, pero de lo que nunca habla".
Kerry dijo a Bush que valoraba "enormemente" sus comentarios sobre su familia, y agregó que ha seguido el progreso de las mellizas Bush.
"Sus comentarios me han hecho reír entre dientes una cuantas veces", dijo Kerry.
Bush rió y dijo, "Estoy tratando de sujetarlas con una correa".
©Univision.com y Agencias
Commentarios