Más de mil muertos por el terremoto y posterior tsunami en Japón

Univision.com y Agencias | Mar 11, 2011 | 2:09 PM

Tragedia y devastación

TOKIO  - El fuerte tsunami desencadenado por el terremoto más poderoso en la historia de Japón pegó en su costa oriental, donde causó la muerte de más de mil personas y arrastró botes, vehículos y casas, además de provocar varios incendios que están fuera de control.
Las alertas de tsunami cubrieron todo el Pacífico, en lugares tan distantes como Sudamérica, México, toda la costa este de Estados Unidos, Canadá y Alaska. Horas después, la ola gigante alcanzó Hawai sin que causara daños importantes.
La policía japonesa dijo que se han encontrado al menos entre 200 y 300 cadáveres en la ciudad costera de Sendai, en el noreste del país. Se ha confirmado la muerte de otras 137 personas y 531 están desaparecidas, agregó. Al menos 627 personas resultaron heridas, apuntó.
La cifra de víctimas con seguridad se incrementará debido a la magnitud del desastre.
El terremoto con magnitud de 8.9 pegó a las 14:46 horas y fue seguido por más de 50 réplicas, en su mayoría con una magnitud superior a 6.0, originando un tsunami de 7 metros (23 pies).
El gobierno ordenó que miles de residentes abandonen sus casas cercanas a una planta nucleoeléctrica en la ciudad de Onahama debido a que no funcionaba el sistema de enfriamiento del reactor.
El reactor no presentaba fuga radiactiva pero su núcleo continuaba caliente a pesar de que fue apagado. La planta se ubica a 270 kilómetros (170 millas) al noreste de Tokio. Ninguna de las plantas nucleares presentaba fuga radiactiva, dijeron las autoridades.
Decenas de ciudades y aldeas sobre un litoral de 2,100 kilómetros (1,300 millas) fueron sacudidas por las ondas que llegaron a lugares tan lejanos como Tokio, ubicado a cientos de kilómetros (millas) del epicentro.
El jefe de gabinete, Yukio Edano, dijo que "nuestra evaluación inicial señala que los daños son enormes". El ministerio de Defensa dispuso el envío de efectivos militares a la zona más asolada por el desastre.
Una gran sección de Kesennuma, de 70,000 habitantes en Miyagi, se incendió sin visos de que las llamas sean sofocadas de inmediato, dijo la televisora pública NHK. El incendio que iluminaba la noche se debió al combustible -petróleo o gas- que salió de los vehículos a los que golpeó la corriente de agua, dijo un testigo.
Varias empresas fabricantes de vehículos pararon su producción en plantas en las zonas que afectó el sismo, dijeron las autoridades.
Un trabajador de 42 años murió y 30 resultaron heridos por la caída de un muro y partes de un techo en la planta de investigación de Honda Motor Co., en la prefectura de Tochigi, noreste del país.
Toyota Motor Corp. suspendió actividades en dos plantas ensambladoras en las prefecturas de Iwate y Miyagi, en tanto que Nissan hizo lo propio en cinco de sus fábricas. Dos personas resultaron heridas en Nissan.
Una empresa del servicio público en el noreste de Japón informó de un incendio en una instalación de turbinas en una planta nucleoeléctrica. El sismo provocó también varios incendios en la costa que se han salido de control, entre ellos uno en una refinería petrolera.
La Agencia Internacional de Energía Atómica dijo que Japón ha apagado cuatro plantas nucleares generadoras de electricidad como medida cautelar.
"El terremoto causó daños considerables en amplias zonas en el norte de Japón", dijo el primer ministro Naoto Kan en una conferencia de prensa.
Incluso para un país acostumbrado a los sismos, el terremoto del viernes fue de terribles proporciones. El tsunami arrastró tierra adentro botes, vehículos, inmuebles y toneladas de escombros.
Las imágenes de televisión mostraron inundaciones en varios poblados sobre la costa japonesa, donde decenas de automóviles, botes y edificios fueron arrastrados por las aguas.
De acuerdo a las escenas transmitidas por la televisora pública NHK, un bote de gran tamaño arrastrado por el tsunami se impactó directamente con un muro de contención en la ciudad de Kesennuma, en la prefectura (provincia) de Miyagi.
Las autoridades tratan de evaluar los daños causados por el terremoto, pero por ahora no cuentan con detalles.
NHK pidió a la población que se aleje de la costa afectada.
El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico en Hawai dijo que activó una advertencia para todo el Pacífico, incluyendo una decena de países latinoamericanos, así como Japón, Rusia, la Isla Marco, y las Islas Marianas del Norte.
El sismo ocurrió a una profundidad de 10 kilómetros (seis millas), a unos 125 kilómetros (80 millas) de la costa oriental, dijo el Servicio Geológico de Estados Unidos. El área se encuentra 380 kilómetros (240 millas) al noreste de Tokio.
En el centro de Tokio, varios enormes edificios oscilaron con fuerza durante varios minutos mientras los empleados salían a las calles por su seguridad. Las imágenes transmitidas por televisión mostraban un edificio en llamas y enormes nubes de humo en el distrito de Odaiba en Tokio.
También en el centro de la capital japonesa, varios trenes dejaron de operar y los pasajeros tuvieron que caminar sobre las vías para llegar a andenes. El servicio ferroviario en el noreste del Japón y el de Tokio, que normalmente transportan 10 millones de pasajeros diarios, fueron suspendidos, dejando a centenares de miles de personas varadas en las estaciones y vagando por las calles.
Las imágenes transmitidas por NHK desde su oficina en Sendai mostraron a empleados tambaleándose, y a libros y papeles cayendo de escritorios.
NHK dijo que 4 millones de edificios quedaron sin electricidad en Tokio y sus suburbios.
En los últimos días varios sismo han estremecido a la misma región, incluyendo uno con una magnitud de 7,3 que pegó el miércoles.
Unos 30 minutos después del temblor, varios altos edificios seguían oscilando en Tokio, mientras dejaron de funcionar sistemas de teléfonos móviles. La Guardia Costera de Japón estableció a un grupo especial y sus funcionarios están pendientes de emergencia, dijo el oficial Yosuke Oi de la institución.
"Me temo que pronto sabremos de daños, debido a que el sismo fue muy fuerte", dijo.
Jefferies International Limited, un banco de inversiones global, dijo que según sus cálculos, las pérdidas totales se aproximan a los $10,000 millones.
A causa del desastre, todas las competencias deportivas fueron postergadas o suspendidas, incluidos los partidos de fin de semana de la Liga J de fútbol.
©Univision.com y Agencias
Commentarios