Recrudece guerra contra licencias en Nuevo México

Univision.com y Agencias | Mar 10, 2011 | 9:20 AM

Recrudece guerra contra licencias en Nuevo México Gobernadora Martínez insiste en negar carné de manejo a indocumentados

SANTA FE - En Nuevo México se está fraguando una batalla política sobre si el estado debe continuar proporcionando licencias de conducir a inmigrantes ilegales.
Una comisión del Senado estatal rediseñó el martes una iniciativa de ley aprobada por la cámara baja que hubiera detenido esa práctica, reportó The Associated Press.
El proyecto de ley del Senado mantendría las licencias de manejo para inmigrantes indocumentados, pero establecería sanciones más fuertes por obtener una licencia de manera fraudulenta.
La gobernadora republicana, Susana Martínez, dijo que la medida del Senado es una simulación. Aseveró que emitir licencias de manejo de inmigrantes sin papeles es un riesgo para la seguridad.
Otros afirman que la política actual del estado permite a los inmigrantes indocumentados obtener seguros de automóvil y reduce su temor a reportar delitos.
La versión de la Cámara
La primera semana de marzo la Cámara de Representantes de Nuevo México aprobó una propuesta para que el estado suspenda la entrega de licencias de conducir a los indocumentados.
La votación de 42-28 representó un triunfo para Martínez y para una coalición con mayoría republicana que lograron revivir el proyecto legislativo que había sido suprimido por la Cámara, controlada por los demócratas.
En febrero los senadores rechazaron varias propuestas que planteaban eliminar la medida de entregar licencias a indocumentados que fue aplicada cuando el demócrata Bill Richardson gobernó el estado, fronterizo con México.
El proyecto, del representante independiente Andy Núñez, prevé revocar una ley del 2003 que permitió la entrega de más de 80,000 licencias de conducir a extranjeros, incluyendo a quienes estaban ilegalmente en Estados Unidos.
Nadie conoce el número
Las autoridades estatales afirman que desconocen el número de licencias de manejo emitidas a indocumentados porque la condición migratoria no forma parte de los requisitos para obtener la licencia.
Ocho demócratas avalaron el proyecto de Núñez, al igual que 33 republicanos.
Martínez ha dicho que las decisiones adoptadas en la Asamblea constituyen “la voz del pueblo de Nuevo México”.
Orden especial
Al debate sobre las licencias de manejo se sumó el 1 de febrero la orden que Martínez dio a la policía para que empiece a preguntar a las personas arrestadas por delitos sobre su situación inmigratoria.
La orden ejecutiva rescinde una política instrumentada en 2005 por el entonces gobernador demócrata Bill Richardson.
La orden de Richardson prohibía a las fuerzas de seguridad estatal preguntar por la situación inmigratoria de una persona sólo para el propósito de determinar si el individuo violaba las leyes federales de inmigración.
Las razones de Martínez
"Esta orden libera las manos de los policías de Nuevo México en su misión de mantener seguras nuestras comunidades", dijo la gobernadora Martínez en una declaración.
"El sistema de justicia penal debe tener la autoridad para determinar la situación inmigratoria de todos los delincuentes, independientemente de raza o etnia y reportar a las autoridades federales a los inmigrantes indocumentados que cometan delitos", agregó.
Sin embargo, Martínez dijo que las fuerzas de seguridad de las agencias estatales no podrán preguntar por la situación inmigratoria a las víctimas de delitos, a los testigos de un delito o a quienes busquen asistencia policial.
Promesa de campaña
Durante su campaña, Martínez prometió que pondría fin a la emisión de licencias de conducir a inmigrantes sin papeles.
El vocero de Martínez, Scott Darnell, dijo que la gobernadora tiene dos metas en materia de las licencias de conducir.
"En primer lugar, quiere detener la práctica de emitir licencias de conducir a inmigrantes ilegales y, en segundo, apoya revocar las licencias a los inmigrantes ilegales que ya la han recibido", según un reporte de la Agencia Mexicana de Noticias (Notimex).
Nuevo México, Utah y Washington son los únicos tres estados donde los solicitantes de licencias de conducir no están obligados a probar que son residentes legales en Estados Unidos.
©Univision.com y Agencias
Comentarios