2010 fue letal para los civiles en Afganistán

Univision.com y Agencias | Mar 09, 2011 | 10:10 AM

El general David Petraeus avizora un difícil 2011

KABUL - El año pasado fue el más letal para los civiles en nueve años de guerra entre los talibanes y las fuerzas internacionales en Afganistán, con casi 2,800 muertos, un 15% mas que en 2009, indicó el miércoles un informe de la ONU, que subraya el costo humano del conflicto para la población.
Esa cifra ilustra el hecho de que, pese a las afirmaciones de los responsables militares y de los gobiernos de la coalición internacional, la insurrección de los talibanes se intensificó y ganó terreno en estos últimos años, con acciones de guerrilla más allá de sus bastiones tradicionales del sur y del este.
Y, sobre todo, se publica a unos meses del comienzo anunciado por Washington y la OTAN de un retiro de las tropas internacionales, de aquí a 2014, que deberá llevar a una transferencia total de la responsabilidad de la seguridad del país a manos de las fuerzas afganas.
Datos del informe
Con 2,777 exactamente, el número de civiles muertos en 2010 aumentó en 15% con respecto a 2009, indica el informe anual conjunto de la Misión de asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) y de la Comisión afgana independiente de los Derechos Humanos.
Los insurgentes, talibanes u otros grupos fundamentalistas, son responsables directos de la muerte de 75% de estos civiles, contra 16% para las fuerzas internacionales y afganas, según el informe, que no pudo establecer la responsabilidad precisa por las muertes violentas de 9% de esas personas.
Los atentados suicida y las bombas caseras, las dos armas preferidas de los talibanes, costaron la vida a 1.141 civiles en 2010, y los ataques aéreos de las fuerzas internacionales y afganas 171, según el informe.
Errores garrafales
Un recrudecimiento de los errores de las fuerzas internacionales provocó nuevamente en los últimos días la cólera de los afganos y de su presidente Hamid Karzai.
Karzai fue instalado al frente del Estado a fines de 2001 por la comunidad internacional, que venía de desalojar a los talibanes del poder, y se mantiene desde entonces gracias a la presencia de unos 150,000 soldados extranjeros bajo la bandera de la OTAN, de los cuales dos tercios son estadounidenses, mientras la insurrección de los talibanes gana terreno y se intensifica.
La fuerza de la OTAN en Afganistán (ISAF), conducida por los estadounidenses, es acusada de haber matado al menos 65 civiles en dos ataques a fines de febrero en la provincia de Kunar (este) en su búsqueda de insurgentes, y de la muerte de nueve niños el 1 de marzo.
La reacción de Karzai
Karzai denunció estos dos episodios y exhortó a la Otan a cesar con esos "homicidios" que empujan a la población hacia los brazos de la rebelión, según él. Desde entonces, las manifestaciones contra la OTAN y, sobre todo contra Estados Unidos, se multiplican en todo el país.
El presidente Barack Obama expresó el 3 de marzo su "profundo pesar" al pueblo afgano por los nueve niños muertos, y también lo hicieron el general estadounidense David Petraeus, comandante en jefe de la Isaf, y el secretario de Defensa, Robert Gates.
Karzai dijo el lunes que "respetaba" las condolencias expresadas por Gates, mostrándose más conciliador que un día antes, cuando había afirmado que las excusas de la Otan no eran "suficientes".
No más víctimas
El presidente afgano reafirmó el lunes que su pueblo quería "el fin" de las víctimas civiles de la Isaf, y no una simple reducción de su número, subrayando que ellas eran la principal causa del deterioro de las relaciones entre Kabul y Washington.
Además, el reporte de la UNAMA destaca que el número de civiles muertos en 2010 es cuatro veces superior a los soldados de las fuerzas internacionales caídos en combate en ese mismo año.
El año 2010 ha sido, de lejos, el año más mortífero para los soldados extranjeros en nueve años de guerra, con 711 muertos, confirmando que la guerrilla de los talibanes se intensificó pese al envío de 30,000 soldados estadounidenses de refuerzo el año pasado.
Advertencia de Petraeus
El principal comandante de Estados Unidos y de la OTAN en Afganistán avizoró el miércoles que los combates a mediados de este año serán peores que los registrados en el 2010, pero consideró posible reducir un tanto el número de efectivos estadounidenses en el país en julio.
El general David Petraeus dijo a The Associated Press que prevé presentar al presidente Barack Obama planes con distintos niveles de reducción en el número de soldados, a fin de ajustarse a la meta del mandatario, quien consideró que en julio debía comenzar el retiro de las fuerzas.
Petraeus dijo que los efectivos adicionales enviados por Obama han dado un "impulso modesto" a las fuerzas estadounidenses en Afganistán. Sin embargo, siguió considerando que los avances son frágiles.
Petraeus habló el miércoles, antes de viajar a Washington, donde está previsto que testifique la próxima semana ante el Legislativo. Será su primer testimonio desde hace ocho meses, cuando tomó el mando militar en Afganistán.
©Univision.com y Agencias
Commentarios