San Antonio, de cabeza y para el amor

Univision.com | Jun 10, 2004 | 7:42 PM

¡Milagro!

CIUDAD DE MÉXICO –  Es el mártir de las solteronas, que lo ponen de cabeza y al cual elevan sus más fervientes rezos, todo para que les encuentre a su príncipe azul. San Antonio de Padua es el santo que busca el amor o al menos esa es la fama que goza desde hace muchos años.
Cuenta la tradición que San Antonio es el fiel ayudante de las casaderas y de quienes tiene problemas del amor. Miles de mujeres acuden a él para implorarle que les consiga pareja y no se queden para “vestir santos” (solteronas), como dice un dicho popular.
“Siempre se le ha conocido como el santo que busca el amor, pero su tradición no tiene un fundamento teológico o espiritual”,  comentó a Univision Online el sacerdote Florentino, párroco de la Iglesia de San Antonio de Padua en la Ciudad de México.
Las mujeres esperanzadas en conseguir a su media naranja por intermediación del santo hacen filas para rezarle. “Es muy popular entre las mujeres, aunque también hay hombres que lo visitan”, comentó el padre Florentino.
La fe mueve montañas y es que “necesitamos creer en algo, tener esperanza en alguien, en quien nos diga cómo seguir el camino”, por ello hay tantas seguidoras de San Antonio, explicó Lucía Blanco, socióloga del ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México).
Y es que en muchas partes del mundo se tiene la creencia de que el santo puede llevar a las solteras a los brazos del ser amado, aunque el párroco Florentino confesó que no sabe de dónde surgió este ritual.
“Seguramente lo inició una familia cristiana, en la cual a alguien se le ocurrió poner a San Antonio de cabeza (para encontrar novio) y de ahí se fue propagando esta idea”, aseguró.
Comentó que una de las explicaciones posibles de que se haya relacionado a San Antonio con el amor, es que durante su juventud, el santo fue asediado por pasiones humanas.

El destino

Lidia Martínez  es una creyente de San Antonio y narró a Univision.com su experiencia:  “Cuando cumplí 38 años creí que me iba a quedar solterona para toda la vida. Había intentado por todos los medios buscar a alguien que me hiciera compañía, pero no sucedía nada”.
Un día decidió acercarse a San Antonio, le colocó 13 monedas en su ofrenda y le rezó durante nueve días.
“¡Oh! Glorioso San Antonio, santo de mujeres, no te estés haciendo pato (el distraído) y consígueme un marido aunque te tardes un rato. Mira que ya no resisto este loco afán de amar, atiende a San Antonio mis ruegos que no me quiero quedar”, clamó al santo.
Lidia dudaba del poder del Santo. “Yo no esperaba que me ayudara, sólo lo hice por seguir el consejo de una amiga que me recomendó rezarle a San Antonio”, recordó.
A los nueve días que acudió a San Antonio, el milagro ocurrió: “Iba saliendo de la iglesia cuando, de repente, se me cayó una bolsa que traía en la mano, al levantarla me topé con Federico”. A raíz de ese encuentro, se formó la pareja, que hoy agradece la unión a San Antonio.
Este santo es tan popular que al recorrer los pasillos del mercado de Sonora, donde se venden todo tipo de amuletos e infusiones que ayudan a encontrar el amor, no estaba disponible en ningún local, se agotó por la temporada, ya que el 13 de junio es su día.
“Es el Patrono de los Enamorados y por eso recurren mucho a él. Su ritual es muy eficaz para el amor”, platicó Salvador Navarro, quien lleva 20 años en el negocio.
El párroco Florentino cree en San Antonio como el santo que es, que está cerca de Dios y que “intercede por nosotros para resolver cualquier problema, no sólo para el amor”, sin embargo, critica el que lo pongan de cabeza. 
“Es una falta de respeto, aunque no es un pecado porque la gente no lo hace con el afán de ofenderlo, lo hacen de buena fe, pero yo creo que no es necesario ponerlo de cabeza para que nos ayude”, comentó.
©Univision.com
Commentarios