Rebeldes arrebatan puerto petrolero a fuerzas de Gadafi

Univision.com y Agencias | Mar 05, 2011 | 10:00 AM

Libia se encamina a una larga guerra civil

RAS LANUF - Los rebeldes libios capturaron el puerto petrolero de Ras Lanuf que controlaban las fuerzas de Moamar Gadafi, al conseguir su primera victoria militar de lo que podría ser una larga marcha desde el oriente libio en manos de la oposición hacia el oeste con la mira puesta en la capital, Trípoli.
Varios testigos dijeron el sábado que Ras Lanuf, unos 140 kilómetros (87 millas) al este del bastión de Gadafi en la ciudad de Sirte, cayó en poder de los insurrectos la noche del viernes luego de un encarnizado combate con las fuerzas del régimen, que finalmente huyeron.
Un periodista de The Associated Press, que llegó a Ras Lanuf en la mañana del sábado, vio izada en instalaciones petroleras del puerto la bandera -con los colores rojo, negro y verde- que han adoptado los rebeldes y que corresponde a la monarquía anterior al régimen de Gadafi.
Los testigos hablaron a condición del anonimato por temor a represalias.
Encarnizados combates
Poco antes, otros testigos dijeron que las fuerzas leales a Gadafi consiguieron penetrar las defensas rebeldes en una ciudad controlada por la oposición que es la más cercana a Trípoli.
Los testigos indicaron que las fuerzas del régimen estaban dentro de Zauiya, 50 kilómetros (30 millas) al oeste de Trípoli, después de superar las posiciones rebeldes con una intensa ofensiva de morteros y ametralladoras.
El estruendo de disparos y explosiones podía escucharse mientras los testigos hacían las declaraciones por teléfono a The Associated Press. Las fuentes prefirieron el anonimato por temores sobre su seguridad.
Varios incendios ardían el sábado en Zauiya, dijeron, sin especificar de inmediato.
Camino a la guerra civil
Contingentes leales a Moamar Gadafi penetraron el sábado las líneas rebeldes en una ciudad en poder de la insurgencia y próxima a Trípoli, mientras que fuerzas antigubernamentales celebraron la captura de un puerto petrolífero importante en la costa este de Libia.
El contraste de acontecimientos indica que el conflicto en Libia tiende a una guerra civil prolongada, en la que el gobierno combate incansablemente por mantener el control de Trípoli y los alrededores, y los rebeldes buscan avanzar su frente hacia el oeste desde su baluarte en el este.
Gadafi, que había gobernado el país cuatro décadas prácticamente sin obstáculos, ha desatado una violenta represión contra quienes pretenden sacarlo del poder, lo cual le ha ganado la condena y sanciones internacionales.
Cientos de personas han muerto, o quizás más, en hechos que podrían apremiar a la comunidad internacional a que adopte ulteriores medidas para frenar la represión a las protestas que dieron inicio el 15 de febrero.
Efecto dominó
Las movilizaciones populares en Libia siguieron a las ocurridas en Egipto y Túnez, donde los gobernantes fueron obligados a abandonar el poder. Egipto es vecino de Libia al este y Túnez, al oeste.
El presidente Barack Obama insiste en que Gadafi deje el poder y asegura que Washington considera un abanico amplio de opciones, incluida la imposición de una zona de exclusión aérea en Libia.
A la fecha, Gadafi ha sido poco eficaz para recuperar territorio en poder de la insurgencia, debido a que los rebeldes controlan la mitad oriental del país así como algunas ciudades cercanas a la capital.
Sin embargo, las fuerzas de oposición han tenido triunfos limitados cuando han avanzado hacia las zonas que apoyan a Gadafi, con posibilidades de que el conflicto se estanque durante semanas o tal vez meses, sin que alguno de los bandos tenga la fuerza militar suficiente para infligir una derrota decisiva al contrario.
La ofensiva del sábado contra la ciudad de Zauiya, de 200,000 habitantes, y a sólo 50 kilómetros (30 millas) al oeste de Trípoli, dio inicio a un ataque sorpresivo al amanecer que lanzaron las fuerzas leales a Gadafi con fuego de morteros y ametralladoras.
Sin Internet
Los servicios de Internet en Libia, que eran ya intermitentes durante la crisis violenta del país, estaban totalmente paralizados el viernes, en lo que parece un intento por frenar el flujo de información sobre el alzamiento en la nación norafricana.
La medida aparente, de cara a una nueva serie de protestas previstas en Libia, parece similar a la respuesta que dio Egipto a las manifestaciones que derivaron el mes pasado en la renuncia del presidente Hosni Mubarak. El gobierno libio controla el principal proveedor de servicio de internet en el país.
Arbor Networks, una compañía de seguridad de redes en Chelmsford, Massachusetts, informó el viernes que todo el tráfico de Internet entrante y saliente de Libia cesó desde el mediodía del jueves (1700 GMT). El reporte de transparencia de Google, el cual muestra el tráfico a los sitios de la compañía desde varias naciones, mostró también que el tráfico de la red era prácticamente nulo en Libia.
Pocos accesos
Varios días después de que estallaron las protestas en Egipto, en su mayoría pacíficas, el gobierno de ese país desactivó el acceso a Internet durante casi una semana. Los manifestantes antigubernamentales ahí habían recurrido a las redes sociales en la Web, como Facebook y Twitter, para organizar y compartir experiencias personales durante la crisis.
Ese no fue el caso en Libia, un país donde relativamente pocos tienen acceso a Internet. Sólo alrededor del 6% de los libios tiene acceso a Internet en su casa o en lugares públicos, como cibercafés, de acuerdo con el grupo investigador OpenNet Initiative.
Esa proporción se compara con el 24% de los egipcios y el 81% de los estadounidenses, según la propia OpenNet.
En consecuencia, servicios como Facebook y Twitter han desempeñado un papel marginal para movilizar a los manifestantes antigubernamentales, dijo Jillian York, quien coordina la iniciativa OpenNet, un proyecto de investigación encabezado por expertos en las universidades de Harvard y Toronto, así como por la consultoría canadiense SecDev Group.
©Univision.com y Agencias
Comentarios