Reportan miles de muertos en la revuelta de Libia

Univision.com y Agencias | Mar 02, 2011 | 11:30 AM

Rebeldes y partidarios de Gadafi se enfrentan en combates

PARIS - Al menos 6,000 personas, de las cuales 3,000 tan sólo en Trípoli, murieron en Libia en la represión de la insurrección contra el régimen de Muamar Gadafi, afirmó el miércoles en París el portavoz de la Liga Libia de Derechos Humanos, Alí Zeidan.
"La cantidad de víctimas en todo el país es 6,000", dijo Alí Zeidan en rueda de prensa en París, antes de precisar que esa cifra incluye a unos 3,000 muertos en Trípoli, la capital, 2,000 en Bengasi, bastión de la insurrección en el este y 1,000 en otras ciudades como Zauiya o Zenten.
"Son las cifras de que disponemos pero podrían ser más" elevadas, agregó Zeidan a la prensa en la sede de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH).
Un anterior balance de la FIDH del 23 de febrero hablaba de 640 muertos.
El gobierno libio daba entonces la cifra de 300 muertos. Pero en medios diplomáticos se mencionaron balances de entre 1,000 y 2,000 muertos.
Combates en el este
Una turba de unos mil hombres se arremolina en el último 'check-point' en la salida de la ciudad de Ajdabiya. Hay disparos al aire, corridas, gritos, movimientos de baterías antiaéreas y a lo lejos se ve acercarse un avión caza. Ya no cabe duda: los combates entre las fuerzas rebeldes y los partidarios de Gadafi llegaron al frente este de Libia.
"Brega, a unos 80 km de aquí, cayó en manos de los mercenarios de Gadafi", dice nervioso Ibrahim, con una Kalashnikov en la mano, bajo el arco de entrada a Ajdabiya (a unos 850 km al este de Trípoli), la última ciudad completamente bajo control de las fuerzas opositoras al régimen del coronel libio.
La batería antiaérea lanza una descarga y el avión caza da media vuelta antes de llegar a la ciudad. La gente lanza un clamor de victoria.
"Esta mañana ya hubo bombardeos cerca de aquí, contra el depósito de municiones", agrega Ibrahim.
Zona de incertidumbre
En torno a la arcada la muchedumbre duda entre avanzar o establecer una defensa. Los más preparados tienen fusiles de asalto AK-47. Otros se pasean con revólveres y también se ve gente con largas cuchillas.
En medio de la incertidumbre y el temor, Ajman, un miembro de la rebelión que llega en auto desde el oeste, dice que Brega ha sido liberada. "Alá es grande, Alá es grande", gritan todos, mientras parten disparos al aire.
"Entraron a Brega en la mañana temprano. Ahora se replegaron. Hay por lo menos dos muertos", indica este rebelde.
Detrás llega otro auto con dos personas a bordo. Son empleados de una compañía petrolera basada en Brega y partieron esta mañana luego de que las tropas de Gadafi lanzaran su ataque.
"Me desperté a eso de las siete de la mañana con el ruido de disparos. Cuando salí, vi a mercenarios de Gadafi controlando las puertas de entrada de la compañía", explica Ahmed Ali, contador.
"Nos revisaron el auto, buscaron si teníamos armas y nos dejaron partir", agrega.
La avanzada de Gadafi
Otros testigos llegan al lugar. El relato se vuelve confuso y es necesario hablar con muchas personas para tratar de recrear lo ocurrido.
"Las tropas de Gadafi estaban acampando a unos 40 km de Brega. De madrugada avanzaron sobre la ciudad para tomar los objetivos estratégicos: las compañías petroleras, el aeropuerto y el gasoducto que lleva gas hacia Bengasi", cuenta Mushala, ingeniero en una planta en Brega.
"Hubo varias personas muertas, al menos dos y hasta una quincena", agrega.
Desde el puesto de control de Ajdabiya parten hacia el oeste camionetas con gente armada. "A Brega, a Brega. Alá es grande, Alá es grande", gritan asomando los caños de sus Kalashnikov por las ventanillas.
Detrás de las barricadas de tierra junto a la ruta, los hombres esperan tensos en torno a las baterías antiaéreas apostadas en el lugar.
Alguien anuncia que un avión caza ha caído a unos 15 km. Otros dicen que fue derribado en Brega.
"La ciudad fue liberada. Solo quedan tropas de Gadafi en la Universidad", continúa Mushala.
Pero a estas palabras tranquilizadoras se opone el testimonio de otro testigo recién llegado, Fathi Abdala, quien asegura que el acceso de Brega está bajo control de las fuerzas pro Gadafi.
Ya son cerca de las dos de la tarde. El sol pega fuerte y el polvo se atasca en la garganta. Unos hombres reparten botellas de agua y jugo. A unos 50 metros de la ruta, cerca de 300 personas se juntan y de cara al este empiezan a rezar.
©Univision.com y Agencias
Comentarios