ONU contempla duras sanciones a Libia

Univision.com y Agencias | Feb 25, 2011 | 8:18 PM

Consejo de Seguridad contempla resolución por crímenes de lesa humanidad

NUEVA YORK - Un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU redactado por potencias occidentales advierte a Muamar Kadhafi que la represión en Libia podría considerarse como crímenes de lesa humanidad, indicaron diplomáticos este viernes.
El borrador, que circula entre los quince países del Consejo de Seguridad de la ONU, dice que la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, debería investigar la violencia desatada en Libia, según esos diplomáticos.
"La resolución dice que esa violencia podría considerarse como crímenes contra la humanidad", dijo un diplomático, bajo el anonimato.
Prohibiciones y embargo
El proyecto también propone que se prohíba viajar y se congelen los activos de Kadhafi y sus principales colaboradores, y que se imponga un embargo de venta de armas a Libia.
Los quince países del Consejo de Seguridad de la ONU se reunieron este viernes para estudiar sanciones contra el régimen de Kadhafi, mientras continúa la sangrienta represión en ese país.
El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, estimó que el Consejo debe tomar medidas decisivas respecto a Libia.
Exigen medidas
"Una pérdida de tiempo significa una pérdida de vidas humanas", dijo Ban Ki-moon frente al Consejo de Seguridad. "Es momento de que el Consejo considere medidas concretas", añadió.
"Las próximas horas y los próximos días son decisivos para los libios y su país, con importantes implicaciones para la región", subrayó.
"La violencia debe terminar", dijo el jefe de la ONU. "Quienes derraman la sangre de los inocentes con tanta facilidad deben ser castigados", añadió, hablando de un balance de unos mil muertos.
"Hay enfrentamientos cotidianos en al menos tres ciudades cercanas a Trípoli", según Ban Ki-moon.
Miedo a la muerte
"Las personas no pueden salir de sus casas por miedo a ser abatidas por las fuerzas del gobierno o las milicias".
"Los seguidores del coronel Kadhafi fueron casa por casa. Según ciertas informaciones, habrían ido hasta los hospitales para matar a los opositores", comentó.
"Hay otras informaciones sobre el asesinato de soldados que se negaban a disparar contra sus conciudadanos", destacó Ban Ki-moon.
El Consejo retomará las consultas el sábado a las 11:00 (16H00 GMT), anunció un alto funcionario de Naciones Unidas.
Embajador desertó
Paralelamente, el embajador de Libia ante la ONU, Mohamed Shalgham, desertó como lo hizo el lunes su adjunto Ibrahim Dabbashi, indicó este viernes un diplomático de Naciones Unidas bajo anonimato.
El embajador, que hasta ahora se había mantenido leal a Kadhafi, denunció el viernes ante el Consejo de Seguridad las "exacciones" cometidas en su país.
"Por favor, Naciones Unidas, salven a Libia. Que no haya derramamiento de sangre, ni matanzas", imploró. "Por favor, por favor, aprueben una resolución valiente".
"Es importante para nosotros, el pueblo libio, que el Consejo de Seguridad tome ahora una verdadera decisión para frenar el derramamiento de sangre", agregó. "No puede ser dirigente, rey o presidente quien mata a su pueblo".
Estas declaraciones marcan un giro total de Shalgham, que en los últimos días había dicho que era amigo de Kadhafi y que no podía traicionarlo.
El Consejo de Seguridad está determinado a expresar la cólera de la comunidad internacional tras el rechazo de Kadhafi a escuchar los llamados del presidente estadounidense Barack Obama y de otros jefes de Estado para que ponga fin a la violencia en su país.
EU busca sanciones
Decidido a hacer ceder al coronel Kadhafi, Estados Unidos anunció el viernes que buscará sanciones multilaterales y unilaterales contra el régimen libio que se mantiene en el poder pese a una sublevación que busca poner fin a su gobierno.
Estados Unidos decidió "avanzar" junto a sus socios internacionales para imponer sanciones contra el régimen libio, dijo el viernes el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney.
El portavoz precisó que Washington trabajaba sobre "sanciones coordinadas" con sus "aliados europeos" y sobre "medidas multilaterales a través de Naciones Unidas para que el gobierno libio se haga responsable" de los actos de violencia cometidos contra el pueblo libio.
El presidente estadounidense Barack Obama estima que el gobierno libio debe "hacerse responsable" de la represión, indicó el viernes la Casa Blanca.
El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió el viernes para estudiar sanciones contra el régimen del coronel Kadhafi, quien llamó a sus seguidores a tomar las armas y enfrentarse a los manifestantes.
Serie de castigos
Un proyecto de resolución redactado por los países occidentales propone una serie de sanciones: embargo de venta de armas a Libia, que se prohíba viajar a Kadhafi y se congelen sus activos.
El texto también advierte que la represión en Libia podría considerarse como crímenes de lesa humanidad.
La Unión Europea por su parte ya decidió decretar un embargo de venta de armas y material de represión.
El portavoz de la Casa Blanca agregó que Washington buscaba cortar toda ayuda militar que podría beneficiar a Libia, además de alertar a las instituciones financieras para que vigilen eventuales movimientos de fondos provenientes de ese país.
Obama se reunirá el lunes con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para proponer las sanciones y hablar sobre cómo responder "a la crisis humanitaria" provocada por los eventos de los últimos días, añadió el portavoz.
Buscan pruebas
La Casa Blanca anunció que los servicios de inteligencia estadounidenses estaban buscando pruebas de abusos cometidos en Libia, en momentos en que la violencia ya ha dejado varias centenas de muertos.
"Estados Unidos está comprometido a utilizar todos los medios para vigilar el régimen de Kadhafi con el fin de asegurarse que podrán reunir las pruebas de hechos de violencia y abusos", dijo Carney.
Estados Unidos decidió el viernes suspender el funcionamiento de su embajada en Libia a falta de poder brindar seguridad a sus diplomáticos. La embajada en Tripoli "fue cerrada", anunció el portavoz de la Casa Blanca.
Por otro lado, un barco fletado por Estados Unidos llegó el viernes al puerto La Valette, capital de Malta, con más de 300 personas a bordo, constató un periodista de la AFP.
Unos 6,000 estadounidenses están registrados en la embajada de Estados Unidos en Tripoli. La mayoría tiene la doble nacionalidad libia y estadounidense.
La rebelión se extiende
El avance de la rebelión libia dio alas a las manifestaciones en otros países árabes, con marchas que congregaron a decenas de miles de personas en Túnez, Yemen y Bahréin, para reclamar mejores condiciones de vida y el fin de regímenes autoritarios.
En Libia, el dirigente Muamar Kadhafi invitó el viernes a sus seguidores a "combatir" para "vencer" a la rebelión asegurando que les abriría los arsenales si era necesario, al undécimo día de una revuelta marcada por nuevas violencias, según las imágenes difundidas por la televisión estatal.
Las fuerzas leales al régimen dispararon contra manifestantes en Trípoli dejando al menos dos muertos. El Este del país está controlado por la oposición.
La revuelta se extiende desde el oeste de Trípoli hasta Benghazi, a 1.000 km al este de la capital, en ciudades de la costa o cercanas a las litoral mediterráneo.
Represión y violencia
En tanto, Yemen estuvo marcado por marchas masivas bajo la consigna del "comienzo del fin" del régimen del presidente Alí Abdalá Saleh. Dos de las manifestaciones degeneraron en Adén (sur) dejando un muerto y unos veinte heridos.
Los organizadores afirmaron que reunieron 100.000 manifestantes en la capital Saná y varios centenares de miles en Taez (sur).
A pesar de las instrucciones dadas a las fuerzas de seguridad para que observaran contención, dos desfiles en Adén (sur) terminaron con enfrentamientos con la policía: un manifestante de 17 años murió y 20 personas resultaron heridas, según fuentes médicas.
En Bahréin miles de manifestantes invadieron las calles de Manama respondiendo a un llamado de los religiosos chiitas y exigieron nuevamente reformas políticas en este pequeño reino que lleva doce días de protestas.
Las calles que convergían en la plaza de la Perla, epicentro de las protestas, fueron bloqueadas por decenas de miles de manifestantes.
"Día de la Ira"
En Irak el viernes fue bautizado "día de la ira" por un movimiento que convocó a través de Facebook a manifestarse contra la incompetencia del gobierno y exigir "el cambio, la libertad y una democracia verdadera".
Según la policía y los hospitales, hubo cinco muertos en la ciudad de Mosul (norte), dos en Hawija, en la provincia petrolera de Kirkuk, cinco en Tikrit y uno en Samarra, en el centro del país, así como un joven de 15 años en Calar, una localidad kurda de la provincia de Diyala.
De los 5.000 manifestantes reagrupados en la plaza Tahrir de Bagdad algunos lanzaron piedras y zapatos contra las fuerzas antidisturbios.
En tanto, más de 100,000 tunecinos, según la policía, reclamaron la partida del gobierno de transición de Mohammed Ghannouchidel ante la Kasbah, epicentro de la protesta que acabó con la renuncia de Zine El Abidine Ben Ali en enero
Según miembros de la Media Luna Roja (Cruz Roja) y de manifestantes en el lugar, "se trata de la mayor manifestación desde la caída de Ben Ali", el 14 de enero.
Un joven manifestante fue herido por un disparo de advertencia de la policía, indicó un testigo a la AFP.
El gobierno transitorio anunció que habrá "elecciones a más tardar a mitad de julio", según un comunicado del Consejo de Ministros.
Egipto pendiente
En Egipto miles se congregaron en la plaza Tahrir de El Cairo para celebrar la "revolución" y reclamar un gobierno de tecnócratas, 15 días después de la dimisión del presidente Hosni Mubarak por la presión popular.
También en la región miles de jordanos manifestaron el viernes en Ammán para pedir "reformas constitucionales", en lo que fue la manifestación más importante en la capital de Jordania desde que comenzó el movimiento de protesta en este país en enero.
En Argelia las autoridades levantaron el jueves como habían prometido el estado de emergencia decretado hace 19 años, pero la oposición mantuvo su determinación de manifestar el sábado para que cambie el régimen.
©Univision.com y Agencias
Commentarios