Más testimonios contra Alfonso Portillo por desvío millonario

AFP | Feb 25, 2011 | 4:12 PM

Funcionarios de banco

GUATEMALA - Dos ex altos funcionarios de un banco estatal guatemalteco declararon este jueves ante un tribunal de Guatemala acusando al ex presidente Alfonso Portillo en un desfalco millonario de fondos públicos, por el que está siendo juzgado.
El ex presidente del estatal Banco Crédito Hipotecario Nacional, el salvadoreño Armando Llort, detalló por medio de una videoconferencia desde una corte de Nueva York, la forma que según él se desviaron $3.7 millones de los fondos del Ministerio de la Defensa en 2001.
Llort aseguró que en tres entregas, realizadas los días 5, 6 y 9 de marzo del 2001, ingresaron al banco 30 millones de quetzales (unos $3.75 millones) por órdenes del ex presidente Portillo (2000-2004).
Estos fondos, dijo, provenían de una cuenta secreta de la cartera de Defensa, y le fueron entregados directamente por Napoleón Rojas y Jacobo Salan, quienes eran los jefes de seguridad del ex mandatario.
Llort dijo que creó empresas exclusivamente "para este tipo de transacciones" y que, por órdenes del ex presidente, también le inyectó millonarios fondos a los bancos privados Promotor y Metropolitano (ahora quebrados), que eran propiedad de su principal financista de campaña, Francisco Alvarado.
Desde Estados Unidos
El miércoles, el ex sub-gerente financiero del Banco Crédito Hipotecario, Salomón Molina, también declaró por medio de otra videoconferencia desde Nueva York, que Portillo había autorizado esas transacciones.
Los dos ex funcionarios se encuentran en Estados Unidos, Molina como testigo protegido y Llort detenido por otros delitos.
El ex presidente es juzgado junto a sus ex ministros Eduardo Arévalo (Defensa) y Manuel Maza (Finanzas) por el desvío de 120 millones de quetzales en total, equivalentes a $15 millones, pertenecientes al Estado.
El ex presidente está detenido desde enero de 2010 a petición de Estados Unidos, que lo reclama en extradición por el delito de conspiración para el lavado de dinero por un monto de $70 millones.
Sin embargo, a Estados Unidos solo podría ser extraditado cuando concluya el juicio en este país.
©AFP
Commentarios