ONU elogió regreso de Aristegui a radio

Univision.com y Agencias | Feb 21, 2011 | 10:01 PM

"Afortunado regreso"

MÉXICO -  El relator especial sobre libertad de expresión de la ONU, Frank La Rue, saludó el lunes la vuelta de la periodista mexicana Carmen Aristegui a su programa radial, del cual fue apartada por una pregunta al aire sobre el supuesto alcoholismo del presidente Felipe Calderón.
El relator de la ONU señaló en un comunicado que el retorno a su espacio matutino de MVS Radio "es una oportunidad propicia para que se sigan impulsando las transformaciones estructurales que requiere el Estado mexicano en favor de la diversidad y el pluralismo de conformidad con los estándares internacionales en materia de libertad de expresión"
El "afortunado regreso" de Aristegui "es una oportunidad propicia para que se sigan impulsando las transformaciones estructurales que requiere el Estado mexicano en favor de la diversidad y el pluralismo", señaló La Rue en un comunicado difundido en México.
El relator, quien en agosto realizó una visita de trabajo a México, dijo que en este país "la diversidad y el pluralismo en el debate democrático se encuentran seriamente limitados por la alta concentración en la propiedad y el control de los medios".
Aristegui es considerada en México como una de las periodistas con mayor credibilidad y su despido desató un debate sobre la libertad de expresión en el país y presuntas presiones del poder.
La polémica
Aristegui, también presentadora de la cadena estadounidense CNN en Español, regresó este lunes a su noticiero matinal en MVS, que la había despedido dos semanas atrás argumentando que la periodista "transgredió" su código de ética.
La conductora denunció que el motivo de su cese fue informar en su programa de una acusación sin pruebas de un grupo de diputados en el Congreso sobre un supuesto problema de alcoholismo de Calderón sobre el cual pidió al aire una respuesta oficial de la Presidencia.
Aristegui, una de las conductoras más escuchadas de México, afirmó que la Presidencia mexicana presionó a MVS para su cese y la ONG Reporteros Sin Fronteras apuntó a que el caso pudo ser un acto de censura.
La presidencia mexicana negó haber influido en el despido de Aristegui y rechazó igualmente lo que llamó "infundios" sobre la salud del mandatario.
"Las presiones directas o indirectas encaminadas a silenciar la labor informativa de la prensa son incompatibles con la libertad de expresión", afirmó La Rue en su comunicado.
©Univision.com y Agencias
Commentarios