Ex rehén de las FARC creó un amigo imaginario para soportar su secuestro

Univision.com y Agencias | Feb 19, 2011 | 2:22 PM

'Rodolfito', su muñeco de tela

BOGOTÁ - El mayor de la policía colombiana, Javier Solórzano -recién liberado por la guerrilla FARC tras casi cuatro años de secuestro- creó un muñeco de tela al que convirtió en su amigo imaginario para soportar los castigos impuestos por los rebeldes, reveló este viernes.
"Al estar solo y después de mi (frustrado intento de) fuga, ellos me sometieron a una serie de castigos, como cadenas en el cuello, en los pies y esposado de las manos, pero el más difícil: nadie le hablaba a uno, y eso fue lo más duro porque sicológicamente me estaba afectando", señaló el ex rehén.
"Se me ocurrió hacer un muñeco con un uniforme viejo, que rellené de espuma", narró Solórzano a la privada radio Caracol. "Al principio ni yo lo creía pero insistí y ya jugábamos, hablábamos, orábamos, escuchábamos radio y lo abrazaba cuando me llegaban mensajes", añadió.
El ex rehén, liberado el miércoles pasado junto al cabo del Ejército Salín Sanmiguel, contó que decidió llamar Rodolfito al muñeco. "Era un muñeco niño, con cara triste y uniforme de policía. Tenía una cadena en su pie izquierdo", dijo.
Todo el tiempo juntos
"Rodolfito" tenía cara de niño, sin bigotes y aunque portaba insignias no ostentaba ningún rango o grado específico.
Lo llamó "Rodolfito" porque era el nombre del amigo imaginario de su única hija, Sofia. Dijo que juntos jugaban a los "parqués (juegos de mesa)... orábamos, escuchábamos radio, lo abrazaba cuando me llegaban los mensajes" de parientes por programas radiales dedicados a los secuestrados".
Describió la relación con "Rodolfito" similar a la que el personaje de Tom Hanks tiene en la película El Náufrago con un balón de voleibol marca Wilson. "Cuando hablaba con el balón... fueron situaciones que me sirvieron para que en alguna forma adaptarla a la terrible circunstancias que estaba viviendo, para poder salir adelante y mantenerme vivo y luchar contra el sedentarismo y sobre todo con el silencio de esos guerrilleros", dijo el policía.
Según el oficial, los rebeldes fueron renuentes a que tuviese el muñeco, "pero aceptaron porque se dieron cuenta que con esto no les estaba causando problema". Sin embargo, con el anuncio de su liberación, los guerrilleros lo obligaron a deshacerse de él.
"Entonces al momento de destruirlo le dije: Rodolfo, te transformas en otra cosa, pasa tu espíritu a la cruz que tengo colgada y como es un personaje imaginario, nuevamente está conmigo", dijo.
Solórzano y Sanmiguel forman parte de un grupo de seis rehenes que las FARC liberaron entre el 9 y 16 de febrero.
Tras estas liberaciones, las marxistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la principal guerrilla del país con unos ocho mil combatientes, mantiene cautivos al menos a 16 policías y militares a los que considera "canjeables" por sus guerrilleros presos, y a cerca de un centenar de civiles secuestrados por motivos económicos.
Buscando al jefe FARC
En tanto, el Ejército colombiano lanzó una vasta operación contra el máximo jefe de las FARC, Alfonso Cano, en una zona montañosa del suroeste del país donde esta semana fueron liberados tres miembros de la fuerza pública en poder de esa guerrilla, informó el sábado una fuente militar.
"Hemos lanzado operaciones ofensivas en una región limítrofe entre los departamentos (provincias) de Cauca y Tolima donde opera el grupo que comanda el señor Cano, pero de momento no podemos indicar si hay bajas", dijo por teléfono a la AFP un comandante militar cercano al operativo.
"El objetivo es neutralizarlo (a Cano) y liberar a la región del tráfico de drogas y la violencia", añadió la fuente, que pidió no ser identificada.
Su declaración se produjo dos días después de que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, señalara que las fuerzas de seguridad conocen el lugar donde se encuentra Cano, y asegurara que las autoridades "le respiran en la nuca" y que el dirigente rebelde "caerá tarde o temprano".
Horas de combate
Santos, en funciones desde el 7 de agosto de 2010, ha propinado duros golpes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), el más reciente la muerte en un bombardeo en septiembre pasado de Jorge Briceño, alias 'Mono Jojoy', quien era el número dos y jefe militar de esa guerrilla.
Una fuente civil del gobierno de Cauca declaró por teléfono a la AFP que en la región se registran "fuertes combates desde hace varias horas", aunque dijo desconocer si hay muertos o heridos.
La operación contra el líder de las FARC se lleva a cabo en el denominado Cañón de las Hermosas, en Tolima, y una región cercana de Cauca, donde las autoridades han ubicado el escondite del jefe guerrillero.
El grupo insurgente liberó el miércoles pasado, en Cauca, al mayor de la policía Guillermo Solórzano y al cabo del ejército Salín Sanmiguel y, el domingo pasado, en Tolima, al agente de policía Carlos Ocampo, en operaciones humanitarias que fueron facilitadas por el Comité Internacional de la Cruz Roja, el gobierno de Brasil y la ex senadora colombiana Piedad Córdoba.
Santos ordenó la suspensión de operaciones militares en las áreas concretas de las liberaciones para permitir la operación humanitaria.
©Univision.com y Agencias
Commentarios