Homosexuales denunciarán agresión policial en Perú

EFE | Feb 18, 2011 | 6:58 PM
LIMA -  Un grupo de homosexuales al que la Policía agredió el pasado sábado cuando se besaban en un acto público en las escalinatas de la catedral de Lima denunciarán mañana ante la Fiscalía el presunto "abuso de poder", confirmaron hoy los afectados.
Los denunciantes participaban en una convocatoria llamada "Besos contra la homofobia" hecha por el Movimiento Homosexual de Lima (MHOL), frente a la catedral de Lima ubicada en el centro histórico, cuando llegó un grupo de policías para retirarlos del lugar.
Los agentes comenzaron a empujar a los participantes para desalojarlos y los golpearon con sus varas, llegando incluso a causar una herida en la cabeza a una de las manifestantes, que necesitó diez puntos de sutura, según relataron los afectados.
Las activistas Qantu Madueño y Maribel Saldaña indicaron en una rueda de prensa que la intervención policial llegó a "tocamientos indebidos".
Exigen una investigación
"El fiscal es la persona idónea para realizar la investigación" de lo sucedido, afirmó Madueño, del Bloque Estudiantil-Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, que contó con la solidaridad de varias asociaciones de homosexuales.
Sólo ocho del total de participantes supuestamente agredidos presentarán la denuncia ante la fiscalía debido a que "muchos no pueden denunciar porque tienen mucho temor" a un posible rechazo familiar y social, lamentó Madueño.
La denuncia será acompañada con las grabaciones de lo sucedido, que les ha permitido identificar los apellidos de algunos de los agentes que tuvieron una actuación "desproporcionada y brutal", según la calificaron los denunciantes.
Protesta de "besos"
Para los participantes del MHOL, la actividad de sábado fue tan sólo un acto para "visibilizar" a la comunidad homosexual peruana y un modo de estimular "cambios" en los "esquemas culturales" del país, cuando incluso en la campaña electoral se debate sobre la posibilidad de reconocer legalmente las uniones entre personas del mismo sexo.
"¿Provoca violencia el afecto, el amor y un beso?", se preguntó Madueño, ante las acusaciones de diversos sectores de que la manifestación fue una provocación contra la Iglesia católica y los círculos más conservadores.
A su turno, otra representante del MHOL Verónica Ferrari exigió la dimisión del jefe policial que ordenó la represión y la del Ministro del Interior, Miguel Hidalgo, con quien se reunieron ayer, pero que, según miembros del movimiento homosexual, no ofreció disculpas por el hecho.
©EFE
Comentarios