Ola de rebeliones se extiende a Libia y agudiza tensiones en Irán y Bahréin

AFP | Feb 16, 2011 | 3:59 PM

Se sacude el mundo musulmán

DUBÁI - Las protestas que sacuden al mundo musulmán desde las insurrecciones de Túnez y Egipto llegaron a Libia y agudizaban este miércoles las tensiones en Irán, Bahréin y Yemen.
En Yemen, dos personas murieron por disparos de la policía en Adén y al menos otros dos sufrieron heridas de bala durante una movilización en esta ciudad del sur.
Uno de ellos había resultado gravemente herido por disparos de las fuerzas antimotines que intentaban dispersar a centenares de jóvenes que se habían reagrupado en una plaza.
Los manifestantes tomaron luego por asalto la sede de la municipalidad de Mansura, uno de los barrios de Adén, e incendiaron cuatro vehículos. Las fuerzas de seguridad dispararon para dispersar a los manifestantes, que respondieron lanzando piedras contra los policías.
En Saná, la capital, miles de estudiantes y abogados gritaron "Después de Mubarak, Alí", refiriéndose al presidente Alí Abdalá Saleh, en el poder desde hace 32 años.
Los manifestantes trataron de marchar hacia la plaza Tahrir (Liberación), que lleva el mismo nombre que la de El Cairo, pero las fuerzas de seguridad instalaron alambres de púas para impedirlo.
Cientos de partidarios del partido Congreso Popular General (CPG, en el poder) atacaron a los manifestantes con porras, puñales y piedras, según un corresponsal de la AFP.
Estudiantes protagonistas
La manifestación fue organizada por estudiantes e integrantes de la sociedad civil. La oposición parlamentaria, que decidió reanudar el diálogo con el régimen, no participó.
En Taez, al sur de la capital, varios miles de manifestantes pidieron un cambio de régimen y ocho personas fueron heridas cuando la policía dispersó la protesta, según testigos.
En Irán, la oposición reformadora logró organizar el lunes su primera manifestación antigubernamental en un año en Teherán, a pesar de las advertencias de las autoridades, que habían prohibido todo mitin y desplegado masivamente a las fuerzas del orden.
En respuesta, el régimen iraní convocó una manifestación "de odio e ira" para el viernes contra la "sedición" de los jefes de la oposición Mir Husein Musavi y Mehdi Karubi en momentos en que se multiplican los llamados para que éstos sean castigados por las protestas antigubernamentales del lunes.
En Bahréin, a pesar de la prohibición, miles de bahreiníes volvieron a manifestarse contra el gobierno durante las exequias en Manama de un estudiante muerto la víspera en una protesta
Más de 2,000 personas participaron en los funerales de Fadel Salman Matruk, quien murió baleado durante la dispersión de una protesta frente al hospital donde se velaba a otro manifestante chiita muerto en otro mitin antigubernamental.
"El pueblo quiere derrocar al régimen", coreaban los manifestantes, retomando consignas de los levantamientos que en lo que va de año derribaron a los regímenes autoritarios de Túnez y Egipto.
En Irak, Argelia y Libia
El ministro de Interior, jeque Rashed ben Abdalah Al Jalifa, presentó este miércoles sus disculpas y anunció el arresto de dos acusados en las filas de las fuerzas de seguridad.
Pero el jeque Alí Salman, jefe de la oposición chiita, no se dio por satisfecho con esos gestos y reclamó una "monarquía constitucional", con un primer ministro "elegido por el pueblo".
En tanto, cientos de personas se manifestaron en varias aldeas chiitas, donde los enfrentamientos dejaron al menos un herido, según el ministerio del Interior y testigos.
Irak vivió este miércoles su jornada más violenta desde el comienzo de la protesta hace dos semanas, con la muerte de un joven manifestante al sur de Bagdad. La muchedumbre, enfurecida, incendió edificios públicos en protesta contra la ausencia de servicios públicos.
En Argelia, donde una marcha prohibida de la oposición chocó el 12 de febrero con un dispositivo de seguridad muy fuerte, está prevista una nueva manifestación el sábado próximo.
En Libia, en donde se convocó para el jueves un "día de la ira", según los llamados lanzados a través de Facebook, las autoridades liberaron este miércoles a 110 islamistas del Grupo Islámico de Combate Libio (GICL), lo que suma un total de más de 360 "prisioneros políticos" liberados desde marzo.
El GICL reafirmó en 2007 su determinación de derrocar al régimen de Muamar Kadhafi para reemplazarlo por un Estado islámico radical. Luego declaró formar parte de la red Al Qaida.
En tanto, en Egipto, el ministro de Salud, Sameh Farid, indicó que unas 365 personas murieron y otras 5,500 resultaron heridas durante los 18 días de manifestaciones que terminaron con la caída del presidente Hosni Mubarak.
©AFP
Comentarios