Ataque contra peregrinos chiíes en Irak

Univision.com y Agencias | Feb 12, 2011 | 12:16 PM

Podrían aumentar víctimas

BAGDAD - Al menos 28 personas murieron y 25 resultaron heridas en un ataque suicida contra un autobús que llevaba a peregrinos chiíes a la ciudad de Samarra, al norte de Bagdad, informaron fuentes policiales.
Las fuentes, que anteriormente habían hablado de diez muertos y veinte heridos, agregaron que el supuesto autor del ataque fue un terrorista suicida que portaba un cinturón de explosivos.
El agresor irrumpió en el autobús cuando el vehículo se detuvo en un puesto de control situado al sur de la ciudad de Samarra, donde se encuentra un santuario chií al que se dirigían los peregrinos para conmemorar la muerte del imán Ali al Hadi.
"El kamikaze subió al autobús cuando estaba detenido en un puesto de control a unos kilómetros de Samarra y entonces hizo detonar su chaleco de explosivos", declaró un jefe de la policía. "Hemos recibido 30 cuerpos, dos de ellos de mujeres, y 28 heridos", dijo a su vez un responsable del hospital general de la ciudad sunita de Samarra, a 110 km al norte de Bagdad.
La cifra de víctimas es todavía provisional y no se descarta que aumente el número final de muertos debido a las lesiones de distinta gravedad de los heridos.
Además, las fuentes indicaron que las fuerzas de seguridad acordonaron el lugar del atentado ante el temor de que se produzcan nuevos ataques.
Miles de chiíes han comenzado desde hace unos días a acudir a la ciudad de Samarra, para conmemorar el fallecimiento de Ali al Hadi, uno de los 12 imanes en la comunidad chií.
Muertes en Afganistán
Por lo menos 16 personas murieron el sábado en una serie de ataques, reivindicados por los talibanes y concentrados en la sede de la policía de Kandahar (sur), atacada con fuego sostenido durante varias horas por insurgentes desde un edificio cercano.
"Quince miembros de las fuerzas de policía y un agente de la Dirección Nacional de Seguridad (NDS, agencia afgana de inteligencia) murieron en ataques" este sábado, declaró el gobernador de la provincia de Kandahar, Toryalai Weesa, en una conferencia de prensa.
Agregó que 50 personas - 23 policías, dos agentes de la NDS y 25 civiles, de ellos nueve estudiantes - resultaron heridos, "algunos de los cuales se encuentran en un estado crítico".
La fuerza de la OTAN en Afganistán (Isaf) indicó que dos civiles y un soldado afgano murieron.
Los combates terminaron en la tarde, agregó el gobernador, mientras la policía parecía haber retomado el edificio, devastado por el tiroteo.
"Cuatro kamikazes (...) están implicados en los ataques de hoy; la policía logró detener a uno, pero los otros tres murieron en tiroteos", anunció.
Tiroteos
A mediodía, insurgentes comenzaron a disparar con fusiles, lanzacohetes y ametralladoras contra la sede de la policía, desde el Zarnegar Hall, un vasto hotel de seis pisos especializado en fiestas de bodas, situado 50 metros al frente.
Los tiroteos duraron varias horas entre la policía y los insurgentes, atrincherados en el sexto piso. Dos fuertes explosiones se escucharon cuando los policías iniciaron el asalto al edificio.
Además de ese ataque, "los terroristas habían estacionado seis coches bomba cerca de la sede de la policía. Tres explotaron, pero nuestras fuerzas de seguridad pudieron desactivar los explosivos colocados en los otros tres", indicó el jefe de la policía para la región sur de Kandahar, el general Salem Ehsas en esta conferencia de prensa.
Una explosión y disparos fueron escuchados durante el día en otros barrios de la ex capital del régimen talibán (1996-2001), cuyas calles se veían desiertas, pues la policía conminó a los habitantes a quedarse en sus casas.
Los insurgentes talibanes reivindicaron esos ataques. Varios testigos dijeron que vieron soldados estadounidenses de la Isaf participar en los combates cerca de la sede de la policía junto a los policías afganos, pero Isaf desmintió haber participado.
Desde que fueron derrocados por una coalición internacional encabezada por los estadounidenses a fines de 2001, los talibanes llevan a cabo una insurrección sangrienta en Afganistán contra el gobierno de Kabul y la fuerza internacional, compuesta por 140.000 hombres, que lo apoyan.
©Univision.com y Agencias
Commentarios