Fuerzas armadas de Egipto prometen respetar acuerdos internacionales

Univision.com y Agencias | Feb 12, 2011 | 9:34 AM

Tropas limpian y tratan de despejar la Plaza Tahrir de El Calro

EL CAIRO – Al tiempo que soldados procedían a limpiar las barricadas y campamentos instalados en el centro de la Plaza Tahrir (Liberación) en el centro de El Cairo, la capital, el alto mando de las fuerzas armadas prometieron el sábado que el país respetará sus acuerdos internacionales, en un gesto hacia los temores sobre el tratado de paz egipcio-israelí, que el presidente depuesto Hosni Mubarak respetó a rajatablas.
Los militares también pidieron al gobierno actual, designado por Mubarak antes de su caída, que siga en funciones hasta la formación de uno nuevo, y formularon el compromiso de entregar el poder eventualmente a un gobierno surgido de elecciones.
Esta declaración fue el primer indicio de los próximos pasos tras la caída de Mubarak, pero no respondió a la pregunta de cuánto tiempo piensan seguir en el poder.
No se quieren ir
En tanto, los manifestantes jubilosos prometieron permanecer acampados en una céntrica plaza cairota hasta estar seguros de que las fuerzas armadas cumplirán sus demandas de democracia.
El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas prohibió a los ex funcionarios del régimen que viajasen al extranjero y flexibilizó un toque de queda nocturno, según las autoridades y la televisión estatal.
Mubarak transfirió el poder el viernes a los militares tras una revuelta de 18 días de millones de manifestantes que exigían su cese y la adopción de reformas democráticas en este país de 80 millones de personas.
Las tareas de limpieza comenzaron el sábado en Tahrir, la Plaza de la Liberación, pese a que seguían en ella miles de personas.
Los vehículos incendiados fueron retirados mientras que algunas personas con mascarillas barrían las calles y retiraban montones de basura, Los soldados retiraron las barricadas para despejar por lo menos una vía de acceso a la plaza.
Tratan de imponer el orden
Muchos tenían colgados avisos que decían "Perdón por los inconvenientes, pero estamos construyendo Egipto".
Los manifestantes estaban divididos sobre su permanencia y la gente seguía llegando a la plaza por los controles establecidos.
Algunos plegaron sus carpas improvisadas, devolvieron las mantas donadas por organizaciones islámicas de caridad y regresaron a sus casas. Otros permanecieron hasta que el ejército, que ha prometido guiar las reformas para una mayor democracia, emita el comunicado prometido, el cuarto desde el comienzo de la crisis.
"Veremos cómo el ejército realiza una transferencia democrática del poder. Tenemos que esperar", dijo Alí Mohammed, un gerente de ventas que acampó en la plaza.
Bajo un cartel que proclamaba "el pueblo logró derrocar al régimen", otros dos manifestantes consideraran si deberían abandonar la plaza.
Khaled Abdel-Hamid, un miembro de la coalición que fomentó las protestas, dijo que no tienen un liderazgo unificado para determinar su partida, aunque existe el consenso de que la plaza no será vaciada hasta que vuelva a hablar el ejército.
"El ejército no ha precisado lo que piensa hacer los próximos días, por lo tanto, aquí estamos y aquí nos quedaremos", dijo Abdel-Hamid.
Reacciones en el mundo
La caída del presidente egipcio Hosni Mubarak fue saludada este viernes por los principales líderes mundiales y festejada en las calles de países árabes.
El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó que "el pueblo habló y Egipto ya no será más el mismo" y urgió al ejército egipcio a garantizar la transición hacia una "genuina democracia".
China espera una vuelta a "la estabilidad y orden público lo antes posible" en Egipto, al día siguiente de la caída de Hosni Mubarak, declaró este sábado un portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Ma Zhaoxu.
Egipto es uno de los dos únicos países árabes (el otro es Jordania) que tiene un tratado de paz con Israel, que no hizo en principio ningún comentario formal.
"Esperemos que en Egipto y en los países vecinos la transición hacia la democracia se realice sin sobresaltos" en Egipto y otros países árabes, dijo a la AFP un dirigente israelí que no pidió ser identificado.
"La voz del pueblo egipcio se escuchó", sentenció por su lado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en referencia a los 18 días de rebelión popular que derribaron a Mubarak, en el poder desde hacía 30 años.
Esperan democracia
Los dirigentes europeos abundaron en la necesidad de que el proceso egipcio conduzca a la democracia.
La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, afirmó que el cambio de régimen en el país norafricano abre la vía a "reformas más rápidas y profundas".
En Alemania, la jefa del gobierno, Angela Markel, se congratuló por el "histórico cambio" e instó al futuro gobierno egipcio a respetar "la seguridad de Israel" y el tratado de paz concluido con ese país en 1979.
El primer ministro británico, David Cameron, dijo que lo acaecido en Egipto es sólo "el primer paso" "hacia un gobierno democrático".
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, instó a las nuevas autoridades egipcias a organizar elecciones "libres y transparentes" y la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, consideró que la renuncia de Mubarak "facilitará una transición más rápida hacia la democracia".
El canciller ruso, Sergei Lavrov, mostró más cautela, al expresar su deseo de que el cambio de poder en Egipto "ayude a restaurar la estabilidad".
Voluntad del pueblo
Una explosión de júbilo recibió la noticia en Túnez, que el mes pasado inauguró las revueltas del mundo árabe con una insurrección que derrocó al presidente Ben Alí que gobernaba el país desde hacía 23 años.
Miles de personas festejaron igualmente la revolución egipcia en Qatar, cuyo emir expresó su "respeto por la voluntad del pueblo egipcio y sus opciones", según indicó un comunicado del Palacio.
La mutación política de Egipto también fue celebrada por Irán, enemigo jurado de Occidente, y por el movimiento islamista palestino Hamas, que gobierna la franja de Gaza.
"La voluntad del gran pueblo egipcio doblegó la resistencia y persistencia de dirigentes dependientes de los poderes mundiales. Es una gran victoria", dijo el canciller iraní, Ramin Mehmanparast.
"Pedimos a los dirigentes egipcios que levanten inmediatamente el sitio de Gaza y abran el paso" de Rafah, en la frontera entre el territorio palestino y Egipto, dijo a la AFP el portavoz de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri.
Reacciones en América Latina
El Gobierno brasileño expresó solidaridad con la población egipcia y manifestó su expectativa de una transición política en un "ambiente de paz y tranquilidad".
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, expresó asimismo su solidaridad y respeto por la lucha del pueblo egipcio y defendió su derecho a "decidir el rumbo" de su nación.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo estar dispuesto colaborar por la estabilidad y la democracia de Egipto.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, abogó por una "pacífica" transición hacia un "nuevo gobierno democrático".
También el Gobierno hondureño abogó por un diálogo entre las fuerzas sociales y políticas de Egipto a fin de lograr una transición pacífica a la democracia.
Araba Saudita se pronuncia
Arabia Saudita elogió este sábado la "transición pacífica" en Egipto, al día siguiente de la renuncia del presidente Hosni Mubarak a raíz de la revuelta popular, en un comunicado divulgado por la agencia oficial SPA.
"El gobierno saudita recibe favorablemente la transición pacífica del poder en el Egipto hermano", declaró un portavoz oficial saudita.
Es la primera reacción de las autoridades sauditas tras la salida de Mubarak, al que apoyaron hasta el final.
Riad "espera que los esfuerzos de las fuerzas armadas egipcias conduzcan al restablecimiento de la paz y de la estabilidad en Egipto, en preludio de la formación de un gobierno nacional que cumpla las aspiraciones del pueblo egipcio", agregó.
Un gobierno así, debería permitir a Egipto "continuar cumpliendo su rol histórico sobre los proyectos árabes, islámico e internacional", concluyó el portavoz en un breve comunicado publicado por la agencia.
Irán: fracaso de EU
El secretario del Consejo Supremo de la Seguridad Nacional iraní, Said Jalili, afirmó este sábado que la caída del presidente egipcio Hosni Mubarak demuestra el "fracaso de Estados Unidos y del sionismo en la región".
"La coincidencia de la caída de Mubarak con el aniversario de la revolución islámica de Irán demuestra que el 11 de febrero es el día de la victoria de los pueblos de la región, y el día del fracaso de Estados Unidos y del sionismo", declaró Jalili, citado por la agencia ISNA.
"Mubarak y sus apoyos estadounidenses escucharon la voz del pueblo egipcio con 30 años de retraso", añadió.
El jefe del parlamento iraní, Alí Larijani, afirmó que "los acontecimientos en Túnez y en Egipto son una llamada de atención para todos los dictadores que pudieron mantenerse en el poder oprimiendo a sus pueblos e ignorando sus peticiones reales", según ISNA.
©Univision.com y Agencias
Comentarios