Contraloría fustigó sistema de verificación de empleo

AFP | Feb 10, 2011 | 2:28 PM

Persisten discrepancias en la base de datos del E-Verify

WASHINGTON - Un programa que permite verificar que millones de personas poseen la documentación necesaria para trabajar en Estados Unidos es susceptible al fraude y a errores por inconsistencias en registros oficiales, determinó este jueves la oficina de contraloría del Congreso (GAO).
Durante el año fiscal 2010 (1 de octubre de 2009 al 30 de septiembre de 2010), el programa conocido como E-Verify procesó 16.4 millones de peticiones de verificación de documentos de más de 246,000 empleadores, según cifras oficiales.
"El fraude por robo de identidad sigue siendo un reto porque los empleadores pueden no ser capaces de determinar si los trabajadores están presentando documentos legítimos que son prestados o robados", indicó el informe de la GAO, presentado en una audiencia en una comisión legislativa.
El programa, opcional para los empleadores, "tampoco puede detectar casos en los que empleadores inescrupulosos asisten a empleados indocumentados", señaló el texto.
Discrepancia preocupante
Además, se han detectado discrepancias entre los registros oficiales y los datos que proporcionan los peticionarios, inhabilitándolos para trabajar.
En Estados Unidos viven unos 11,2 millones de indocumentados y de ellos 8 millones tienen un trabajo.
La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), que se encarga de E-Verify, no tiene la capacidad operativa suficiente para supervisar el programa en los lugares de trabajo, señaló GAO.
Pero E-Verify se ha ido expandiendo de forma paulatina y ha mejorado su precisión: durante 2010 en 98,3% de las solicitudes el programa determinó inmediatamente que las personas podían trabajar, defendió la directora asociada de USCIS, Theresa Bertucci.
"La crítica más válida a E-Verify es la del robo de identidad", pero "USCIS ha tomado medidas para ayudar a subsanar esa deficiencia", acotó el legislador republicano por Texas Lamar Smith, que preside la Comisión Judicial donde tuvo lugar la audiencia.
Lo quieren obligatorio
Smith afirmó que E-Verify debía hacerse obligatorio para todos los empleadores.
Pero la demócrata de mayor rango en la Comisión, Zoe Lofgren, afirmó que si eso sucede sin una reforma migratoria integral, "las empresas y los trabajadores serán alentadas a entrar en la ilegalidad".
"Enviar millones de trabajadores a las sombras no sólo costaría unos $17,300 millones en ganancias perdidas, sino que deprimiría los salarios y las condiciones laborales para todos los trabajadores", dijo Lofgren.
En combinación con la extensión de E-Verify, el gobierno de Barack Obama ha multiplicado por cuatro en los últimos dos años las inspecciones de empresas para detectar indocumentados, según cifras oficiales divulgadas recientemente.
©AFP
Comentarios